La alfombra roja

lunes, 3 de marzo de 2014

Foto: Getty Images
La alfombra roja tendida por la izquierda a la derecha, cuando renuncia a su ideario de socialismo democrático y a su modelo de estado socialdemócrata, resulta difícil de remendar una vez pisoteada y difícil de enrollar una vez desenrollada. La alfombra roja de recepción monumental o escalerilla de avión oficial, pisada por papas, reyes o presidentes, no tiene el glamour mediático y la relevancia económica de la principal alfombra roja del mundo: la alfombra roja de la ceremonia de entrega de los premios Oscar de la industria cinematográfica, celebrada cada año en Hollywood (Los Ángeles, USA). La alfombra roja se convierte en el escaparate por excelencia de las firmas de moda y de los cotilleos de moda, además de las películas de moda. La alfombra roja sirve para incentivar el consumo de vestidos, joyas, zapatos, complementos y revistas del corazón, además de filmes sobre la esclavitud, la bolsa o la esclavitud de la bolsa. Por la alfombra roja pisa, con smoking blanco, un tipo oscarizado por un papel de homófobo enfermo de sida. Por la alfombra roja pisa, con smoking blanco, un tipo oscarizado por un papel de transexual. Tipos contestatarios asumidos en un sistema incontestable. Por la alfombra pisan unas divas del star system con vestidos sencillos a la par que elegantes. La crisis obliga a la sencillez, que no a la austeridad. La ficción se impone a la realidad, que de eso se trata. Por la alfombra roja pisa una diva con un collar valorado en 15 millones de dólares, al alcance de cualquier mujer capaz de hacerse a sí misma con esfuerzo, estímulo y estudio… en África, por ejemplo. No hay nada más ateo que la alfombra roja de la catedral.

3 comentarios:

SILVERIO dijo...

¡ALIRÓN, ALIRÓN, ALIRÓN!
¡ME QUEDO CON CHARLIZE THERON!

El broche se lo compramos entre todos sus fans.

Funcio dijo...

NAS EDADES DE PEDRA BIPARTITAS AS ALFOMBRAS ERAN PERSAS.

P.D. Aínda están ahí.

Nario dijo...

Funcio, ¡Qué memoria tienes!