Sobran bancos

viernes, 28 de febrero de 2014

Foto: Eduardo Peris
Sobran bancos, pero no éstos. El gobierno conservador del ayuntamiento sevillano no quiere conservar bancos, aunque sean de forja. En la plaza del Pelícano (casco histórico de Sevilla, España) había unos bancos forjados. El alcalde popular ha mandado retirarlos, a petición de los vecinos de la plaza. ¿De quién eran los bancos? ¿De los vecinos de la plaza del Pelícano? ¿De los vecinos de Sevilla? ¿Del ayuntamiento? ¿Del alcalde? ¿Del PP?... ¿Por qué se han retirado los bancos? Porque los sentados sobre ellos hacían demasiado ruido de noche y de madrugada, interrumpiendo el derecho al sueño reparador de los vecinos de la plaza. ¿Es cuestión de derechos humanos? ¿Es cuestión de educación cívica? ¿Es cuestión de mobiliario urbano? Según las autoridades populares, todos los vecinos de la plaza han firmado pidiendo la retirada de los bancos del ruido. Según los vecinos, no se ha dado tal unanimidad reinvindicativa. La diversidad social caracteriza a los vecinos. En el entorno de la plaza hay viviendas de protección oficial, propiedad de habitantes pobres, y viviendas de lujo, propiedad de habitantes ricos. La diversidad auditiva caracteriza a los vecinos. Los ricos parecen tener más sensibilidad ante la contaminación acústica y más poder de influencia ante el ayuntamiento. Discernir si la necesidad de descanso nocturno es diferente entre ricos o pobres, trabajadores o parados, rentistas o pensionistas, sería demagogia. La solución wrecking ball adoptada es drástica, pero no irreversible. Ahora bien, plantea dudas sobre su eficacia: ¿Se hace más ruido sentado que levantado? ¿Se beben menos litronas estando de pie? ¿Se fuman más canutos estando sentado? ¿Se tiran menos colillas, papeles, envases, botes y botellas estando de pie? Siempre habrá quien diga que la enseñanza debe ir por delante de la ordenanza. Siempre habrá quien diga que algunos confunden la ordenanza y la gobernanza. También plantea dudas sobre su filosofía: ¿Una plaza sin bancos es plaza? ¿Un país sin bancos es país?

Robar bancos y viceversa

miércoles, 26 de febrero de 2014

Foto: Nick Kelly
Robar bancos y viceversa, la perversión del lenguaje, la perversión del personaje. Se dice en el refranero que "Quien roba a un ladrón tiene cien años de perdón". Se dice en La Celestina que "Quien engaña al engañador…". Se dice en la cultura popular lo que el pueblo quiere escuchar. Se dice en el gobierno que el robo es excepcional. Se dice en el pueblo que el robo es habitual. Si el que roba se sitúa del lado del pueblo, se ve bien. Jaime Jiménez no es un Jiménez cualquiera, es El Solitario, un conocido ladrón de bancos, ahora detenido, que se defiende con verborrea popular: "¡Yo no robo bancos, yo los expropio!", "¡Yo cobro un impuesto revolucionario a los bancos!", "Son los bancos los que roban en connivencia con el poder estatal y político", "Mi filosofía siempre ha sido no declarar a Hacienda y trabajar en la economía sumergida". Si tales afirmaciones fuesen sometidas al refrendo popular, contarían con un 110-120% de apoyo (incluidos los ilegales no empadronados). Robin Hood siempre encandiló a Juan Pueblo, pero los del pueblo se arman bastante lío a la hora de apoyar a Juan Sin Tierra o esperar a un Rey Ricardo que vuelva de Las Cruzadas. Los del pueblo se quedan con la épica del bandido que se esconde en el bosque de Sherwood, del que sólo sale para robar a los ricos y dárselo a los pobres o simplemente para cabrear al sheriff de Nottingham. Los del pueblo apoyan a los que se burlan de las autoridades, como El Solitario. Las autoridades fiscales solicitan para El Solitario penas de más de 15 años de cárcel por delitos de robo con violencia, depósito de armas de guerra y falsificación continuada de documento público. Matizar siempre está bien. Robin Hood robaba y daba lo que robaba; El Solitario robaba y se quedaba lo que robaba. Robin Hood era ladrón y héroe; El Solitario era ladrón. Expropiar es desposeer a un propietario por razón de interés público; el interés de El Solitario fue siempre privado. Cobrar un impuesto revolucionario es una extorsión económica llevada a cabo por un grupo terrorista; El Solitario sembraba el terror en las entidades bancarias en solitario. La economía sumergida es la economía que elude el fisco; para algunos economistas la economía sumergida no siempre es delictiva. Hay ladrones de bancos; hay ladrones en los bancos. Ya decía Bernard Shaw que "El dinero no es nada, pero mucho dinero ya es otra cosa".

