Judicializar

lunes, 3 de febrero de 2014

Foto: Signe Vilstrup
Judicializar es llevar por la vía judicial un asunto que podría conducirse por otra vía, generalmente política. Lo que no se denominaba no existía. Lo que no estaba en el diccionario no se denominaba, al menos oficialmente. El Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua no incorporó el verbo judicializar hasta la vigésimo segunda edición (2001). Esto es, parece que sólo en el siglo XXI se ha acudido y se acude regularmente a la justicia para resolver cuitas políticas. Los apolíticos, iluminados, puristas, indignados y similares no son partidarios de judicializar la vida política, ni de politizar la vida judicial. De hecho, los apolíticos, iluminados, puristas, indignados y similares no son partidarios ni de la política, ni de la justicia, porque cada uno se inventa su propio concepto de política y justicia. No obstante, transferir continuamente a la justicia asuntos que debería resolver la política no garantiza resoluciones más justas. Judicializar en exceso la política es dar demasiada relevancia a la justicia, que debería ocuparse de otros ámbitos de la vida de los ciudadanos (seguridad, trabajo…). Judicializar en exceso la política ralentiza la justicia, haciéndola menos justa. Judicializar en exceso la política lleva a la tentación de controlar primero a los órganos judiciales, rompiendo la premisa básica de la división de poderes. Decía Abraham Lincoln: "La justicia más estricta no siempre es la mejor política". El diccionario contiene sorpresas, como que las cuestiones judiciarias no son cuestiones judiciales, sino cuestiones relativas a la astrología. A este paso cósmico acabarán judicializando las cuestiones judiciarias. Nunca dio buen resultado mezclar justicia, política y astrología.

3 comentarios:

Deleg. Estudiantes Humanidades dijo...

Sin embargo, el incremento de las tasas judiciales conlleva un proceso de desjudicialización en las causas que afectan a los ciudadanos más humildes, incapaces de asumir el elevado coste de los procedimientos, lo cual atenta directamente contra el derecho constitucional a una tutela judicial efectiva.

Siro dijo...

A VECES NO QUEDA OTRA...

Felipe dijo...

Lo de la encargada es de juzgado de guardia.