Amor de altura

martes, 3 de febrero de 2015

Foto: Luxury Network

Las compañías aéreas no permiten hacer el amor dentro de un avión en vuelo. Aunque en el hilo musical suene repetidamente "Love is in the air" de John Paul Young, no es así. Las compañías no permiten las malas compañías ni los actos impuros, por arriesgados, debido a la altura, y por pecaminosos, debido a la proximidad al cielo. Ahora bien, si una compañía aérea demuestra la eficacia de la fecundación en sus vuelos transoceánicos, a más de treinta mil pies, y lanza una oferta a parejas en luna de miel (procreación creativa en vez de copulación lasciva), tiene garantizada la rentabilidad económica, social y moral.

0 comentarios: