Estafa piramidal

viernes, 14 de febrero de 2014

Acierta el colectivo CrimethInc cuando propone una ilustración tragicómica para que reflexionemos sobre la estafa piramidal del sistema capitalista. Acierta provocando: "No hay espacio suficiente en la cúspide. Da igual lo duro que trabajemos. Ningún esquema piramidal puede expandirse eternamente. Tarde o temprano está condenado a desmoronarse. El cambio climático y la crisis son las primeras grietas". Esta es la ilustración para la reflexión:

Ilustración: CrimethInc

Tras haber reflexionado sobre la estafa piramidal del capitalismo, reflexionemos sobre CrimethInc. El colectivo toma el nombre del "crimenthink", el crimental o crimen de pensamiento de Orwell. Sus miembros no saben si son o no son miembros. Pueden ser individuos, células autónomas o grupos de afines. No saben quiénes son ni qué son. No saben si son anarquistas, punkies, anarco-punkies, altermundistas, indignados o iluminados. Pero de eso se trata; de qué se trata, que me opongo. Se oponen al sistema capitalista, al sistema comunista, al estado capitalista, al estado socialdemócrata, al parlamentarismo representativo... Como decía Tucholsky del soldado fanático: "Si apunta otra vez, disparará contra camaradas, contra trabajadores, contra hombres que se encuentran bajo el yugo del capitalismo lo mismo que él, fanático soldado; a quienes hay que disparar, los verdaderos culpables, jamás podrá apuntarles". Claro que Tucholsky se la jugaba ante los nazis, ante bandas que no eran bandas de punk hardcore, como Catharsis.


Foto: Michael Oswald

2 comentarios:

Mis experimentos académicos dijo...

Se trata del eterno juego de suma cero donde un participante debe perder para que gane el otro, y lo peor es que siempre pierde el mismo, mientras gana la élite endogámica que mantiene el juego cooperativo únicamente entre sus miembros, y de ahí llegamos al principio de Dilbert o la incompetencia sistémica.

Deleg. Estudiantes Humanidades dijo...

Si el crecimiento fuera realmente sostenible no se darían estas crisis cíclicas. La riqueza se adquiere robando, pero no se puede extraer siempre de la misma fuente porque llega el momento en que se agotan los recursos. De todas maneras, la pirámide siempre vuelve a tener un vértice -porque nunca adquiere otra forma- y el ciclo comienza de nuevo, aquí no ha pasado nada.