El desnudo y el poder

jueves, 20 de febrero de 2014

Francis Picabia: Lady in the face of Idol
El desnudo y el poder. El poder del desnudo. El poder desnudarse es un derecho. El poder del desnudo es un hecho. El desnudo y el poder están relacionados desde antiguo. Luz Neira, profesora de Historia Antigua de la Universidad Carlos III de Madrid, ha investigado esa relación en los mosaicos romanos, encontrando similitudes evidentes con la actualidad. La relación perdura porque "la construcción de los cuerpos no es natural ni casual, como a veces se nos quiere hacer creer, sino más bien el resultado de relaciones de poder bien establecidas en una sociedad y promovidas por quienes ejercen ese poder". Sorprende que perdure el canon de belleza femenina, con mujeres estilizadas. Sorprende que perdure el desnudo mitológico, con el desnudo mitómano. Sorprende que perdure la discriminación entre desnudos, con el tratamiento diferente entre cuerpos femeninos y masculinos. Pero, no hay que caer en el error de las traslaciones históricas, de los mimetismos anacrónicos. Las circunstancias y las mentalidades son otras. Advierte la investigadora que el desnudo actual no refleja una "disponibilidad hacia el otro", como en los mosaicos romanos, sino refleja una decisión consciente de la mujer sobre su propio cuerpo, que muestra u oculta según su deseo o reivindicación, lo cual no deja de ser una muestra del poder femenino. No obstante, se da una curiosa coincidencia atemporal. Los mosaicos estaban sólo en las casas de los patricios ricos. Los ricos marcaban las reglas del poder. Las reglas dictaban normas morales estrictas para el espacio público, a la vez que permitían normas morales laxas en el espacio privado. La hipocresía social y la relajación moral. Los ricos y la vieja ley del embudo. Las relaciones de poder y las relaciones de placer. Ya decía el pintor Francis Picabia que "La moral es la espina dorsal de los imbéciles". Picabia tanto fue impresionista como dadaísta, fauvista o cubista; en cualquier caso, vanguardista.



El cuerpo y el uniforme

lunes, 17 de febrero de 2014


La Guardia Civil es un cuerpo, forma parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Aunque nominalmente civil, el cuerpo es militar. El cuerpo tomó forma de instituto armado hace más de siglo y medio. El cuerpo se mueve normalmente por montes y descampados en parejas, como otros cuerpos y otras parejas. El cuerpo es un cuerpo más uniformado que uniforme. En materia de uniformidad, el cuerpo comenzó usando uniforme azul marino con cuello, vueltas y bocamangas granates, que fue dando paso a un predominio del verde, cada vez más oscuro, desde que, tras la Guerra Civil, al cuerpo de la Benemérita se unió el cuerpo de Carabineros y sobre todo desde que, tras la crisis, el verde fuese combinado con el negro. El paso del tricornio a la teresiana, la boina y la gorra marcó el tránsito de la prestancia y elegancia diseñadas por el Duque de Ahumada a la comodidad y funcionalidad marcadas por los actuales mandos del cuerpo. El cuerpo es un cuerpo seguro, serio y sobrio. El cuerpo siempre ha estado con el pueblo. Era tradicional la utilización del uniforme del cuerpo en disfraces, farándulas, comparsas y chirigotas carnavalescas. Pero, los gobernantes actuales, conservadores selectivos de tradiciones, ven menoscabada la autoridad del cuerpo con tanto cachondeo festivo. Por eso, en el Boletín Oficial del Estado acaban de publicar una orden del Ministerio del Interior que regula el uso general del uniforme y los complementos del cuerpo, que en su artículo séptimo, apartado tercero, dicta: "El uniforme de los miembros del cuerpo de la Guardia Civil o cualquiera de sus prendas singulares o significadas será de utilización exclusiva y única por los integrantes del mismo y por el personal retirado, en las situaciones y condiciones aquí reguladas; quedando prohibido su uso público en las demás circunstancias, así como por personas ajenas al instituto armado, salvo que expresamente se autorice, previa solicitud, por razones de interés profesional, social o cultural". La interpretación, incluida la de páginas del cuerpo, es automática: el gobierno del PP prohíbe disfrazarse de guardia civil en carnavales. La tierna imagen de niños con bigote y tricornio junto a monjas de clausura o la provocadora imagen de macizas despechadas mostrando el cuerpo del cuerpo han de pasar al archivo de una memoria histórica que conviene ir olvidando. La orden prohíbe incluso a un miembro del cuerpo ir uniformado en carnavales, si no se halla en acto de servicio. La polémica popular llega al Parlamento como bumerán para el Partido Popular. El portavoz de Izquierda Plural, indignado, acusa al Gobierno de prohibir a los gaditanos disfrazarse de miembros del cuerpo durante su fiesta de carnaval, aunque esté declarada fiesta de interés turístico internacional. El ministro del Interior, indignado, responde que la orden sólo regula el uso reglamentario del uniforme del cuerpo, no prohíbe a quien quiera disfrazarse de guardia civil, siempre que no lo haga para "suplantar la personalidad de alguien del cuerpo y aprovecharse de ello para delinquir". Así, el ministro se centró en el cuerpo en vez de centrarse en el cuerpo del delito: la creciente criminalización de las protestas callejeras. Hubo Guerra Civil, hay Guardia Civil… quizás falte una derecha civilizada. Ya decía Balzac que el cuerpo y el espíritu tienen memorias diferentes.

El coolhunter, la moda y la política

sábado, 15 de febrero de 2014

Foto: Andrey Yakovlev
El coolhunter es un cazador de tendencias, un experto en marketing, mejor dicho, un experto en consumo de masas, que anticipa a su empresa las tendencias sociales. El coolhunter típico presta sus servicios a la industria de la moda. El coolhunter ha de ser un experto en captar y analizar hábitos de consumo y estereotipos de consumidor, sobre todo hábitos y estereotipos para un futuro inmediato. Como todo buen cazador, ha de ser un buen explorador, porque de la exploración sale la prospección. Las reservas de caza del coolhunter son las calles asfaltadas y las redes cibernéticas. Las armas de caza del coolhunter son las cámaras digitales y las tabletas informáticas. El colhunter ha de ser certero a la hora de apuntar. El coolhunter ha de ser sintético a la hora de informar. El coolhunter actúa presionado por el sistema just in time, que le exige rapidez. El coolhunter no puede ser un cazador aventurero y romántico, como Robert Redford en Memorias de África, que espera a que Meryl Streep resuelva sus dudas de consumo emocional. El tiempo de Nueva York, Londres, París o Milán no es el tiempo de la sabana de Kenia. La caza tiene similitudes, pero también diferencias. El coolhunter profesional puede trabajar como autónomo, como empleado de una agencia de publicidad o como empleado de una firma de moda. El coolhunter profesional cobra en dinero y cobra bien. El coolhunter aficionado, a tiempo parcial, cobra en especie y cobra bien. Uno y otro son expertos en gestión de la información y en percepción de la vida; ambas cualidades están bien pagadas. Por la política deambula el coolhunter, el cazador de tendencias de voto, a partir de su conocimiento de los movimientos sociales y de las redes sociales. Hay diferencias básicas entre la política y la moda. El coolhunter de moda caza tendencias de consumidores. El coolhunter de política caza tendencias de ciudadanos. El coolhunter de moda se limita a cazar tendencia. El coolhunter de política no se limita a la tendencia; confunde tendencia con querencia; quiere influir en los ciudadanos; quiere crear opinión. No se confundan: el que influye no es un coolhunter, es un trendsetter.

Estafa piramidal

viernes, 14 de febrero de 2014

Acierta el colectivo CrimethInc cuando propone una ilustración tragicómica para que reflexionemos sobre la estafa piramidal del sistema capitalista. Acierta provocando: "No hay espacio suficiente en la cúspide. Da igual lo duro que trabajemos. Ningún esquema piramidal puede expandirse eternamente. Tarde o temprano está condenado a desmoronarse. El cambio climático y la crisis son las primeras grietas". Esta es la ilustración para la reflexión:

Ilustración: CrimethInc

Tras haber reflexionado sobre la estafa piramidal del capitalismo, reflexionemos sobre CrimethInc. El colectivo toma el nombre del "crimenthink", el crimental o crimen de pensamiento de Orwell. Sus miembros no saben si son o no son miembros. Pueden ser individuos, células autónomas o grupos de afines. No saben quiénes son ni qué son. No saben si son anarquistas, punkies, anarco-punkies, altermundistas, indignados o iluminados. Pero de eso se trata; de qué se trata, que me opongo. Se oponen al sistema capitalista, al sistema comunista, al estado capitalista, al estado socialdemócrata, al parlamentarismo representativo... Como decía Tucholsky del soldado fanático: "Si apunta otra vez, disparará contra camaradas, contra trabajadores, contra hombres que se encuentran bajo el yugo del capitalismo lo mismo que él, fanático soldado; a quienes hay que disparar, los verdaderos culpables, jamás podrá apuntarles". Claro que Tucholsky se la jugaba ante los nazis, ante bandas que no eran bandas de punk hardcore, como Catharsis.


Foto: Michael Oswald

Asimetrías de poder y salud

miércoles, 12 de febrero de 2014

Foto: André Brito

La asimetría de poder deriva en la asimetría de salud. Los conceptos parecen abstractos, más abstractos si son formulados a escala global. Pero, la concreción y la regionalización son terribles, traen desnutrición, hambre, enfermedad y muerte a territorios y habitantes pobres. Durante un par de años, la Universidad de Oslo reunió a expertos en política, salud, desarrollo y derechos humanos, que investigaron la relación entre ambas asimetrías y publicaron los resultados en The Lancet. Según el informe, la equidad sanitaria ha ido perdiendo peso relativo en las políticas nacionales a medida que prevalecían las decisiones de gobernanza global elitistas, las decisiones financieras especulativas, las decisiones políticas "austericidas", las decisiones empresariales corporativas y las decisiones mercantiles opresivas en cuanto a movimientos de capitales, productos financieros tóxicos, rescates bancarios, reformas laborales retroactivas, excedentes agrícolas, precios alimentarios, etcétera. Según el informe, la producción mundial de alimentos permitiría atender un 120% de las necesidades dietéticas, pero la seguridad alimentaria no está garantizada porque tiene prioridad la riqueza sobre la salud. Mientras en los países pobres aumenta la brecha social, los más ricos se hacen más ricos y los más pobres sufren de falta de alimentos y hambre. Mientras en los países ricos aumenta la brecha social, los más ricos se hacen más ricos y los más pobres comienzan a sufrir de escasez de alimentos y desnutrición. La paradoja es que en los países ricos cada vez son más los que sufren de mala salud por sobrealimentación y obesidad. Los avances en biomedicina (vacunas, medicamentos, diagnósticos) no son suficientes para reducir la asimetría de salud. Como advierte Ole Petter Ottersen: "Ha habido grandes avances en la detección de enfermedades y el tratamiento de enfermos en el ámbito de la salud en las dos últimas décadas, aunque sólo una pequeña parte de la población mundial se ha beneficiado (…) Se requiere un acuerdo global para que el crecimiento económico vaya paralelo a la equidad en salud". Cuestión de voluntad política, no sólo nacional, pero también nacional. España es cada vez más asimétrica.

Médicos por azúcar

lunes, 10 de febrero de 2014

Foto: Eduardo Peris
Médicos por azúcar, salsa por samba. Hay ejemplos de colaboración internacional para el desarrollo más allá del FMI. Cuba y Brasil cambian Mariel, cambian el Caribe, cambian las pautas del subdesarrollo. Mariel era un pequeño puerto, complementario del de La Habana, que pasa a ser su sustituto. Mariel era conocido por un suceso contra revolucionario: el éxodo de Mariel. Tras un conflicto diplomático, más de 125.000 cubanos, los "marielitos", salieron de la isla en 1980 hacia Florida (USA), en la mayor emigración organizada de "indeseables", según las autoridades, o "desesperados", según los promotores. Eran épocas del modelo centro-periferia, de relaciones desiguales de poder entre países. El bloqueo sigue, pero la isla no se hunde. La Habana ha perdido calado, pero Mariel lo consigue, con ingeniería e ingenio. Dos países con gobiernos progresistas, dispuestos a colaborar en plano de igualdad, no de explotación. Brasil pone la infraestructura y la inversión. Cuba pone la cultura y la formación. Cuba obtiene los ingresos y los avances. Brasil obtiene los recursos y los profesionales. Brasil ha invertido 1.000 millones de dólares en el nuevo puerto de Mariel, que tendrá capacidad de atraque para los mayores cargueros, atraviesen o no el Canal de Panamá, y capacidad de almacenaje en una terminal que moverá un millón de contenedores anuales, convirtiéndose en un puerto logístico de gran valor geoestratégico. A cambio, Mariel provocará otro éxodo: 11.000 médicos cubanos prestarán servicios en pueblos brasileños que  no cuentan con ellos. Brasil pagará a Cuba 500 millones de dólares cada año por estos profesionales. Cuba pagará a Brasil el crédito para la construcción de sus instalaciones portuarias. Los países firman convenios, las empresas buscan su encaje en ellos. Laboratorios brasileños se instalan en Mariel para producir medicinas con patentes cubanas que surtirán al mercado sudamericano de genéricos. Empresas agrarias brasileñas (soja, azúcar…) se instalan en Cuba con fuertes inversiones. Tiene valor geopolítico que la Oderbrecht se haga cargo de la gestión de un ingenio azucarero, aunque la propiedad sigue siendo estatal. Médicos por azúcar. En la isla hay azúcar porque hace calor. Ya decía Fidel Castro que las soluciones de los problemas de Cuba "no pueden seguir dependiendo de los fríos cálculos sobre ganancias que tracen diez o doce magnates en sus despachos con aire acondicionado".

La emancipación fallida

sábado, 8 de febrero de 2014

Foto: Damián Carrera
Hace unas décadas la emancipación de los jóvenes era una meta. La crisis actual ha conducido a la emancipación fallida. Los jóvenes que estaban en casa siguen en casa, los que se fueron de casa vuelven a casa. En casa, los jóvenes dependen de los padres y los padres de los abuelos, engranando una cadena de dependencia que los analistas modernos denominan familia multigeneracional, que recuerda demasiado a la familia extensa de la Postguerra. Reunidos en un foro sobre Adolescencia y Juventud en España, celebrado en el Centro Reina Sofía, los expertos han presentado el informe La sombra de la crisis: la sociedad española en el horizonte 2018. La sombra es sombría. La sombra es borrosa y brumosa. La sombra es opaca y oscura. La sombra de la brecha social es alargada, como la del ciprés de Delibes. La sombra del pesimismo es alargada, como la del argumento de la novela de Delibes. De poco sirven los focos de optimismo propagandístico de la derecha gobernante. Según el informe, dentro de un quinquenio el PIB per cápita seguirá como hace un quinquenio, más de dos de cada diez activos seguirán siendo parados, la clase alta será más alta, la clase media será menos media, la clase baja será más baja, los pobres extremos estarán desclasados, los marginados estarán excluidos. El hartazgo de la clase alta, la inanición de la clase media y el hambre de la clase baja afectarán directamente a los jóvenes, más a ellas que a ellos. Cuando se agudiza la pobreza, se feminiza la pobreza. Entre 2014-2018 las mujeres españolas de 18-34 años sin emanciparse seguirán diez puntos por encima de la media europea. Los recortes en materia de dependencia las convertirán en cuidadoras sin salario, cuando no en cuidadas. A la par, los ideólogos del natalismo las acusarán de ser egoístas, por no afrontar una natalidad deseable, por no traer españolitos al mundo. Según los expertos, "entre 2014-2018 asistiremos al debilitamiento inexorable y profundo de nuestro Estado de Bienestar; cabe esperar que pasemos de un modelo socialdemócrata a uno neoliberal, con el acento hacia una configuración societaria como la estadounidense, caracterizada básicamente por el adelgazamiento de las clases medias, la polarización social entre ricos y pobres, la desigualdad de la renta y el crecimiento de las clases populares". En el plano político, el informe vaticina una juventud que será más solidaria, que "pasará del yo al nosotros", que defenderá la cooperación, que reivindicará la regeneración política, que desconfiará de los partidos, que desconfiará de los sindicatos, que confiará en los movimientos sociales asamblearios, que no se sentirá de izquierdas o derechas, que se sentirá protagonista de una nueva política… pero que a la hora de votar dudará entre el abstencionismo, el voto nulo, el voto en blanco, el voto de castigo, el voto simbólico o el voto utópico. Como decía Perich: "Los jóvenes están convencidos de que poseen la verdad; desgraciadamente, cuando logran imponerla ya no son jóvenes, ni es verdad". La emancipación exigía compromiso y responsabilidad. Sería bueno que la emancipación fallida no condujese a una generación fallida.

Del marketing al mercadeo

jueves, 6 de febrero de 2014

Foto: Julia Skalozub
El diccionario de la Real Academia Española de la Lengua tuvo que admitir "marketing", porque el sistema económico se sustenta sobre el marketing y porque el sistema político también. No obstante, la Real Academia, defensora quijotesca del español, recomienda, sin éxito, "márquetin" o, con cierto éxito entre técnicos sectoriales, "mercadotecnia". La mercadotecnia es el conjunto de técnicas comerciales para hacer más rentable un producto (definición demasiado doméstica). El marketing es más, es una filosofía de dirección (definición demasiado absurda, por denominar filosofía a lo que no es filosofía). El marketing es una estrategia para alcanzar objetivos, es decir, beneficios, identificando las necesidades del mercado, creando nuevos deseos, adaptando la oferta a la demanda, creando nuevas demandas, actuando de modo más eficiente que los competidores. El buen empresario busca un buen mercadólogo, al que paga bien. El mercadólogo diseña una estrategia mercantil que combina el valor del producto, el precio competitivo, la relación de confianza mutua entre empresa y cliente, la empatía con la empresa y la fidelización del cliente para aumentar los beneficios. Es cuestión de valor y satisfacción. El valor del producto no es sólo su coste, ni siquiera incluyendo en el mismo el tiempo empleado, el desplazamiento realizado, el gasto energético o el esfuerzo dedicado a su adquisición. El valor del producto es también el beneficio que reporta al consumidor, incluyendo el agrado, el estatus, el placer, la presencia, la apariencia, la complacencia. Por eso, el mercadólogo crea propuestas de valor de producto que atienden a la satisfacción del consumidor. La satisfacción depende de la percepción de la oferta, de la comparación con otra oferta, de la expectación suscitada, de la novedad, de la presentación del producto, del estado anímico del consumidor y del estado anímico del conjunto de los consumidores. Lo que sigue es una breve reflexión sobre un ejemplo de éxito de la mercadotecnia: Mercadona (Valencia, 1977). Es la segunda empresa familiar más grande de España, tras El Corte Inglés, y una de las cien más grandes del mundo; propiedad de Juan Roig, segunda fortuna del país en el ranking de Forbes, tras Amancio Ortega y su imperio Zara. La cara A del éxito: empresario hecho a sí mismo, cultura del esfuerzo, supermercado urbano de proximidad, tienda de confianza, surtido amplio de productos de consumo cotidiano, buena relación calidad-precio, alta proporción de marca blanca, precios regularmente bajos, supresión de ofertas gancho, reducción de gastos en publicidad, aplicación de modelo GTC (Gestión de Calidad Total), contratación estable, predominio de contratos indefinidos, proporción alta de mano de obra femenina, alta productividad por puesto de trabajo, primas por objetivos, salarios por encima de la media sectorial, cierres en días festivos, conciliación de vida laboral y familiar, formación continuada de empleados, plazo de pago a proveedores más corto que la competencia, efectos multiplicadores de tiendas en su entorno, etcétera. La cara B del éxito: reducción de los productos autóctonos, deslocalización internacional de la producción, eliminación de marcas externas sin suficiente rotación, presión para que proveedores externos se conviertan en proveedores de marca blanca, asfixia de productores primarios, dumping o fijación de precios predatorios para ciertos productos, pactos ilegales de precios, competencia desleal con el pequeño comercio, concentración vertical, conflictos laborales, acoso a trabajadoras, incumplimientos del Estatuto de los Trabajadores en materia de horas para lactancia, condiciones de trabajo flexibles, salarios ligados a la productividad, presión sobre la plantilla, dificultad para la actividad sindical, obtención complicada de bajas, despidos improcedentes, financiación de la trama Gürtel del Partido Popular, financiación continuada de la Fundación FAES del Partido Popular, etcétera. Los neoliberales alaban el modelo Mercadona. El empresario alaba el modelo neoliberal: "La crisis durará más o menos años dependiendo de si cambiamos nuestra actitud, pensamos más en nuestros deberes y menos en nuestros derechos". A la derecha no le interesan los derechos. Con los productos, marketing, con los derechos, mercadeo.

Idea rusa para ministro español

miércoles, 5 de febrero de 2014

Foto: Vitaliy Vetrov
Idea rusa para el ministro español de Educación: la academia de sexo. El ministro quiere adaptar la educación al mercado laboral. El ministro quiere internacionalizar la educación española. La idea viene de la Rusia de Putin. La Rusia de Putin se ha vuelto muy capitalista y muy conservadora. La España del ministro va camino de serlo cada vez más gracias a ministros como el ministro. En la Rusia de Putin el Parlamento, controlado por Putin, se ha planteado legislar sobre la prohibición de toda práctica sexual no tradicional (sexo lésbico, sexo gay, sexo oral…). Sin embargo, en la Rusia de Putin, ante la creatividad empresarial capitalista, la moral conservadora se hace más laxa. La empresaria-educadora Ekaterina Liubimova ha montado una academia de sexo en Moscú, cuyo éxito comercial le ha llevado a abrir sucursales en San Petersburgo (Rusia) y Chisináu (Moldavia), y a plantearse una expansión por las islas más turístico-liberales de España (Ibiza, Tenerife). Que tome nota el ministro de los contenidos curriculares, o al menos de las asignaturas: orgasmo masculino, sexo anal, sexo tailandés, garganta profunda con éxito, cien mejores técnicas sexuales… Que tome nota el ministro de algunos datos de referencia para evaluar la rentabilidad social del modelo educativo: cada clase dura tres horas y media sin recreo, cada clase cuesta 100 euros, cada mes pasan por las clases de sexo oral unas mil matriculadas. Que tome nota el ministro del lema de la academia: "Tolka Praktika" (Sólo Práctica), más experimental que intelectual, como le gusta al ministro. Que tome nota el ministro del material didáctico necesario: maniquíes, muñecos hinchables, disfraces, falos de plástico de tamaño estándar, condones, consoladores, vibradores, cremas, lubricantes, etcétera. Que tome nota el ministro de la segregación por sexo: la academia sólo admite mujeres, a las que se da una formación orientada a satisfacer y amarrar a los hombres, pues, como señala la educadora-empresaria, "los hombres aman a través de los ojos; por eso son necesarias muchas de estas técnicas de formación, destinadas no sólo a lograr el placer más exquisito, sino también a crear un espectáculo inolvidable para nuestros amados". Que tome nota el ministro del ideario educativo: segregación, discriminación, sexismo, machismo. Que tome nota el ministro de los posibles nombres para las academias de sexo especializadas: escuela de sexo oral, taller de sexo anal, centro de práctica sexual continua. Como dice un proverbio ruso: "La escalera ha de barrerse empezando por arriba".

El invierno demográfico

martes, 4 de febrero de 2014

Foto: Alisa Verner
Hay conceptos que tienen éxito y se difunden sin mucha reflexión. Es el caso del concepto "invierno demográfico". La metáfora bucólica, utilizando una de las cuatro estaciones de Vivaldi, lleva a pensar en espacios nevados, gélidos, congelados, glaciales, helados, donde el frío mantiene a los individuos ateridos y la quietud ambiental les angustia con la insoportable levedad del ser. El padre del concepto, en 1968, fue Michel Schooyans, profesor de la Universidad Católica de Lovaina (Bélgica), donde había impartido sapiencia renacentista unos siglos antes Erasmo de Rotterdam, en conflicto permanente con la jerarquía eclesiástica de corte medieval. La relación del concepto con el fundamentalismo religioso no es casual. Tampoco es casual que algunos apocalípticos eleven el concepto de invierno demográfico al de "suicidio demográfico". De ahí a correlacionar envejecimiento demográfico, inmigración ilegal, baja natalidad e incorporación de la mujer al mercado laboral no hay más que un paso, un paso ideológico. Porque de ideología se trata. Se trata de un discurso enlatado que no tiene que ver con el análisis de la realidad demográfica, sino con una ideología ligada a la familia, la procreación y la religión. Por eso, el concepto ha sido tomado por bandera en la mano de colectivos antiabortistas y xenófobos. Por eso, Le Pen lo incorpora a su programa del Frente Nacional. Por eso, asociaciones conservadoras norteamericanas patrocinan el documental Demographic Winter: the decline of the human family, que cuenta con la opinión del Premio Nobel de Economía Gary Becher y con la opinión de "expertos" como Allan Carlson (World Congress of Families), Christine Vollmer (Alianza Latinoamericana para la Familia) o Patrick Fagan (Family Research Council), que tienen dudas trascendentes como: "¿Quién trabajará en las fábricas y granjas?, ¿Quién cuidará de los ancianos?, ¿Quién cuidará de las fronteras?". Si uno busca menos dramatismo familiar, menos patrioterismo, menos invierno y menos ideología, si uno prefiere una explicación rigurosa sobre la modernización demográfica, es preferible que indague en la Teoría de la Revolución Reproductiva. No hallará primaveras o veranos demográficos, pero tampoco inviernos. Ya decía Víctor Hugo que "la risa es el sol que ahuyenta el invierno del rostro humano".

Judicializar

lunes, 3 de febrero de 2014

Foto: Signe Vilstrup
Judicializar es llevar por la vía judicial un asunto que podría conducirse por otra vía, generalmente política. Lo que no se denominaba no existía. Lo que no estaba en el diccionario no se denominaba, al menos oficialmente. El Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua no incorporó el verbo judicializar hasta la vigésimo segunda edición (2001). Esto es, parece que sólo en el siglo XXI se ha acudido y se acude regularmente a la justicia para resolver cuitas políticas. Los apolíticos, iluminados, puristas, indignados y similares no son partidarios de judicializar la vida política, ni de politizar la vida judicial. De hecho, los apolíticos, iluminados, puristas, indignados y similares no son partidarios ni de la política, ni de la justicia, porque cada uno se inventa su propio concepto de política y justicia. No obstante, transferir continuamente a la justicia asuntos que debería resolver la política no garantiza resoluciones más justas. Judicializar en exceso la política es dar demasiada relevancia a la justicia, que debería ocuparse de otros ámbitos de la vida de los ciudadanos (seguridad, trabajo…). Judicializar en exceso la política ralentiza la justicia, haciéndola menos justa. Judicializar en exceso la política lleva a la tentación de controlar primero a los órganos judiciales, rompiendo la premisa básica de la división de poderes. Decía Abraham Lincoln: "La justicia más estricta no siempre es la mejor política". El diccionario contiene sorpresas, como que las cuestiones judiciarias no son cuestiones judiciales, sino cuestiones relativas a la astrología. A este paso cósmico acabarán judicializando las cuestiones judiciarias. Nunca dio buen resultado mezclar justicia, política y astrología.

