Escándalo público

viernes, 6 de marzo de 2015

Foto: Szymon Brodziac
Historia: La Ley de vagos y maleantes de finales de la autarquía servía también para limpiar las calles de pervertidos. Pero había discriminación por sexo. Para el régimen franquista los maricones eran delincuentes; las lesbianas eran pecadoras. A los maricones se los detenía, encarcelaba o deportaba; a las lesbianas se las ignoraba, ninguneaba o mandaba al confesionario. Los maricones eran mal vistos; las lesbianas eran invisibles. Actualidad: La legislación ha cambiado, la percepción social también. Pero: ¿Ha cambiado igual para ellos que para ellas? ¿La situación de la foto sería objeto de escándalo público? Por cierto, desde hace veinte años tampoco hay ley de escándalo público.

0 comentarios: