Saber sentarse

domingo, 12 de abril de 2015

Foto: Phillip Ritchie
Desde niña le enseñaron a sentarse, a sentarse con estilo, con clase, con el estilo propio de su clase. Aprendió pronto a sentarse, pero nunca sentó la cabeza. Hizo suyo el estilo de los de su clase, pero lo utilizó a su modo para vivir de un hombre de clase alta y disfrutar de hombres y mujeres de toda clase y condición. Pasados los años, le bastaba con poner la elegancia, el estilo se lo dejaba a su modisto. Ya no era cuestión de estilo, sino de experiencia.

0 comentarios: