El rechazo de la milonga

domingo, 22 de febrero de 2015

Foto: Isabel Muñoz
La milonga es la habanera del pobre. La milonga de aldea nace del candombe, el choro, la chamarrita y la guajira. La milonga de ciudad nace del tango. La milonga tiene un compás menos cuadrado que el del tango, una letra más pícara y una intención menos llorona. La milonga es más atrevida que el tango. Suena la milonga, el hombre invita al baile con un simple giro de cabeza, la mujer acepta o niega con otro gesto simple. En la milonga se evita el rechazo evidente. En la política, cuando nos vienen con milongas, el rechazo es evidente.

1 comentarios:

Chu Ling dijo...

Mi Lon Ga fue un gran dirigente de de mi gran país.