Paseando al tigre

domingo, 21 de junio de 2015

Foto: Sylvie Blum
Ella había leído que las rayas marcaban tendencia en la moda baño de ese verano. Lo tomó al pie de la letra, enganchó a su mascota, acudió a su playa de siempre, se desnudó como siempre y paseó por la orilla. Aquella playa, que era una playa desierta, nunca estuvo tan desierta. Ninguna ley, ningún cartel, le impedía estar desnuda. Sabía que podía estarlo en cualquier playa. Sabía que  pasear desnuda por la playa no era defender una filosofía vital, sino disfrutar de la naturaleza en un lugar donde la ropa no era necesaria. Sabía que no se podían bajar mascotas a la playa, pero decía que el cartel sólo prohibía el acceso con perros.

0 comentarios: