Planchadora

lunes, 11 de mayo de 2015

Foto: Helmut Newton
Él le decía que había poco trabajo. Le decía que debería estar agradecida por tener aquel trabajo. Le decía que debería sentirse realizada con aquel trabajo. Le decía que debería estar contenta para trabajar bien. Le decía que debería trabajar bien para estar contenta. Le decía que eso del trabajo digno era una milonga política de unos que no trabajaban. Le decía que él le había dado ese trabajo, por eso era su dueño. Él le decía… pero ella pensaba que sólo los tontos eran felices con su trabajo.

0 comentarios: