Ojos verdes

viernes, 14 de agosto de 2015

Foto: Vincent Peters
El círculo cromático se resumía en sus ojos. En su pupila estaba la línea del horizonte. Cuando cerraba los ojos se apagaba la luz del mundo. Como mucho, se le permitía parpadear. El optimista decía que la miraba a los ojos para elevar su optimismo. El pesimista decía que, por tener los ojos verdes, no veía mejor que los demás. El realista decía que importaba más el color de la piel que el de los ojos. Quizás, si tuviese la piel verde, llamaría aún más la atención.

1 comentarios:

Licenciados Humanidades UDC dijo...

Don Rojillo, su blog está perdiendo interés. Tal vez usted opine que mantiene cierto grado de compomiso social a través de la literatura, el microrrelato pseudofeminista. Pero quienes habíamos pensado depositar nuestra confianza en su nuevo partido político esperamos algo más, o perderán nuestro voto. Usted, lo afirme o no, desea obtener un cargo en el área de educación. Si en primaria y secundaria el primer mal es el fracaso escolar, en el medio universitario permanece un sistema podrido donde la mala calidad de la enseñanza, la corrupción y la peor endogamia son los aspectos que lo caracterizan. ¿Lo resolverá contando historias?

Si no vuelve a los orígenes, su desembarco en Podemos habrá sido un mal fichaje, otro molusco vacío que solo está para hacer bulto y que tal vez contribuya al hundimiento del joven proyecto político. Su llegada ha sido el primer paso hacia el desengaño con Podemos.