Envidiable y envidiada

martes, 21 de abril de 2015

Foto: Andrey Razoomovsky
Ella sabía que cuando pasaba los demás se giraban, miraban, se asombraban, envidiaban. Ella sabía que era digna de envidia, pero no por ello era presuntuosa, era presumida. Ella sabía que para ellos era envidiable, apetecible, codiciable, deseable, inalcanzable. Ella sabía que para ellas era envidiada, admirada, censurada, criticada, imitada. Ella sabía que, si la envidia derivaba en rencor y el rencor en rumor, los envidiosos tenían un complejo de inferioridad que ella ponía en evidencia. Ella sabía que no la insultaban a ella, se insultaban a sí mismos.

0 comentarios: