Del fatalismo al fanatismo

martes, 22 de julio de 2014

Foto: Ali Mahdavi
No hay que confundir fatalismo con determinismo. El fatalismo responde a la creencia supersticiosa. El determinismo responde al principio de causalidad (no de casualidad). El fatalismo descarta la razón y la acción. El determinismo permite la anticipación y la reacción. Sartre, en El ser y la nada, advierte: "Se puede afirmar que el determinismo, si se tiene la precaución de no confundirlo con el fatalismo, resulta más humano que el libre albedrío. Si pone de relieve los condicionantes de nuestros actos, al menos da razón a cada uno de ellos, si se limita sólo a la física y renuncia a buscar un condicionante en el conjunto del universo, muestra que la atadura de nuestros actos está en nosotros mismos. Actuamos tal como somos y nuestros actos contribuyen a hacernos". Sin embargo, del fatalismo al fanatismo va un paso y una letra. ¿Por qué existe la mujer fatal y no el hombre fatal?

0 comentarios: