Diagnóstico y pronóstico

domingo, 14 de diciembre de 2014

Foto: Sylvie Blum
Del lince ibérico quedan menos de doscientos ejemplares, debido a la dispersión de las poblaciones, la escasez de conejos por la mixomatosis, la repoblación forestal, la circulación viaria y la caza furtiva. Al menos, sobre los motivos de la extinción del lince, hay un diagnóstico claro. Cuando los diagnósticos se sustituyen por pronósticos, la extinción puede ser más traumática. Claro que peor es confundir linces con tigres.

1 comentarios:

Felipe dijo...

Mi jefe es el único ejemplar de hipopótamo ibérico que queda y para colmo de males desperdicia su semen cada mañana por la garganta profunda de la encargada. Así no hay quien recupere la especie, que está desprotegida del todo.