Por la boca muere el pez

miércoles, 12 de agosto de 2015

Foto: Szymon Brodziak
Ella pescaba todo a la primera, pero lo interpretaba a su manera. Le recomendaban, por las ventajas del omega 3, comer pescado azul tres veces por semana; a ella tres veces por semana le parecía poco en todo. El pescado azul reducía el riesgo de infarto; ella lo aumentaba. El pescado azul reducía el colesterol malo; ella aumentaba el bueno. Cuestión de refranero: "Por la boca muere el pez", "No hay que confundir pez y pescado", "Con la mujer y el pescado, mucho cuidado"…

0 comentarios: