La causa feminoide

miércoles, 5 de noviembre de 2014

Foto: Jorge Urbano
Cuando una es feminista dentro de un partido obrerista debe denunciar, por ejemplo, la injusticia social que supone la discriminación laboral por sexo en empresas en las que las trabajadoras realizan tareas menos cualificadas, más repetitivas, menos pagadas, más monótonas, menos ajustadas a convenios colectivos, más precarias en cuanto a contratos, que los trabajadores. Cuando una, para demostrar su alto de compromiso con la causa feminista, se dedica a denunciar la publicidad supuestamente sexista, puede caer en la mojigatería, pasando de feminista a feminoide. A las mujeres la causa feminoide les trae al pairo.

2 comentarios:

Simun Froiz dijo...

Mi cuñado y yo somos feminófobo-pacíficos-vegetariano-carnívoros, solteros los dos por supuesto, pero amantes de las mujeres de países lejanos y nada obreristas.

Felipe dijo...

Esta oficina no es un lugar de trabajo, es una cárcel, excepto para la encargada feminícola.