Socializa que algo queda

viernes, 31 de enero de 2014

Foto: Helmut Newton
No hay que socializar la política, porque la política no se socializa. En tiempos de necesidad de renovación del socialismo español y de necesidad de recuperación de la política, hay quienes demandan una mayor socialización de la política, para hacerla más progresista y más participativa. Se trataría de divulgar y dignificar la política, no de socializarla. Extender y explicar la política entre la sociedad no es socializar. En español socializar significa transferir al Estado la propiedad particular, es decir, expropiar, nacionalizar, colectivizar. No se socializa la política, se socializa la propiedad. En España la derecha hace justo lo contrario, privatiza lo que es propiedad de la sociedad. La socialización se muestra como el dogma de una utopía anacrónica. La privatización se muestra como el paradigma de la eficiencia moderna. En el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, socializar tiene otro significado: "Promover las condiciones sociales que, independientemente de las relaciones con el Estado, favorezcan el desarrollo integral de las personas". Despachando mediante cualquier vulgarismo todo posible vínculo de dicho significado con la socialdemocracia, los adalides del neoliberalismo se agarran a esta definición para, acto seguido, darle la vuelta y alabar la libertad individual, el esfuerzo individual, la autonomía individual y la determinación individual, valores del individualismo que han de ser inculcados o inoculados desde edades muy tempranas. Una ley de educación que favorece la segregación social desde la etapa infantil hasta la etapa universitaria no es un instrumento para la socialización de niños y jóvenes. Pero, para la derecha española esa no es la meta. La meta ni siquiera está en España, la meta está en Alemania. Allí está el think tank y hacia allí han de emigrar los jóvenes más cualificados. Ya decía Georg Simmel que "la socialización sólo se presenta cuando la coexistencia aislada de los individuos adopta formas determinantes de cooperación y colaboración que caen bajo el concepto general de la acción recíproca". Lo dice un sociólogo, lo dice un alemán. Si no se entiende lo que dice un alemán, nunca es problema del alemán. La traducción libre al español sería algo así como: "Socializa que algo queda".

De arrebatados e iluminados

miércoles, 29 de enero de 2014

Foto: Damien Blottière

Los arrebatados y los iluminados se creen bienaventurados, aunque ellos no creen que verán a Dios, sino que ellos son los dioses. Los arrebatados reniegan de las organizaciones políticas. Los iluminados se incrustan en las organizaciones políticas. Declara Falciani a Público: "Los ciudadanos tienen que arrebatar el poder a los partidos". Falciani es un arrebatado, pero con méritos. Aunque "no se fía de ninguna autoridad", es un informático que filtró a las autoridades las identidades de ciento treinta mil evasores fiscales con cuentas secretas en Suiza. Trabajaba para un banco, ahora trabaja para un gobierno, el francés. Anda oculto, porque es testigo protegido, pero hace campaña por un anti-partido que es partido, el Partido X, porque "lo que propone el Partido X es una oportunidad única, una alternativa para arrebatar a los partidos el poder jerárquico con el que controlan a todos los representantes electos y todos los mecanismos de poder democrático (...) porque la idea de que alguien pueda formar parte de una lista abierta conduce a que, por ejemplo, cada diputado pueda y deba ser independiente de una jerarquía que es susceptible de corromperse (...) porque lo importante hoy es que la gente empiece a pensar de verdad lo que significa la palabra democracia, que vuelva al origen, a la democracia participativa (...) porque la X significa que no hay un solo líder y que, en el fondo, es el mismo funcionamiento que Internet (...)". Arrebatador. Gracias por desenmascarar a defraudadores. Indiferencia por la función política o anti-política. Lo de los iluminados viene de más atrás, tiene más historia. Formaban parte de sectas incrustadas en logias. Nacieron en ambientes universitarios, con un espíritu crítico, con un discurso aparentemente anticlerical y apolítico. Fueron multiplicándose hasta que la difusión pública de sus discrepancias internas y la acusación pública de su estrategia conspirativa los fueron relegando a la exigüidad. Los iluminados buscaban la perfección individual, pregonaban la libertad, la igualdad y la fraternidad, promovían una educación moralizante, adoptaban la postura formal de los anarquistas pero sin arriesgarse, mezclaban a conveniencia el quietismo y el activismo subversivo, criticaban el despotismo a la vez que proponían un despotismo de pura sustitución ("quítate tú, que me pongo yo"), usaban pseudónimos (eran secretos) y pretendían crear una élite política. Los iluminados eran renovadores, renovadores con causa y sin causa. Siglos después aparecieron otros discípulos iluminados, otros renovadores diferentes, o quizás no tan diferentes. Ya no se sabe bien si los arrebatados y los iluminados son ilustrados o románticos.

Ya no quedan hombres

martes, 28 de enero de 2014

Muere Blas Piñar, muere el vaquero de Marlboro, estrenan Brokeback Mountain en un teatro español; ya no quedan hombres. Blas Piñar, líder de la ultraderecha nacional, ha vivido casi un siglo; si ha sido demasiado tiempo o si el Creador no está todavía preparado para recibirle, es cuestión de mala educación en la despedida; si deja como herencia a la ultraderecha integrada en esa derecha que se define centrista y se torna fundamentalista, es cuestión de país; adiós, Blas. El amor de dos vaqueros por las praderas de Wyoming a mediados del siglo pasado, entre ovejas, homofilias y homofobias, fue un gran éxito cinematográfico, cuyo estreno, a modo de ópera, en el Teatro Real de Madrid provoca escándalo disimulado entre los bien pensantes de la derecha española; a fin de cuentas, los vaqueros han de ser como John Wayne, en cuyo epitafio reza: "Feo, Fuerte y Formal"; ya no quedan vaqueros, ya no quedan hombres. Sin embargo, la muerte del hombre de Marlboro por un cáncer de pulmón es otra cosa, es una metáfora del capitalismo; los cigarrillos Marlboro, de la multinacional tabaquera Philip Morris, han conseguido ser los más vendidos en el mundo gracias a una acertada campaña de marketing que, también desde mediados del siglo pasado, identificaba la marca con la masculinidad de los cowboys; la publicidad del Marlboro Man llenó las pantallas y vallas del planeta; el rudo vaquero a caballo, la mandíbula cuadrada de Eric Lawson, el humo del cigarrillo en la boca y la mirada al horizonte eran signos de independencia e individualismo, de determinación y determinismo, de hombres feos, fuertes y formales hechos a sí mismos; eran los años salvajes del capitalismo utópico; luego vendrían los años delirantes del capitalismo salvaje; el cáncer acabaría pudriendo el sistema. En el epitafio de Willy Brandt reza: "Lo he intentado"... ¿Es qué ya no quedan hombres para intentarlo?

El atestado y el tacón de aguja

lunes, 27 de enero de 2014

Foto: Andrew Lucas

Los hechos son determinantes, las circunstancias son atenuantes o agravantes. Los atestados pueden atenuar o agravar los hechos. Atestar puede consistir en atestiguar o puede consistir en dar reiteradamente con la testa. Atestiguar puede ser cosa de testigos o de testarudos. A la hora de atestiguar resulta básico un buen atestado. El atestado por excelencia es el de las autoridades encargadas de regular el tráfico. Entre los atestados hay auténticas joyas literarias que facilitan a los jueces su labor. Un caso, unos hechos: calle de capital de provincia (Orense, España), 6.30 a.m., mujer, 27 años, conduce Mercedes Benz, velocidad reducida, temeridad nula, conducción normal, detención del vehículo a requerimiento de la Policía Local, soplado obligatorio de alcoholímetro, resultado positivo (0.61 miligramos por litro cuando el límite permitido es 0.60), acusación de delito contra la seguridad vial, juicio. Atenuantes derivados del atestado: margen de error por etilómetro con más de un año de servicio, capacidad de dicción correcta de la conductora, ausencia de halitosis, frío típico de la madrugada orensana, titubeo al caminar por uso de tacones de aguja. Precisión textual de los agentes en el atestado: "El caminar titubeante de la conductora no sabemos si es por el frío o por los tacones que llevaba puestos la acusada". Agravantes derivados del atestado: mujer sola a esas horas por la calle, coche de lujo, tacones de aguja, en Orense pasan estas cosas. La instrucción es importante, la interpretación del juez más. En este caso una jueza decretó sentencia absolutoria. Algunos dan reiteradamente con la testa en vez de atestiguar, hasta que dan con la horma de su zapato o con un zapato de tacón.

La fe en el amor

domingo, 26 de enero de 2014

Foto: Perry Gallagher

Cecil Chao, magnate de Hong Kong, recompensará con más de cien millones de dólares al hombre que conquiste el corazón de su hija. El problema es que Gigi Chao (33 años) es mayor de edad desde hace tiempo, lleva casada con otra mujer bastante tiempo (9 años) y es lesbiana de hace más tiempo (33 años). Gigi tiene fe en el amor y tiene Fe en el amor (Faith in Love), una organización de caridad a la que dedica el tiempo libre. Por eso, avisa: "Mi padre no conseguirá que un hombre me parezca atractivo ni por un billón de dólares, pero sería feliz siendo amiga de cualquier hombre que quiera donar un lote de dinero a Faith in Love". Para el padre magnate es cuestión de tiempo y dinero. Para la hija lesbiana es cuestión de amor y dinero. Para el padre, occidental él en cuanto al dinero pero oriental él en cuanto al tiempo, ambos son infinitos y relativos. Hace un año ya ofreció la mitad de dinero como recompensa, anunciándolo en periódicos de gran tirada. Acudieron más de veinte mil candidatos, aunque ninguno conquistó el corazón de la bella lesbiana. Un año después el padre dobla la oferta. No es cuestión de amor, sino de negocio. El padre quiere a la hija y viceversa. El padre podría chantajear a la hija despidiéndola de la empresa inmobiliaria donde es directora ejecutiva, pero no lo hace, porque "no quiere intervenir en su vida privada, quiere que se case y le dé nietos que hereden su negocio". La hija podría decirle a su padre que se meta en sus asuntos, pero no lo hace, porque "sabe que la quiere, sólo que él es de otra época y le resulta difícil comprender su lucha por los derechos de la comunidad homosexual". Y es que, para colmo de padres, la hija no sólo vive en pecado doméstico, sino que se dedica a defender, como activista pública, los derechos de gays, lesbianas, bisexuales y transexuales a través de Big Love Alliance, asociación que fundó junto a abogados y famosos de Hong Kong. El padre lo hace por amor, por amor paternal. La hija lo hace por amor, por amor homosexual. La fe en el amor es tan importante como la fe en la publicidad.

Discriminación capilar capitalista

viernes, 24 de enero de 2014

RACHEL WILLIAMS

RACHEL WILLIAMS
En tiempos en que todo se relativiza, no son políticamente correctos debates radicales. Por ejemplo: ¿rubias o morenas? Según el canon clásico del cine, los caballeros las prefieren rubias. Según el canon moderno del machismo, rubias o morenas lo importante es que estén buenas. Según el canon clásico del feminismo, los hombres las prefieren rubias para tontear y morenas para casar. Según el canon moderno del feminismo, lo importante es que ellas cambien el color del pelo a su gusto y prescindan del gusto de ellos. No obstante, si los cerebros de ellos fuesen sometidos al dilema de elegir entre Rachel Williams rubia o morena (ver fotos), se quedarían bloqueados, porque serían determinantes factores como la clase social, la clase personal, la capacidad adquisitiva, la residencia habitual, la educación reglada, la educación no reglada, la elección secreta o no y la presencia coercitiva o no de posibles partenaires rubias o morenas con derechos adquiridos. El cine cine es y los sueños sueños son. Las rubias de ensueño del cine (Lauren Bacall, Marilyn Monroe) eran morenas. Las morenas de ensueño del cine (Demi Moore, Julia Roberts) son morenas. Podría deducirse que las morenas son más auténticas. El capitalismo moderno premia la autenticidad. Había que demostrarlo científicamente. Científicos de la Universidad de Rochester han demostrado, y publicado bajo el título La apariencia física y el sueldo, que las morenas cobran un diez por ciento más que las rubias por realizar trabajos cualificados, mientras que las rubias cobran lo mismo que las morenas por realizar trabajos poco cualificados. La conclusión de la investigadora principal, Geni Dechter, aclara poco o nada los motivos de tal discriminación capilar: "Por alguna razón, a los empresarios no les gustan las rubias". ¿Nos toman el pelo?

El díscolo y el discóbolo

jueves, 23 de enero de 2014

Foto: Greg Kadel
En el lenguaje político hay términos que se ponen de moda, especialmente aplicados por ciertos periodistas a ciertos partidos. Según la prensa, al partido socialista últimamente le salen díscolos por todas partes: los díscolos proponen primarias abiertas en todos los procesos electorales; los diputados catalanes díscolos rompen la disciplina de voto sobre la consulta soberanista; los concejales orensanos díscolos rompen la disciplina de voto sobre cuestiones locales... Se trata de dar impresión de que hay indisciplina en el seno del partido socialista y de que hay mano blanda a la hora de imponer la disciplina interna. Se trata de dar impresión de que quienes no son capaces de gobernar su casa difícilmente serían capaces de gobernar un país, una autonomía o un ayuntamiento. El lenguaje popular es menos sutil que el lenguaje político: "Éstos montan un circo y les crecen los enanos"; "Éstos eran pocos y les parió la abuela"; "A perro flaco todas son pulgas"... La precisión en el lenguaje es importante. Del díscolo dícese que es avieso, perturbador e indócil. Si es avieso, es agitador, amotinador, atravesado. Si es perturbador, es perverso, protagonista, provocador. Si es indócil, es indisciplinado, insubordinado, insurrecto. Si además de indócil el díscolo es imbécil, la cosa se complica. Si el díscolo es discípulo de otro díscolo, al que considera maestro, la cosa se complica más. El díscolo tiene afán por aparecer en los medios donde le han colgado la etiqueta de díscolo. En esos medios el díscolo se presenta como adalid de la disconformidad, como rebelde con causa, como rebelde con una causa promovida o inventada por el propio díscolo o por el maestro del díscolo. El díscolo plantea la disconformidad haciendo uso del eufemismo lingüístico. Donde hay disensión y divergencia, el díscolo habla de debate interno, diferencia de opinión o discordancia constructiva. No hay eufemismo que valga cuando la discordancia no tiene que ver con la discrepancia, sino con la discordia. Sembrar la discordia no es cultivar la discrepancia. ¿Sabe el díscolo que el discóbolo nunca lanzaba los discos contra los suyos, ni contra el público?

La feminización del sexo

martes, 21 de enero de 2014

Foto: Rafa Castaño
Cuanto más rica, más sexo, cuanto más pobre, menos sexo. Tal vez no más y menos, sino mejor y peor. Investigadores de la Agencia de Salud Pública de Barcelona se han puesto a correlacionar economía y sexo, sexo y género, a partir de las encuestas nacionales de salud sexual llevadas a cabo por el Centro de Investigaciones Sociológicas. Nueve de cada diez españoles y nueve de cada diez españolas están satisfechos, bastante o mucho, con su vida sexual. Diez de cada diez españoles y diez  de cada diez españolas están más satisfechos con las relaciones sexuales mantenidas con parejas estables que con parejas esporádicas. Conclusión: los españoles y las españolas son unos conformistas y unos mentirosos, cuando les preguntan por su vida sexual. Sin embargo, cuando les preguntan por su economía, son más sinceros, sobre todo más sinceras. Según la investigadora principal, Dolores Ruiz, "las personas con menor estatus económico declaran estar menos satisfechas sexualmente, especialmente las mujeres, que parecen verse más afectadas por los factores socioeconómicos". Por ejemplo: el sexo seguro. Siete de cada diez españolas usan métodos anticonceptivos con sus parejas habituales y nueve de cada diez con amantes esporádicos, pero "las mujeres con menor posición socioeconómica usan menos anticonceptivos". Por ejemplo: la violencia sexual. Dos de cada diez españoles y seis de cada diez españolas confiesa haber sido objeto de abusos sexuales, pero "son las mujeres de posición socioeconómica más baja las que sufren experiencias sexuales más abusivas y son las que tienen más problemas para contactar con los organismos que pueden facilitarles ayuda". En definitiva, cuanto más rica más y mejor sexo y cuanto más pobre menos y peor sexo. Por tanto, "es necesaria la implementación de políticas públicas que intenten reducir las desigualdades socioeconómicas y de género que se detectan en la satisfacción sexual, el uso de anticonceptivos y las relaciones sexuales abusivas de la población española". Mientras a la España oficial preocupan la macroeconomía y el aborto, la salud sexual se limita a venéreas, disfunciones e impotencias. La OMS (Organización Mundial de la Salud) recuerda que "La salud sexual requiere un acercamiento positivo y respetuoso a las relaciones sexuales, así como la posibilidad de tener experiencias sexuales placenteras y seguras, libres de coerción, discriminación y violencia". La teoría y la práctica, la ONU y España. La brecha social se agranda y agranda la feminización de la pobreza. Sobre la feminización del sexo no hay dudas.

Las primarias en la naturaleza y la naturaleza de las primarias

domingo, 19 de enero de 2014

Foto: Andrew Lucas
Los que se confiesan contrarios a las primarias suelen confundir las primarias en la naturaleza y la naturaleza de las primarias, como confunden la naturaleza con la naturaleza humana. Los que se confiesan, sin más, muestran desconfianza e inspiran poca confianza, pues confían más en lo sobrenatural que en lo natural.  Las primarias son vitales para el buen funcionamiento de la cadena trófica. La cadena trófica es vital para que tenga lugar la transferencia de energía entre miembros de la comunidad natural.  La transferencia de energía es vital para que tenga lugar el intercambio de sustancias nutritivas entre especies del ecosistema. La transferencia de energía es vital para que tenga lugar y tiempo el intercambio de ideas entre miembros del sistema. Todos los sistemas tienen composición, estructura y entorno, pero sólo algunos tienen mecanismo. El mecanismo de las primarias permite a los miembros de base pasar su energía a los miembros orgánicos superiores. La regulación del mecanismo, permitiendo, por ejemplo, primarias abiertas en los procesos nacionales, primarias abiertas o cerradas en los procesos regionales y primarias cerradas en los procesos locales, pretende garantizar la sostenibilidad del sistema, aunque no garantiza que sea perfecta la representatividad dentro del sistema. Los sistemas son conjuntos complejos, que poseen propiedades emergentes, que no poseen sus componentes individuales. Más importante que la estructura interna del sistema es la estructura externa. En la estructura endógena son básicas las relaciones entre miembros del sistema. En la estructura exógena son básicas las relaciones entre miembros del sistema y miembros del entorno. El control del mecanismo permite cambiar algunas propiedades del sistema y conservar otras a conveniencia de quien controla la estructura, aunque no sea siempre comprendido por el entorno. Todo sistema tiene una frontera, compuesta por los miembros más vinculados con ese entorno. La frontera puede ser permeable, impermeable y hasta aislante. Si el sistema y el entorno están aislados, falla la cadena trófica. Cuando un sistema tiene la capacidad de organización necesaria para garantizar la continuidad de su composición y estructura, es decir, tiene capacidad de homeostasis, y las perturbaciones de su entorno inmediato son las normales, el sistema es autopoyético, esto es, puede reproducirse y multiplicarse. Si además de “poyético”, el control es poético, miel sobre hojuelas. Dejando al margen la poética y la épica, es necesario que las primarias sean productivas, para que la energía circule por la cadena de modo fluido. Las primarias han de ser naturales. Las primarias artificiales no son primarias; son sucedáneas, híbridas, transgénicas. Las primarias artificiales sólo sirven para satisfacer a consumidores de ficción, sean primarios, secundarios o terciarios. Conviene repasar aquella lección de Ciencias Naturales que hablaba de consumidores primarios que devoran organismos autótrofos, de parásitos, ácaros y pulgones; que hablaba de consumidores secundarios, de parásitos zoófagos; que hablaba de consumidores terciarios dominantes, de algunos preocupados por la supervivencia del sistema, de otros, depredadores indiscriminados, preocupados por su supervivencia particular, y de unos cuantos, depredadores caníbales, preocupados por eliminar la competencia de sus congéneres. En el sistema de la naturaleza y en la naturaleza del sistema las especies consumidoras superiores, heterótrofas, son vitales, pero no podrían subsistir sin las especies productoras primarias, autótrofas, que toman la energía del sol, del aire y del suelo. Hay que pisar el suelo. Decía Antonio Machado: "Huid de escenarios, púlpitos y plataformas; nunca perdáis contacto con el suelo, porque sólo así tendréis una idea aproximada de vuestra estatura".

Fotos desde lo alto del Imperio

miércoles, 15 de enero de 2014



Foto: Allen Henson

Foto: Allen Henson

Foto: Allen Henson
Foto: Allen Henson
En New York (USA), en el cruce de la Fifth Avenue y la West 34th Street, en lo alto del rascacielos Empire State, el fotógrafo Allen Henson retrató en top less a la modelo Shelby Carter. El Empire State Building es un símbolo del New York Central Business. La prohibición del top less era un símbolo de la moral neoyorkina. El año pasado se legalizó el top less en el estado de New York. Aun así, quedan los guardianes de las buenas costumbres. La empresa Empire State Realty Trust demandó al fotógrafo, al que piden más de un millón de dólares por retratar a una mujer semidesnuda en una azotea de su propiedad. El argumento se sustenta sobre el comportamiento: "un comportamiento censurable e inapropiado en un lugar turístico al que acuden muchas familias". La empresa vela por la familia, premisa del american way of life… ¿O era al revés?... La familia vela por la empresa. Los abogados defensores defienden a la empresa y a la familia, atacando al fotógrafo, que "no solicitó permiso alguno para la sesión de fotos que llevó a cabo con fines comerciales en la planta 86, un observatorio repleto de turistas, dañando la reputación del edificio". El edificio tiene reputación, el fotógrafo no. A la reputación de la modelo no se alude. El edificio es monumento nacional. La modelo casi. El fotógrafo fue reputado mientras fue reportero en la guerra de Iraq. Desde que es fotógrafo de moda, haciendo fotos desvergonzadas desde lo alto del Imperio, es acusado de mala conducta e interés comercial. La conducta no es legalmente reprobable y el interés no parece comercial, puesto que las fotos están hechas con un móvil. La reputación del edificio ha venido ligada a su altura y su comparación con los demás. Fue el edificio más alto del mundo, incluido New York, durante más de cuarenta años, cuando el Imperio era más imperialista, esto es, de los años treinta a los setenta del siglo pasado. Por algo fue considerado por la Sociedad Nacional de Ingenieros una de las siete maravillas del mundo contemporáneo. Luego fue superado por otros rascacielos, en cuanto a altura no en cuanto a simbología. En New York lo sobrepasó el World Trade Center, durante tres décadas, hasta que los terroristas islámicos le devolvieron el primer lugar, durante una década, hasta que el One World Trade Center lo relegó de nuevo al segundo lugar. El edificio imperial ha de acostumbrarse a los cambios.


Trade in China

sábado, 11 de enero de 2014

Acostumbrados al Made in China,  hemos de acostumbrarnos al Trade in China. Exportaciones mundiales: los chinos son los primeros desde hace un quinquenio. Exportaciones e importaciones mundiales: los chinos son los primeros desde hace un par de años. Causa: el aumento del mercado interior de consumo que tira de su economía tanto como la demanda exterior. Consecuencia: los chinos dominan y dominarán el comercio mundial por oferta y por demanda. Los estadounidenses calculan de manera diferente para tener datos diferentes y continuar creyéndose los number one. El caso es que las exportaciones chinas crecen en torno al 8% anual, las importaciones chinas crecen en torno al 8% anual y el PIB chino crece en torno al 8% anual. La explicación simplista: es que trabajan como chinos. La explicación oficial: los costes laborales están subiendo y el yuan se está revalorizando. Zheng Yueshang, portavoz de la Administración Aduanera china, dice: "Es un momento histórico, pero yo no soy ni optimista ni pesimista"; él simplemente es chino. Los chinos primero mejoraron la salud del pueblo; luego mejoraron la economía. Los crecimientos anuales con dos dígitos de finales del siglo pasado han dado paso a estos crecimientos anuales que para los chinos son moderados y para los demás son inalcanzables. En unos años los chinos serán la primera economía mundial. ¿Será entonces Catalunya independiente? ¿Habrá productos Made in Catalunya?

La potencia de la pelvis

jueves, 9 de enero de 2014

Foto: Martin Kovalik
La pelvis de Elvis está a punto de ser desbancada por la pelvis de Merkel en el ranking de pelvis con más influencia en el mundo. La rotura de la pelvis de Merkel es cuestión de estado. Titular: "Obama se interesa por la pelvis de Merkel". El presidente de USA muestra interés por la pelvis de la canciller alemana y le desea una pronta recuperación, a ver si así recobra las buenas relaciones diplomáticas entre las dos potencias, rotas, como la pelvis, tras las denuncias de escuchas en el teléfono móvil de la canciller por parte de los servicios de espionaje estadounidenses. La pelvis rota alemana genera inseguridad. La Agencia Nacional de Seguridad norteamericana genera inseguridad. Las dos potencias desean reducir la inseguridad firmando un pacto de no espionaje mutuo. Obama invita a Merkel a visitar Washington en cuanto su pelvis recobre seguridad y sensaciones. Para despistar, no se ha informado sobre si Merkel ha roto su pelvis falsa (pelvis mayor) o su pelvis verdadera (pelvis menor). En el movimiento de la pelvis verdadera basaba Elvis su atractivo erótico. Sus affaires con iconos sexuales femeninos (Natalie Wood, Ann Margret, Cybill Shepherd, etcétera, etcétera) reforzaron su imagen de icono sexual masculino. No obstante, como apuntó Brett Fermer, "aunque los giros orgásmicos de su pelvis provocaban una erotización espectacular, también provocaban una homoerotización de la imagen masculina". Mover tanto la pelvis, según unos, era muy masculino; según otros, era muy femenino; según algunos, era muy bisexual. La pelvis, verdadera o falsa, siempre genera controversia, pero acaba siendo útil para recuperar relaciones. En cualquier caso, la potencia de la pelvis es determinante.

La Cuba de Adela

miércoles, 8 de enero de 2014

Foto: Steven Klein
La Cuba de Adela no es la Cuba de Agustín. Su pequeña ciudad, Caibarién (Villa Clara, Cuba), con sus ingenios azucareros y sus cayos costeros, apenas ha cambiado algo gracias a un turismo incipiente. Sin embargo, la vida de Adela ha cambiado mucho. Adela nació Agustín, fue educada como hombre, fue maltratada por su padre, fue apresada por "maricona", en la Cuba de antaño. Adela es enfermera, es delegada de su barrio por elección popular, es la primera transexual con un cargo político, en la Cuba de hoy. Adela "atiende la necesidad de más de quinientos electores y bajo su responsabilidad tiene dos bodegas en las que se venden alimentos normados, una pescadería, un consultorio médico y tres escuelas". En la Cuba de Adela los representantes políticos no cobran por esa función, son servidores públicos. Adela es apreciada por los vecinos, debido a su labor profesional y a su labor asistencial. Adela es temida por las autoridades, debido a su tozudez y testarudez a la hora de demandar servicios. Unos la aprecian al margen de su aspecto sorprendente y su orientación sexual. Otros la temen por su temeridad y por el posible escándalo. Adela es una revolucionaria dentro de la revolución. Fue presidenta de un Comité de Defensa de la Revolución durante tres décadas y ha sido testigo y protagonista de los cambios. Adela: "Nada pudo cambiar mis ideales, ni los maltratos, ni los insultos, ni los golpes alteraron mis sentimientos hacia esta revolución; yo no puedo seguir arrastrando rencores por mis sufrimientos, porque todo país comete errores, y Cuba los cometió con nosotros, pero ha tenido la osadía de reconocerlo; ahora yo tengo el derecho a escoger como voy a vivir, a tal punto que dentro de poco tiempo me darán un nuevo carnet de identidad donde se me reconoce mujer". Fidel Castro: "Sin crisis no hay cambios; sin crisis no se forman las conciencias; un día de crisis forma más conciencias que diez años sin crisis".

La tradición y el pollo frito

lunes, 6 de enero de 2014

Foto: Dimitris Yeros
Foto: Dimitris Yeros
La comida navideña, la tradición y la familia, aderezadas con armonía y harmonía, son la esencia de la vida durante unos días en los que los cristianos se olvidan de qué celebran y se convierten en consumidores compulsivos. ¿Cultura o consumo? ¿Tradición o traición? Aunque no toda tradición es cultura (muchas tradiciones son ejemplos de incultura), se puede admitir que a menudo hay una asociación entre ambas, que la tradición forma parte del patrimonio cultural de un pueblo. En Groenlandia la tradición es comer kiviak como entrante en la cena de Nochebuena; el kiviak es carne cruda de auk, un ave acuática, entre frailecillo y arao; el ave se caza varios meses antes; la carne se envuelve en piel de foca (obviamente cazada con anterioridad); la fermentación hace el resto. En Groenlandia prevalece la tradición sobre el mercado. En Japón la tradición es comer pollo frito en los restaurantes de la cadena KFC (Kentucky Fried Chicken); los locales de KFC están abarrotados cada Navidad desde que hace cuatro décadas la firma acertó con una campaña publicitaria. En Japón prevalece el mercado sobre la tradición (a no ser que se considere tradición el invento comercial del Coronel Sanders). El Coronel Sanders comenzó a preparar pollo crujiente, con una receta secreta de once especias, en el bar de una gasolinera de North Corbin (Kentucky, USA); luego el sueño americano: de la sartén a la freidora de presión, de la comida lenta a la comida rápida, de las franquicias en USA a las franquicias en América Central y el Caribe, de la imagen doméstica a la imagen de marca (cocinero de blanco y mostacho), de la crisis a la compra por PepsiCo; de América al resto del mundo (en Japón ya estaba). Es lógico que los japoneses estén deseando que se enciendan las luces de Navidad para dedicarse a comer pollo frito, alitas fritas de pollo, hamburguesas de pollo, burritos de pollo y etcéteras de pollo, rebozados con harina, azúcar, pimienta, glutamato, especias, aromas, conservantes y otros etcéteras. La tradición casi nunca es lógica, el mercado sí… o viceversa.

Doce uvas sin piedad

domingo, 5 de enero de 2014


Foto: Steven Lyon
Foto: Julia Skalozub
Fin de año: doce uvas sin piedad. ¿Cultura o consumo? ¿Tradición o importación? La costumbre de despedir el año comiendo una uva por mes y campanada y brindando luego con champán se inició a finales del XIX. Aunque pudo venir de Francia, se hizo española y se exportó a distintos países hispanoamericanos. Primero fue costumbre de la afrancesada burguesía; después se popularizó. La popularización vino de la mano de la ridiculización, algo muy español. Para ridiculizar a los ricos esnobs, los pobres decidieron tomarse las uvas en la Plaza del Sol de Madrid al son del reloj de Correos. En 1909 el mercantilismo se impuso al populismo, mejor dicho, el capitalismo se benefició del populismo. Tras una gran cosecha, con excedentes en las bodegas, avispados viticultores del sudeste promocionaron el producto y extendieron su consumo a todas las mesas y plazas del país. Bastó con hacer creer a la gente que aquellos que fuesen capaces de tragarse las doce uvas al compás de las campanadas disfrutarían de un próspero año venidero, para que todos los españoles comprasen masivamente uvas frescas del Vinalopó. Un siglo después el capitalismo se ha vuelto a adaptar a unos consumidores más refinados y más vagos, lanzando al mercado los paquetes de uvas sin piel y sin pepita. Consumo fácil, sin reflexión, aderezado con retransmisiones televisivas del evento, guiadas por presentadoras acertadas o equivocadas, presentadores sobrios o sobrados, folclóricas nacionales o internacionales, humoristas ingeniosos o sin ingenio, bailarinas doradas o espumosas. Acto seguido, lo más importante, los anuncios pagados a precio de oro por ser los primeros del nuevo año. ¿El mercado es culpable o no culpable? No hay que dejarse llevar por la primera impresión. En Doce hombres sin piedad  los miembros del jurado popular tenían clara la culpabilidad del joven que había asesinado a su padre. El homicidio era obvio, la pena de muerte también. Los prejuicios guiaban el juicio (experiencia personal, xenofobia). Sólo faltaba la unanimidad en la culpabilidad. Un miembro sembró la duda. Debatieron, se fueron convenciendo y, finalmente, la unanimidad cayó del lado de la no culpabilidad. Los doce hombres sin piedad no tenían nombre, sino número (jurado número 1, jurado número 2…), pero, detrás de la despersonalización, escondían las circunstancias propias de cada personalidad: desconfianza, desesperanza, vivencia, urgencia, conciencia… Un empleado de banca, un pequeño empresario, un corredor de bolsa, un parado, un pintor de brocha gorda, un representante de comercio, un arquitecto, un jubilado, un mecánico, un relojero, un publicista, un inmigrante, hubieran preferido comerse las doce uvas sin piedad, sin pensar, pero reflexionaron porque uno pidió reflexión. ¿Mejor un juez o un jurado?

A fuer de liberal

jueves, 2 de enero de 2014

Foto: Nikolay Biryukov
Decía Indalecio Prieto: "Soy socialista a fuer de liberal". Claro que lo decía en una conferencia impartida en 1921. Si Indalecio levantase cabeza y viese que hoy los que se arrogan la etiqueta de liberales son los más reaccionarios de la derecha española, saldría a la calle indignado. Liberal ya no es lo que era. Liberalismo, posibilismo, reformismo y conservadurismo son cortinas de humo ideológico para ocultar la privatización de lo que es de todos y facilitar el negocio de unos cuantos. Decía Francisco Umbral que "el liberalismo fue muy activo en el XIX, pero luego se ha convertido en una elegante poltrona para biempensantes que todo lo comprenden, todo lo toleran y no se meten en nada". Unos esconden inhibiciones, otros eluden responsabilidades, algunos sacan beneficios. La única acepción de liberal que aguanta el paso del tiempo es la relativa al comportamiento sexual al margen de la moral dominante, mediante la conversión de la perversión en diversión y de la promiscuidad en felicidad. Incluso sin llegar al amor libre de los anarquistas, en el plano afectivo-sexual, a fuer de liberal, uno encuentra vida más allá del pensamiento único. Por ejemplo, según la Fundación Español Urgente (promovida por la Agencia EFE, patrocinada por el BBVA, apoyada por la Real Academia Española de la Lengua y el Instituto Cervantes), que se encarga de velar por el buen uso del idioma español, cuando alguien quiere referirse a los que practican el intercambio de parejas es mejor que utilice el término castellano "liberales" que el anglicismo "swingers". El Centro de Investigaciones Sociológicas todavía no ha hecho estudio alguno sobre cuántos entre los liberales de la derecha española son liberales a la hora de intercambiarse parejas.

De farándulas y leones

miércoles, 1 de enero de 2014

Foto: Sylvie Blum
La farándula no es una; son varias y están mal definidas. La farándula se confunde con el "famoseo", es decir, el cotilleo de prensa rosa sobre la vida privada de artistas, deportistas, coplistas, toreros, hijos parásitos de los mismos y similares. Los similares son individuos que son famosos por aparecer reiteradamente en la televisión debido a su condición de individuos que aparecen reiteradamente en la televisión. El chismorreo alcanza sus máximas cuotas de audiencia cuando uno de ellos es el protagonista de un escándalo en el que se mezclan despilfarro y vicio en proporciones similares. Lo que sigue no es guion de españolada del tardofranquismo, es noticia de farándula postmoderna. La Guardia Civil irrumpe en la fiesta de fin de año de Paquirrín por exhibir cachorros de león. ¿Quién es Paquirrín? (Aclaración para foráneos). Paquirrín es el diminutivo cariñoso, apodo malintencionado o nombre artístico, de Kiko Rivera, abreviado de Francisco José Rivera Pantoja, hijo de la tonadillera Isabel Pantoja y del torero muerto Francisco Rivera (Paquirri). ¿Qué es Paquirrín? Famoso por herencia, colaborador de telebasura, actor de cine basura, pinchadiscos y farandulero. Paquirrín celebraba una fiesta privada de fin de año en su casa de Mairena de Aljarafe (Sevilla, España). Los invitados, de tiros largos (esmoquin ellos, vestidos tobilleros ellas), disfrutaban del ambiente ibicenco, así como de la simpatía y valentía del anfitrión y los leones, cuando de pronto, previa denuncia, agentes del SEPRONA (Servicio de Protección de la Naturaleza), unidad especializada de la Guardia Civil, hicieron de aguafiestas, entrando cual safari tanzano en la finca y llevándose los cachorros de león al zoológico Mundo Park de Guillena (Sevilla, España), de donde nunca debieron haber salido sin el permiso correspondiente de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía. No consta que otro tipo de unidades especializadas de la Guardia Civil hubiesen entrado en la casa para requisar otro tipo de bienes de consumo. La otra farándula es la de los cómicos, esos que se dedican al circo, al teatro, a la ópera, al cabaret, al café cantante, al monólogo, al mimo, a la marioneta, a la música callejera… Esos titiriteros a los que no prestan atención los medios de masas. Uno no puede ser artista y ser normal; no interesa a casi nadie.