Cuestión de altura

sábado, 11 de julio de 2015

Foto: Jan Scholz
Siempre fue de hablar bajo y vivir alto. Siempre fue de estar en lo más alto de la ciudad. Adoraba vivir en aquel piso alto, no por tener mejores vistas, por tener altas miras. Tenía balcón y no tenía ascensor. Para llegar a ella había que subir y subir, elevarse a lo más alto. Vivía tan alto que no estaba al alcance de cualquiera. Los que creían que era fácil subir a su piso eran los primeros en probar que cuanto más alto subían más grande era la caída. Había que estar a la altura.

0 comentarios: