La crisis y el glamour

jueves, 9 de abril de 2015

Foto: Jan Scholz
Ella no está hecha para esta crisis. El hundimiento de su entorno no va a traer su hundimiento personal. La ciudad de la producción en cadena ha echado el candado a muchas industrias, pero no es una crisis de producción industrial, sino de especulación financiera. Qué se lo digan a ella, a la que le sobraban contactos en las altas finanzas, otrora hombres de hierro hechos a sí mismos, ahora hombres de paja preocupados por salvarse a sí mismos. Quien piense que ella es un producto de consumo, de usar y tirar, se equivoca. Ella sabe que no es la esperanza lo último que se pierde, lo último que se pierde es el glamour.

0 comentarios: