Guiño

viernes, 23 de enero de 2015

Foto: Cristina Otero
Guiño a la izquierda, guiño a la derecha. El guiño es un gesto que busca la complicidad del otro. Para guiñar hay que cerrar un ojo. Tal como están las cosas, hay que reabrirlo enseguida. Un guiño incierto es un guiño de tuerto. Un guiño repetido es un tic. El guiño confunde. La mirada al frente es la que da credibilidad.

1 comentarios:

Deleg. Estudiantes Humanidades dijo...

«Las cosas bellas y claras no se miran así, sino con los dos ojos sinceramente, de frente». J.A.P.R.