Caída libre

domingo, 30 de noviembre de 2014

Foto: Andrey Samartsev
En física y en política la caída libre viene a significar lo mismo: descenso brusco por causa de la gravedad. Lo malo es no querer ver la gravedad. Lo grave es no querer ver la realidad. Creer que la caída libre en el seno de un fluido (mar, por ejemplo) no es caída, por los efectos de la viscosidad del medio, es no saber o no querer saber. Conviene saber que un sistema de referencia ligado a un cuerpo en caída libre puede ser inercial o no inercial, en función del marco teórico que se use.

2 comentarios:

Deleg. Estudiantes Humanidades dijo...

Decía Santiago Carrillo en una entrevista que lo que le faltaba a la izquierda en las urnas —excluyendo al PSOE— era "inercia" electoral. Ahora la inercia acumulativa de los partidos mayoritarios ha jugado en su contra porque ha servido para descubrir la "gravedad" de sus intenciones e intereses espurios.

Obispo dijo...

Peor tratan los abortistas a los fetos indefensos. Ésta parece una modelo en clase de manualidades para una lección de macramé o de preparación de embutidos. Se empieza con la interrupción del embarazo y se termina devorando carne humana. ¡Qué horror y qué espanto!