Indiferencia

sábado, 14 de marzo de 2015

Foto: Steven Meisel
Él pensaba que era odio. Ella callaba. No sabía cómo decirle que no sentía odio por él, sino indiferencia. Para haber sentido odio por él tenía que haberle importado él algo alguna vez. Su indiferencia era aún más dura, porque esperaba poco de él y él no le dio nada. Su cheque de indiferencia tenía mucho más valor que todos los cheques de él.

0 comentarios: