La bibliotecaria

sábado, 25 de abril de 2015

Foto: Erica Simone
Yo tenía un problema con mi vecina bibliotecaria. Mientras yo discutía sobre el tipo de impuesto con que gravar los libros o si el gravamen de los libros electrónicos debían ser el mismo que el de los libros impresos, ella se limitaba a trabajar en la biblioteca pública del barrio. Sabía dónde estaba colocado cada libro, porque los había colocado todos; sabía el contenido de cada libro, porque los había leído todos; sabía los libros de cada autor, porque los había clasificado todos. Estaba tan absorta en su trabajo que se olvidaba de otros pequeños detalles, detalles que a mí me convirtieron en un asiduo de aquella biblioteca. Yo tenía un problema con mi vecina bibliotecaria… El problema era yo.

0 comentarios: