Adolecer y amenazar

domingo, 6 de abril de 2014

Foto: Steven Meisel
Cuando se adolece de valentía, se amenaza la consecución del objetivo. Obvio militarmente, verdadero políticamente, falso lingüísticamente. Doble error habitual en el lenguaje, doble error en la forma, aunque no en el fondo. Habría que decir: "Cuando se carece de valentía, se pone en riesgo la consecución del objetivo". Adolecer no es carecer o no tener, y menos no tener valentía, que es una cualidad, que tiene que ver con la capacidad, la fuerza y la energía. Adolecer es tener un defecto o un vicio. No hay que confundir carencia con deficiencia. Si el líder adolece de defectos, no es que carezca de ellos, es que los tiene. Si el líder se rodea de aduladores, los defectos no se corrigen, se acentúan. Si los defectos del líder se acentúan, el objetivo se aleja. Amenazar es dar a entender a alguien que se le quiere hacer o se le va a hacer daño. Amenazar también es avisar de que inminentemente va a pasar algo negativo. No hay que confundir amenaza con advertencia. No obstante, es peor confundir amenazar con amagar. No hay más que acudir al diccionario para comprobar que amagar no sólo es amenazar con hacer algo y no hacerlo, es decir, aparentar, fingir o simular (asumiendo que no es lo mismo simular que disimular), sino que amagar también es dejar ver la intención de ejecutar inminentemente una acción. Cosas de la milicia, la política y del diccionario.

7 comentarios:

Siro dijo...

Otros confunden adolecer con adormecer.

Felipe dijo...

Amenazar y amamantar, el jefe a la encargada.

Funcio dijo...

Amanecer y amenazar, es la vida del funcionario en la Xunta.

Nario dijo...

Funcio, ¿qué haces escribiendo en castellano?
Te van a amenazar si no usas el galego normativo en el computador.

estrella dijo...

Los defectos son inevitables, el dolo, no.
Dolo y defectos juntos pueden ser terribles
Dolo, defectos y soberbia, casi mortales.
Dolo, defectos, soberbia y coro, una comedia de los hermanos Álvarez Quintero.
Bss
P.D. En el amor y en la guerra está todo permitido, excepto la cobardía.

Felipe dijo...

El jefe se pensó hace años instalar una ducha en el despacho, pero se ve que la higiene no es lo de este hipopótamo y la búfala de la encargada.

BERTA dijo...

Felipe, Bebito de Cuna, deja ya de soñar con la encargada y vente a la cama con estas tres Nanas que no adolecen de defectos y que te pueden enseñar todas las maravillas del país de Alicia y del país del Marqués de Sade.

TUS TRES BBB
(BEA, BELÉN & BERTA)