La coca cola, la reforma laboral y la felicidad

sábado, 14 de junio de 2014

Foto: Andrew Lucas
Dice la campaña 2014 de Coca-Cola: "Estamos juntos". Es cierto, el bufete que diseñó el despido masivo de Coca-Cola diseñó la reforma laboral del PP. Están juntos. Nosotros no estamos con ellos, estamos con los trabajadores, porque como decía la campaña 2011 de Coca-Cola, "Hay razones para creer en un mundo mejor". Menos mal que la Audiencia Nacional tampoco está con ellos. La Audiencia tumbó el despido colectivo de 1.200 trabajadores que Sargadoy Abogados había diseñado para Coca-Cola. La sentencia de la Audiencia obliga a Iberian Partners, filial de Coca-Cola en España, a readmitir a los despedidos y a pagarles los salarios no percibidos. Eso sí, entretanto Coca-Cola ha desmantelado cuatro fábricas embotelladoras en Asturias, Alicante, Mallorca y Madrid, a pesar de que, como decía la campaña de 2007, "Es la fábrica de la felicidad". La sentencia, recurrible ante el tribunal Supremo, argumenta mala fe de la empresa en la negociación, sin propuestas de reestructuración productiva y con propuestas de recolocación de esquiroles, a pesar de que, como decía la campaña de 1988, "Coca-Cola es sentir de verdad". No importa, ellos siguen juntos. La Fundación Sargadoy continúa impulsando el Observatorio de Seguimiento de la Reforma Laboral. Ellos siguen juntos y felices, porque quien destapa una botella de Coca-Cola  "Destapa la felicidad", porque, a fin de cuentas, "Coca-Cola es así", porque ellos son así. Lo que importa es la felicidad. Según expertos publicistas, los consumidores españoles identifican Coca-Cola con la felicidad más que ninguna otra marca. Según Rojas Marcos, experto en psiquiatría, "El 40% de la felicidad depende de los genes"… ¿Dependerá el otro 60% de la Coca-Cola? Tras una noche de cubalibres buscando la felicidad, el borracho busca su casa, presuponiendo que tiene una.

5 comentarios:

Bakunin dijo...

La Coca-Cola y la coca son instrumentos del Imperio.

Rebe dijo...

Yo uso Coca-Cola para desatascar tuberías.

Felipe dijo...

La encargada sólo toma Coca-Cola o leche ¿? ¿?

estrella dijo...

La Coca-cola sí que se ha adaptado bien a los tiempos, adaptando la felicidad a las circunstancias de cada cual.
Así, para los que su felicidad se ve nublada por el insomnio o la mala conciencia, Coca-cola sin cafeína.
Para aquellos cuya felicidad está condicionada al espejo de los demás y al uso del propio cuerpo, Coca-Cola light, o sin azúcar.
Para los que han alejado de sí mismos su felicidad a base de ser un compendio de penas, Coca-Cola Zero, que no tiene nada de nada (a excepción de la falta de ortografía).
Si además tenemos en cuenta que la Coca-cola se deja acompañar para superar alguna carencia, tanto de ginebras, rones, whisky,.....es una metáfora de la vida misma.
Será la chispa de la vida, pero a mi no me quita la sed, que es para lo que bebo, fundamentalmente.
bss
P.D. Si es cierto que engancha como una droga y crea lazos de fraternidad entre los adeptos, se puede hablar de secta, no?

BERTA dijo...

Felipe, Colo Cero, nosotras, las de la silueta de botella original, las de las curvas sinuosas, las de las burbujas chisposas, seguimos sin comprender cómo te gusta más ese palo seco de novio que tienes y esos amigos escuchimizados con los que te toqueteas. ¡Allá tú!

Tus TRES BBB
(BEA, BELÉN & BERTA)