La Cuba de Adela

miércoles, 8 de enero de 2014

Foto: Steven Klein
La Cuba de Adela no es la Cuba de Agustín. Su pequeña ciudad, Caibarién (Villa Clara, Cuba), con sus ingenios azucareros y sus cayos costeros, apenas ha cambiado algo gracias a un turismo incipiente. Sin embargo, la vida de Adela ha cambiado mucho. Adela nació Agustín, fue educada como hombre, fue maltratada por su padre, fue apresada por "maricona", en la Cuba de antaño. Adela es enfermera, es delegada de su barrio por elección popular, es la primera transexual con un cargo político, en la Cuba de hoy. Adela "atiende la necesidad de más de quinientos electores y bajo su responsabilidad tiene dos bodegas en las que se venden alimentos normados, una pescadería, un consultorio médico y tres escuelas". En la Cuba de Adela los representantes políticos no cobran por esa función, son servidores públicos. Adela es apreciada por los vecinos, debido a su labor profesional y a su labor asistencial. Adela es temida por las autoridades, debido a su tozudez y testarudez a la hora de demandar servicios. Unos la aprecian al margen de su aspecto sorprendente y su orientación sexual. Otros la temen por su temeridad y por el posible escándalo. Adela es una revolucionaria dentro de la revolución. Fue presidenta de un Comité de Defensa de la Revolución durante tres décadas y ha sido testigo y protagonista de los cambios. Adela: "Nada pudo cambiar mis ideales, ni los maltratos, ni los insultos, ni los golpes alteraron mis sentimientos hacia esta revolución; yo no puedo seguir arrastrando rencores por mis sufrimientos, porque todo país comete errores, y Cuba los cometió con nosotros, pero ha tenido la osadía de reconocerlo; ahora yo tengo el derecho a escoger como voy a vivir, a tal punto que dentro de poco tiempo me darán un nuevo carnet de identidad donde se me reconoce mujer". Fidel Castro: "Sin crisis no hay cambios; sin crisis no se forman las conciencias; un día de crisis forma más conciencias que diez años sin crisis".

4 comentarios:

Folgueira dijo...

Si Adela é a da foto, non me importaría meterme na cuba de Adela e marchar borracho cara a Cuba como fixo meu tío Aurelio alá polos anos corenta.

Chunguito Brother dijo...

Desde México lindo y amigo, por ella va este corrido de La Adelita de Cuba:

En lo alto de una abrupta serranía
acampado se encontraba un regimiento
y una moza que valiente lo seguía
locamente enamorada del sargento.

Popular entre la tropa era Adelita,
la mujer que el sargento idolatraba
que además de ser valiente era bonita
que hasta el mismo coronel la respetaba.

Y se oía que decía
aquel que tanto la quería…

Si Adelita se fuera con otro
la seguiría por tierra y por mar,
si por mar en un buque de guerra
si por tierra en un tren militar.

Si Adelita quisiera ser mi esposa,
y si Adelita ya fuera mi mujer,
le compraría un vestido de seda
para llevarla a bailar al cuartel.

Y después que terminó la cruel batalla
y la tropa regresó a su campamento
por la vez de una mujer que sollozaba
la plegaria se oyó en el campamento.

Y al oírla el sargento temeroso
de perder para siempre su adorada
escondiendo su dolor bajo el reboso
a su amada le cantó de esta manera…

Y se oía que decía
aquel que tanto se moría…

Y si acaso yo muero en la guerra,
y mi cadáver lo van a sepultar,
Adelita, por Dios te lo ruego,
que por mí no vayas a llorar.



CALATRAVA dijo...

DE VERDAD QUE MIRÉ LA FOTO Y LEÍ EL TÍTULO: LA CURVA DE ADELA.

Berta dijo...

Felipe, Obseso de la Encargada, ¿te has preguntado alguna vez si la encargada es transexual y por eso le gusta tanto al maricón de tu jefe?

Tus Tres BBB
(Bea, Belén & Berta)