El círculo vicioso

sábado, 14 de febrero de 2015

Foto: Dani Olivier
La crisis no es un círculo vicioso, es un cuadrado. En sus cuatro vértices están: gobiernos liberales, bancos centrales, empresas especuladoras y paraísos fiscales. Los gobiernos dotan de infraestructuras a los paraísos fiscales. Los bancos y empresas instalan sedes en los paraísos fiscales. Cuando la especulación falla, los gobiernos inyectan dinero a los bancos. Los bancos dedican ese dinero a reajustar sus cuentas, antes de prestárselo a las empresas en apuros. El dinero no llega a la economía real. Los trabajadores pagan la crisis. Los trabajadores no son un vértice. Muchos acaban fuera del cuadrado. Entre el infierno laboral y el paraíso fiscal no hay purgatorio.

0 comentarios: