Ajustes

martes, 14 de abril de 2015

Foto: Phillip Ritchie
Expresión de pánico primaveral: "¡Tengo que entrar en ese vestido!". Expresión difícil de comprender. En un vestido no hay que entrar. En la primera acepción del diccionario, un vestido es para cubrir el cuerpo. En la segunda, un vestido es un traje enterizo de mujer. Una mujer enteriza, es decir, de una sola pieza, no se preocupa por entrar en un vestido, lo desliza sobre su cuerpo para cubrirlo total o parcialmente y, si no se ajusta, lo regala, lo tira o lo destroza. Una mujer no enteriza, al no entrar en el vestido, se pone a dieta, anda, corre, nada o vuela. A algunas les da por cavilar, a otras por la cavitación.

0 comentarios: