La gallinita ciega es un juego

lunes, 9 de febrero de 2015

Foto: Signe Vilstrup
La gallinita ciega es un juego. Los jugadores tapan con un pañuelo los ojos de un compañero al que llaman gallinita. Dan vueltas a la gallinita hasta que pierde el sentido de la orientación. Mientras la gallinita se tambalea cual peonza, le gritan para orientarla-desorientarla: "¡Izquierda, no, no, no! ¡Derecha, derecha, más a la derecha!". La gallinita intenta agarrar a cualquiera. Si lo consigue, ha de identificarlo, palpando, pero sin pasarse. Si lo identifica, el capturado la sustituye en puesto tan denigrante. A veces acaba en el puesto de gallinita algún gallo de corral. Jugar a la gallinita ciega en el corral de la política acaba beneficiando al zorro.

0 comentarios: