El gato en la ventana

domingo, 19 de abril de 2015

Foto: Matt Blum
Yo tenía un problema con la vecina de enfrente. Antes, todos los días, cuando salía el sol, ella recibía al sol desnuda sobre el alféizar de la ventana. Me obligaba a madrugar, pero me animaba el día. Ella era una atrevida, yo no me atrevía más que a contemplarla, sin que ella me viese (o eso creo). Yo tenía un problema con la vecina de enfrente que me iba a obligar a cambiarme de casa… Hasta que alguien le regaló ese maldito gato por el cual la vecina tiene siempre las persianas bajadas. Yo tenía un problema con la vecina de enfrente, ahora tengo un problema con el gato de la vecina de enfrente… El problema soy yo.

0 comentarios: