Las doce uvas

martes, 17 de febrero de 2015

Foto: Cristina Otero
Comer doce uvas para cerrar el año y hacer buenos propósitos para el siguiente es tradición popular copiada de tradición burguesa. Tradición española copiada de tradición francesa. Los ricos franceses las acompañaban de champagne brut nature. Los pobres españoles las acompañaban de campanadas de reloj público. A finales del XIX la costumbre tenía un aire contestatario. A principios del XX un aire comercial la extendió: había que colocar en el mercado un excedente de uva del Vinalopó. Luego vendrían el cava y las campanadas televisadas. Algunos se creen que por comer doce uvas cada día se van a cumplir sus propósitos. ¿Por quién doblan las campanas?

0 comentarios: