Asimetrías de poder y salud

miércoles, 12 de febrero de 2014

Foto: André Brito

La asimetría de poder deriva en la asimetría de salud. Los conceptos parecen abstractos, más abstractos si son formulados a escala global. Pero, la concreción y la regionalización son terribles, traen desnutrición, hambre, enfermedad y muerte a territorios y habitantes pobres. Durante un par de años, la Universidad de Oslo reunió a expertos en política, salud, desarrollo y derechos humanos, que investigaron la relación entre ambas asimetrías y publicaron los resultados en The Lancet. Según el informe, la equidad sanitaria ha ido perdiendo peso relativo en las políticas nacionales a medida que prevalecían las decisiones de gobernanza global elitistas, las decisiones financieras especulativas, las decisiones políticas "austericidas", las decisiones empresariales corporativas y las decisiones mercantiles opresivas en cuanto a movimientos de capitales, productos financieros tóxicos, rescates bancarios, reformas laborales retroactivas, excedentes agrícolas, precios alimentarios, etcétera. Según el informe, la producción mundial de alimentos permitiría atender un 120% de las necesidades dietéticas, pero la seguridad alimentaria no está garantizada porque tiene prioridad la riqueza sobre la salud. Mientras en los países pobres aumenta la brecha social, los más ricos se hacen más ricos y los más pobres sufren de falta de alimentos y hambre. Mientras en los países ricos aumenta la brecha social, los más ricos se hacen más ricos y los más pobres comienzan a sufrir de escasez de alimentos y desnutrición. La paradoja es que en los países ricos cada vez son más los que sufren de mala salud por sobrealimentación y obesidad. Los avances en biomedicina (vacunas, medicamentos, diagnósticos) no son suficientes para reducir la asimetría de salud. Como advierte Ole Petter Ottersen: "Ha habido grandes avances en la detección de enfermedades y el tratamiento de enfermos en el ámbito de la salud en las dos últimas décadas, aunque sólo una pequeña parte de la población mundial se ha beneficiado (…) Se requiere un acuerdo global para que el crecimiento económico vaya paralelo a la equidad en salud". Cuestión de voluntad política, no sólo nacional, pero también nacional. España es cada vez más asimétrica.

3 comentarios:

Rebe dijo...

Yo soy mucho de DESIGUAL, por las asimetrías.

Felipe dijo...

La encargada no es asimétrica, es doblada por las rodillas.

CALATRAVA dijo...

ASI ME TIRA