Grafiti de provincias

lunes, 2 de marzo de 2015

Foto: Alexei Bazdarev
En la ciudad de provincias no hay art-graffiti de pared ni bombing de vagón, porque no hay hip hop ni hay metro. Escasean las piezas policromadas, incluso los trhow-ups bicolores. Apenas hay grafiti público con eslóganes políticos ingeniosos (algún plantillazo en blanco y negro). En la ciudad de provincias la pintada ilegal, la rebeldía mural, el impacto brutal y la firma personal se ven mal. El grafitero ha de actuar rápido y oculto. Por eso, en la ciudad de provincias sólo hay tagging (etiquetas, firmas, acrónimos, apodos) y "letrining" (mensajes detrás de las puertas de los aseos).

0 comentarios: