La de Dios

sábado, 10 de enero de 2015

Foto: Marco Sanges
Éstos actuaron como Dios manda, pero aquéllos montaron la de Dios y ahora, dejados de la mano de Dios, a éstos les va a costar Dios y ayuda volver a vivir como antes, mientras aquéllos continúan viviendo como Dios. Ahora, unos piden que venga Dios y lo vea, otros que sea lo que Dios quiera y algunos que no venga ni Dios, que ya ha demostrado su fracaso. Como el poeta Benedetti uno se pregunta: ¿Y si Dios fuera mujer?

0 comentarios: