La belleza efímera

miércoles, 1 de julio de 2015

Foto: Vincent Peters
Ambos eran evidentemente bellos, pero la belleza no era igual para ambos. Él creía que la belleza era divina, sobrenatural. Ella sabía que la belleza era humana, natural. Él creía que sólo se enamoraría de una mujer bella. Ella sabía que la belleza que atraía no coincidía con la belleza que enamoraba. Él creía que su rostro era el espejo de su alma. Ella sabía que su belleza sin humildad era vanidad. Él creía que la belleza era eterna. Ella sabía que la belleza era efímera. La creencia era imbécil, la sabiduría era implacable. La belleza se les iba esfumando.

0 comentarios: