Dar de mamar

jueves, 7 de agosto de 2014

Foto: Vincent Peters
Shakira, defensora de la lactancia materna, declaraba: "Dar de mamar a mi hijo me encanta, no puedo parar; creo que le voy a dar de mamar hasta que vaya a la universidad". Cuestión de tiempos. Los antropólogos han comprobado que la lactancia materna sólo a bebés es propia de países ricos, mientras que la lactancia materna durante media docena de años es propia de países pobres. La UNICEF, la OMS y la Asociación Española de Pediatría recomiendan la lactancia materna exclusiva durante el primer semestre de vida del bebé y la lactancia materna combinada con otros alimentos durante dos años por lo menos. Vincular la lactancia materna a las etapas educativas, prolongarla durante la enseñanza infantil, primaria, secundaria y superior, no es opción exclusiva de la madre. No está recogida en la legislación. Hay un momento en que el amamantado, cuando pasa de sujeto pasivo a sujeto activo, tendrá algo que opinar. A principios del siglo XX los mamíferos humanos no dejaron de ser mamíferos, pero pasaron a ser parásitos mamarios, cuando comenzaron a mamar leche de otra u otras especies. Bastaron unas décadas para comprobar que el negocio de los sucedáneos de la leche materna aportaba beneficios a los productores y perjuicios a los consumidores. Los mamíferos humanos se habían inventado un problema de malnutrición y salud pública. Al tiempo que se incumplían las recomendaciones de las organizaciones internacionales, se iba borrando de la memoria colectiva la imagen de las madres con nodriza, las amas de cría y la lactancia mercenaria. ¡El progreso es la leche, Shakira!

1 comentarios:

SILVERIO dijo...

Siempre fui yo muy de leche natural.