El amiguismo y otros ismos

domingo, 2 de febrero de 2014

Foto: Emre Güven
El amiguismo es característico del populismo. El populismo es la esencia de los populares. Los populares son los del Partido Popular (PP). El amiguismo es característico del PP. Aunque los del PP ya eran partidarios del amiguismo antes de la Democracia, el amiguismo como vocablo se puso de moda durante la Transición y no entró en el diccionario hasta la última década del siglo pasado. Según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, el amiguismo es la tendencia y práctica de favorecer a los amigos en perjuicio del mejor derecho de terceras personas. Otros diccionarios van más allá y definen el amiguismo como la tendencia de favorecer a los amigos ofreciéndoles cargos y prebendas sin reparar en su escasa valía. En cualquier caso, como siempre dicen los populares, lo importante es la tendencia. Todo alcalde del PP que se precie de tal ha de mostrarse amigable, pero enseguida se rodea de amigachos y amigotes, es decir, de amiguetes de francachelas. El partido acaba amigajado, hecho migajas, desconcertado cuando se descubre su estrategia básica. El amiguismo no atiende sólo a familiares (cuñadismo, sobrinismo…), atiende a amigos, allegados y clientes. Del amiguismo al clientelismo hay un paso. Según el diccionario, el clientelismo es la protección o el amparo con que los poderosos patrocinan a los que se acogen a ellos. Del clientelismo al enchufismo hay un paso. Según el diccionario, el enchufismo es la corruptela política que favorece la colocación en cargos o destinos de quienes no tienen méritos para ello, por amiguismo o clientelismo. Dirán los populistas populares que no hace falta consultar tanto el diccionario. Hay amigos del alma que se convierten en amigos de lo ajeno.

La autonomía y la ablación

sábado, 1 de febrero de 2014

Foto: Martin Kovalik
Hay que echar un ojo al mapa autonómico de la ablación. No es problema sólo africano, también es problema español. La ablación del clítoris, sea escisión, circuncisión o infibulación, es lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) denomina Mutilación Genital Femenina (MGF). Se acerca el Día Internacional de Tolerancia Cero con la MGF. No es cuestión particular, es cuestión de salud pública. No es cuestión de cultura, es cuestión de incultura. No es cuestión de discriminación positiva, es cuestión de discriminación de mujeres y pobres. En España son unas 17.000 las niñas en riesgo de mutilación genital, un 60% más que hace cuatro años, a pesar de que las estadísticas oficiales de inmigración indiquen que ha descendido el flujo de entradas de subsaharianos. La Fundación Wassu (Universidad Autónoma de Barcelona) lleva décadas ocupándose del problema y acaba de presentar el Mapa MGF España 2012. Este es el reparto autonómico de niñas en riesgo de mutilación: 6.000 en Cataluña, 2.000 en Madrid, 1.500 en Andalucía, 1.500 en Valencia, 1.000 en Aragón, 1.000 en Canarias, 1.000 en Baleares, 1.000 en País Vasco. En el resto de comunidades autónomas, aunque las cifras son bajas, el ritmo de crecimiento es alto; así en 2008-2012 se han quintuplicado en Asturias, se han triplicado en Castilla-La Mancha o se han duplicado en Galicia. La derecha gobernante no percibe el problema como tal. Los recortes en sanidad demuestran que "la salud ya no es lo primero". En el País Vasco han optado por la formación específica de profesionales sanitarios. En otras comunidades han optado por la actuación a posteriori de profesionales de policía. Adriana Kaplan, antropóloga de la fundación, insiste en la necesidad de contar con información detallada sobre la población de riesgo, a través de su correcto empadronamiento; la necesidad de contar con información facilitada por médicos de atención primaria, ginecólogos y pediatras sobre las niñas en riesgo; la necesidad de una labor preventiva y planificada en materia de trabajo social, educación y atención primaria de salud; la necesidad del seguimiento temporal de ciertas situaciones familiares; la necesidad de aplicar el llamado "compromiso preventivo" cuando las niñas viajan a los países de procedencia, para evitar que les practiquen allí la ablación. Según Kaplan, "no es cuestión de crear cosas nuevas, sino de voluntad política". No conviene olvidar que la ablación es una amputación brutal, sangrienta y traumática, llevada a cabo por curanderas, con artilugios rudimentarios (cuchillas, cristales), a niñas cada vez más niñas, para que no cuestionen la práctica por sí mismas, para que no sientan placer sexual y para que no sean promiscuas en un futuro. Pluralidad autonómica, pluralidad cultural, promiscuidad cultural, promiscuidad autonómica. Es que promiscuidad, según el diccionario, significa tanto mezcla y confusión, como convivencia entre personas de sexos diferentes y procedencias distintas.