Push up

martes, 2 de junio de 2015

Foto: Jordan Matter
Ella no necesitaba piezas sin costuras, ni ajustes precisos, ni tirantes transparentes, que le facilitasen contactos entre superficies delicadas y recogiesen sus formas curvilíneas. Ella no necesitaba copas con varillas ocultas, ni rellenos discretos, ni texturas especiales, que envolviesen sus volúmenes y los expusiesen como objetos de deseo. Ella no necesitaba materiales de última generación, ni encajes franceses, ni lencerías importadas, que le diesen categoría y disimulasen su condición de clase. Ella no sabía qué era un brasier push up, ni qué era eso de realzar el busto. Es más, al busto siempre le había llamado teta.

0 comentarios: