El anacoluto

martes, 27 de mayo de 2014

Foto: Eugenio Recuenco
Que las Primarias, para escoger candidatos a cargos institucionales o a cargos orgánicos, son un compromiso previo, un compromiso adquirido por el PSOE, es un anacoluto con un par de redundancias. Un compromiso siempre es previo y adquirido, salvo que haya sido contraído sólo para entretener o despistar, es decir, que no sea un compromiso. Cierto que, según el diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, compromiso tanto significa "obligación contraída, palabra dada, fe empeñada" como "dificultad, embarazo, empeño". Algunos líderes venden la primera acepción pero sólo compran la segunda. Si las cosas vienen mal dadas, "dimiten por compromiso personal", no se sabe si adquirido o previo (otra redundancia, más que pleonasmo, pero también anacoluto). El anacoluto, aunque lo parezca, no es un insulto. El anacoluto es un solecismo que consiste en la inconsecuencia o la falta de coherencia en la construcción del discurso. El anacoluto no sólo es un error de forma, también lo es de fondo. Peor, quizás el anacoluto aparezca porque en el fondo no había fondo. La falta de contenido tiene que ver con la falta de compromiso, adquirido o previo. Quien no cree en el compromiso que no pida credibilidad.

4 comentarios:

Felipe dijo...

La encargada será una mula pero los demás somos unos burros.

Funcio dijo...

Que eu saiba Anacoluto non temos, máis temos un compañeiro funcionario dos dantes o que chaman o Anacoreta, porque anda sempre só pero pasa moita información a quen ten que pasala.

Nario dijo...

Funcio, te acuerdas de cómo nos explicaban la importancia de la redundancia en el cursiño de Linguaxe Administrativa?

BEA dijo...

Felipe, Anda Coluto, déjate ya de redundancias reiterativas con tus chicos, que no llevan a ninguna parte, y prueba el elixir de la coherencia de estos tres cuerpazos perfectamente construidos... Bueno el de una un poco reconstruido!!!

Tus tres BB + B
(Belén, Bea + Berta)