La importancia de sentarse bien

domingo, 7 de junio de 2015

Foto: Vincent Peters
De niña le enseñaron la importancia de sentarse como una señorita. De niña le enseñaron la importancia de sentar la cabeza. Le enseñaron que le bastaría sentarse con clase y sentar la cabeza para conseguir que, unos años más tarde, se sentasen a su lado hombres de clase alta, entre los cuales habría de escoger uno para sentar las bases de una familia asentada. Ella aprendió las lecciones sobre elegancia y estilo, pero les añadió anexos de elegancia innata y estilo propio. A medida que adquirió experiencia, se sentó como pocas, se sentó con muchos, no se asentó con ninguno.

0 comentarios: