Un poema en tu costado

domingo, 26 de abril de 2015

Foto: Ella Knight
Ahora que me dejas escribir un poema en tu costado, me cuesta escoger qué versos tatuar para siempre en tu piel. Tienen que ser versos cortos, pero cortos de larga duración. Tienen que ser versos que encajen en tu cuerpo, pero en tu cuerpo el lenguaje se convierte en escultura. Tienen que ser versos que den respuestas a lo que buscas, pero tú no haces preguntas. Tienen que ser versos amargos, pero con una pizca de dulzura. Ahora que me dejas escribir un poema en tu costado, no me atrevo, no soy nadie para hacerlo. Sólo tú puedes escribirlo, yo me conformaré con leerlo y releerlo, seguirlo y recorrerlo… cada día.

0 comentarios: