Cuando el magnate es mangante

martes, 31 de diciembre de 2013

Foto: Greg Kadel
Cuando el magnate es mangante, la cosa cambia. La diferencia no es cuestión de etimología, ni de ortografía, ni de dislexia, ni de simple adición de consonante. Cuando el magnate era magnate, era magnético (además de poder, tenía imán). Cuando el magnate era magnate, magnate venía de magno, de gran persona. Cuando el magnate era magnate, era hombre (casi nunca mujer) eminente, influyente, prominente, sobresaliente en una actividad productiva. Cuando el magnate era magnate, destinaba parte de la fortuna amasada a la filantropía, al mecenazgo, a la protección. Cuando el magnate es mangante, destina parte de la fortuna amasada a la ostentación, al despilfarro, a la corrupción. Y es que mangante tiene que ver con maleante, mangui, manguta, mangancia y mangoneo. Cuando el magnate es mangante, el mangoneo, es decir, el enchufismo, la estafa, la prevaricación, transforma la democracia en una plutocracia, que no es precisamente el control del gobierno por personajes tan nobles como el Pluto de Walt Disney, sino el control del poder por quienes tienen el dinero, como el Pluto de Dante, ese demonio perruno que vivía en el cuarto infierno de la menos divina de las comedias. Como decía el escéptico Bernard Shaw: "La plutocracia, después de destruir el poder real por la fuerza bruta con disfraz de democracia, reduce a la nada esa democracia. El dinero es el que habla, el que imprime, el que radia, el que reina (…) Los reyes, también los jefes socialistas, tienen que acatar sus normas y paradójicamente suministrar fondos para las empresas de aquellos". Es que cuando el magnate es mangante, la cosa cambia.

La caída de ojos

domingo, 29 de diciembre de 2013

Foto: Adolfo Gosálvez
La caída de ojos se tiene o no se tiene. La caída de ojos no se aprende. La caída de ojos no se define bien. La caída de ojos viene siendo algo así como la capacidad de bajar la mirada entornando los párpados de una manera seductora. La política es seducción. Un líder tiene que tener una seductora caída de ojos. Un sinergólogo es un profesional que estudia el lenguaje corporal, la gestualidad. Un sinergólogo, Javier Torregrosa, entrevistado sobre los gestos delatadores de los políticos, pone a Rajoy como ejemplo negativo: "Los gestos de Mariano Rajoy son extraños, por el movimiento de los ojos, y no son nada agradables; cuando se ve el blanco de los ojos por arriba o por abajo no es agradable, y a él le ocurre". Rajoy miente con la mirada tanto como con la boca. Rajoy no tiene caída de ojos, tiene los ojos caídos. Ante una pregunta aduladora, Rajoy abre más los ojos. Ante una pregunta molesta, Rajoy parpadea en ambos ojos cual alas de crisálida recién convertida en mariposa. Ante una pregunta aduladora, sus ojos se van al lado izquierdo y responde seguro siguiendo al pie de la letra las notas de sus asesores. Ante una pregunta molesta, sus ojos se van al lado derecho y miente inseguro inventando la respuesta para salir del paso. La mirada es el espejo del alma. Rajoy es incapaz de saludar con la mirada; le falta simpatía. Rajoy es incapaz de convencer con la mirada; le falta sinceridad. Rajoy es incapaz de intimidar con la mirada; le falta determinación. Rajoy es incapaz de aguantar la mirada; le falta vergüenza. Como decía William Cowper: "Seguir estúpidos precedentes y parpadear con los dos ojos es más fácil que pensar". Ese poeta también anduvo siempre muy preocupado por la condena eterna.




El gran farsante

sábado, 28 de diciembre de 2013

Foto: Gonzalo Puertas
El presidente del Gobierno reúne a la prensa una vez al año, una y sólo una, para hacer balance. Sin límite de tiempo, sin censura de preguntas, para dar imagen de político correcto, responde con frases tan herméticas y crípticas como huecas y vacuas, dando por hecho que van dirigidas a ingenuos e imbéciles. Frases como: "Los pensionistas no han visto mermado su poder adquisitivo"; "Espero que cuando acabe 2013 el número de parados inscritos en las oficinas de empleo sea inferior al de 2012"; "A finales de diciembre de este año habrá pocos menos afiliados a la Seguridad Social que hace un año"; "El 2012 fue el año de los ajustes, el 2013 el de las reformas y el 2014 será el año de la recuperación"; "No vamos a desfallecer ahora que empezamos a recoger los frutos de tanto esfuerzo"; "Hicimos lo que debíamos para evitar el hundimiento"; "Si Europa tiene que ser grande, que empieza a ser pequeña, imaginen cómo tiene que ser España"; "La Ley del aborto es una ley equilibrada"; "El Gobierno ha tomado la decisión que quería"; "Aunque me llamen farsante, soy un gran farsante porque expuse lo que está pasando en el Gobierno y el sistema"… Hay un error de transcripción. Una de las frases no es de Rajoy, es de Jantjie, el falso intérprete de lengua de signos del funeral de Mandela. Ejercicio para ingenuos e imbéciles: descubrir la frase en cuestión y descubrir cuál es el farsante y cuál es el gran farsante.

El jersey con reno

miércoles, 25 de diciembre de 2013


Lo must en USA durante estas entrañables fiestas navideñas es vintage: el clásico, setentero y ochentero, jersey con reno. El jersey con reno era entonces regalo de una bienintencionada abuela o una desorientada tía lejana. El jersey con reno es ahora prenda de culto de rastro cosmopolita o mercadillo de ropa usada, a razón de 30 dólares por pieza en el mercado urbano. Prenda hortera y rural por excelencia, a menudo se agota en los puestos ambulantes de las metrópolis y es preciso pedirla por Internet. Papá Noel, el hortera conductor nómada de renos, está contento con la nueva promoción de su medio de transporte y con las ventas de jerséis con renos. La moda hace furor. Se trata de conseguir y lucir el jersey con reno más hortera, kitsch, chabacano, ordinario, vulgar y desfasado. Se trata de competir y ganar algún concurso de jersey con reno más feo de entre los muchos que se organizan en grandes superficies comerciales, maratones populares, sucursales bancarias, agencias aseguradoras, mercados de abastos, pisos de estudiantes, gimnasios de culturistas, salas de bailes o casas de citas. Ya no se trata de parejas de abuelos con jerséis con renos, en cabañas de la América profunda, sentados ante la chimenea, leyendo Un cuento de Navidad de Charles Dickens, antes de irse a la cama y no soñar. Ya no se trata de parejas de hippies con jerséis con renos, en cabañas de la California profunda, sentados ante la chimenea, escuchando vinilos de The Who o The Animals, antes de hacer el amor y no la guerra. Ya no se trata de abuelos con jerséis con renos cantando villancicos de tradición popular, ni de hippies con jerséis con renos fumando marihuana de producción casera. Se trata de recuperar la venta del jersey con reno, se trata de recuperar el consumo, pero también se trata de recuperar la identidad. El capitalismo a veces tiene cosas que emocionan.

Hasta las bolas

martes, 24 de diciembre de 2013


Hay quien cree que las fiestas navideñas son las fiestas del consumismo. Hay quien cree que las fiestas del consumismo deben estar abiertas a la creatividad en época de crisis. Hay quien cree en el capitalismo. Hay quien cree en el cristianismo. Hay quien cree que el cristianismo y el capitalismo son lo mismo. Hay quien cree que el cristianismo está hasta las bolas de las bolas navideñas. En Milán, ciudad moderna europea, paradigma del capitalismo productivo (automóvil) y del capitalismo consumista (moda), las autoridades han obligado a la dueña de una sex shop a retirar de la calle su campaña navideña, cuya publicidad consistía en un árbol del cual colgaban anillos vaginales que sustituían a las bolas y a cuyos pies se depositaban juguetes eróticos que sustituían a los juguetes. Es discutible que los anillos vaginales resulten más decorativos que las tradicionales bolas. Es discutible que un árbol del placer femenino resulte más decoroso que un árbol machista con falos y bolas. Es discutible que las autoridades públicas hayan cobrado a la propietaria más de 4.000 euros por ocupación de espacio público durante toda la campaña navideña y no le hayan dejado ocuparlo ni tres semanas. Es discutible que coartando la creatividad se promocione el trabajo autónomo. Es indiscutible que el resultado de la campaña en cuanto a promoción ha sido muy superior al previsto por la empresaria, debido a la imprudencia de autoridades timoratas, pazguatas y mojigatas. Los caminos del Señor son inescrutables (frase de autor anónimo, muy repetida por los curas, cuyo significado es discutible pero que viene al caso y al momento).

Emergentes y turgentes

domingo, 22 de diciembre de 2013

Foto: André Brito
Brasil tiene fama de país emergente. Las tetas de las brasileñas tienen fama de turgentes. Pero, la fama no siempre salta a la vista. El país es emergente porque emerge de los países en vías de desarrollo hacia los países desarrollados. Las tetas son turgentes porque son resultado de herencia genética o porque son aumentadas, exagerada y artificialmente, transformándose en bultos tersos, tonificados, redondos, redondeados, esféricos, esferoidales, globulosos, globulares. A pesar de contar por naturaleza con un buen par de tetas o de haberlas modelado, para elevar la estima propia, para elevar la envidia de las demás o para elevar la libido de los demás, las brasileñas no pueden mostrarlas libremente en su total esfericidad, magnitud y turgencia. Las tópicas y típicas imágenes de los carnavales o las playas cariocas, con ridículos triángulos minimalistas tapando parcialmente pezones de esculturales propietarias, muestran a ciudadanas brasileñas cumpliendo la ley, concretamente cumpliendo un código penal de 1940, en el cual se vela por la moral y las buenas costumbres. Hacer topless, mostrar las tetas, en una playa carioca está prohibido porque es concupiscente, descarado, deshonesto, desvergonzado, escabroso, exhibicionista, impúdico, impuro, insolente, lascivo, licencioso, lujurioso, obsceno, pecaminoso, pornográfico y procaz. En definitiva, mostrar las tetas en la playa está prohibido porque no es divertido sino libertino, porque no es lúdico sino lúbrico. En España comienza el invierno y siguen permitiendo el topless. En Brasil comienza el verano y siguen prohíbiendo el topless. Algunas brasileñas atrevidas lanzan por las redes una convocatoria masiva para hacer topless en la playa de Ipanema el primer día del verano. Responden pocas garotas. Responde la presidenta de la Comisión de Defensa de la Mujer de la Asamblea Legislativa de Río de Janeiro: "para eso existen las playas nudistas". Ese es el error, en España no hay playas nudistas, hay playas. Para ser país emergente no sólo hace falta una economía emergente, hace falta una mentalidad emergente. Cuando se mezclan la emergencia y la turgencia, malo.

Adiós, Rubia

viernes, 20 de diciembre de 2013

Foto: Patrick Demarchelier
Adiós, Rubia, sin más, es machismo; Bye, bye, Blondie, sin más, es feminismo. Es feminismo carnal y descarnado; es feminismo radical y descarado. Feminismo que llega a las librerías españolas con retraso de diez años, sólo diez años, como siempre o como casi siempre, desde la vecina (en cuanto a frontera) y lejana (en cuanto a mentalidad) Francia, como siempre o como casi siempre. Los antecedentes, en papel y en película (Fóllame, Perras sabias, Lo bueno de verdad, Teoría King Kong), son avales de atrevimiento y modernidad. La autora, Virgine Despentes, ex puta e icono del destroy punk, es mujer de pocos rodeos y zarandajas. Los temas, pornografía, prostitución, homosexualidad, violencia o sexo, son tabúes y párrafos ocultos en algunas bibliotecas. En Bye, bye, Blondie Virgine plantea relaciones lésbicas que escandalizan a las feministas y hasta a las lesbianas. Como escandalizan sus explicaciones sobre el argumento: "Dos mujeres juntas son sujeto de fantasía sexual para los hombres, que siguen considerándolas como su campo de juego; es un clásico del porno mainstream. En Bye, bye, Blondie el problema sería que no follaran; los hombres heterosexuales no tendrían nada con que alimentar su polla y no lo tomarían bien. Creo que dos hombres juntos son un ataque más frontal a los heterosexuales retrógrados (…). El tema de la homosexualidad, como el tema del feminismo, es central ahora. La extrema izquierda francesa tiene una tendencia histórica a considerar estos temas como secundarios y es un error. Ser homosexual sigue siendo algo totalmente revolucionario, un asunto capital e inaceptable para los reaccionarios". No obstante, en su utopía punk underground Virgine se imagina un lugar de libertad lésbica, donde las mujeres "ni siquiera enseñan una teta". Ni siquiera una teta.

El presidente estúpido y el rey desnudo

sábado, 14 de diciembre de 2013

Foto: Frieke Janssens
El presidente estúpido y el rey desnudo: argumentos de Sindicato de Periodistas y cuentos de Andersen. El presidente no quiere que le pregunten. El presidente no quiere responder. El presidente está triste. ¿Qué tendrá el presidente? ¿Es acaso el presidente estúpido e incapaz para su cargo? ¿Es acaso delito llamar estúpido e incapaz al presidente? Es lo que dice el cuento, es una metáfora. Los periodistas están mal acostumbrados, los ciudadanos también, los súbditos otrosí. Los periodistas estaban acostumbrados a que el presidente en sus escasas ruedas de prensa sólo contestase a cuatro preguntas, que ellos mismos acordaban. El presidente lo hacía así para incentivar el consenso entre profesionales del gremio y para agilizar su ingenio, obligándoles a un proceso de análisis y síntesis de las cuestiones, que se traducía en la selección de las preguntas más interesantes para los españoles. Sin embargo, a partir de ahora, el presidente va a escoger directamente a los periodistas que quiere que le pregunten. El presidente lo hace porque no quiere perder tiempo y porque ahora, tras dos años en el cargo, ya sabe cuáles son los periodistas que hacen las preguntas que interesan a los españoles. La Federación de Sindicatos de Periodistas ha mostrado su malestar en un comunicado, señalando que "el tradicional recelo del presidente del Gobierno hacia los periodistas, que le ha llevado en ocasiones a estar más de un mes sin comparecer ante ellos, ha dado un grave paso adelante, pues la secretaria de Estado de Comunicación les ha informado de que a partir de ahora el Gobierno decidirá a qué periodistas de los que se han apuntado previamente da la palabra en las ruedas de prensa de la Moncloa". Se trata del mismo presidente al que se le llena la boca cuando habla de ley de transparencia. Se trata del control de los medios de información, es decir, del control de la información. No se trata de un cuento. En el cuento de El rey desnudo Andersen cuenta que: "Hace muchos años había un rey que era comedido en todo excepto en una cosa, en que se preocupaba mucho por su vestuario. Un día escuchó a dos charlatanes, Guido y Luigi Marabuto, decir que podían fabricar la prenda más suave y delicada que se pudiera imaginar. Esta prenda tenía la especial característica de ser invisible para cualquier estúpido o incapaz para su cargo. Obviamente, no había prenda alguna, sino que los pícaros simulaban que trabajaban en la ropa, pero se quedaban con las ricas telas y accesorios que solicitaban para su confección. Dudando de si él mismo sería capaz de ver la prenda o no, el rey envió primero a dos de sus hombres de confianza a verla. Evidentemente, ninguno de los dos admitieron que eran incapaces de verla y comenzaron a alabarla. Todos los ciudadanos habían oído hablar de la fabulosa prenda, estaban deseando verla y estaban deseando comprobar cuán estúpidos eran sus vecinos incapaces de verla. Los falsos sastres hicieron como que ayudaban al rey a ponerse la preciada prenda y el rey salió con ella en un desfile, sin admitir que era inepto o estúpido por no poder verla. Todos los ciudadanos alabaron disimuladamente la prenda, temerosos de que sus vecinos se diesen cuenta de que no podían verla. De pronto, un niño preguntó reiteradamente a gritos: "¿Pero no veis que el rey va desnudo?" La gente comenzó a cuchichear la pregunta hasta que toda la multitud gritó a coro: "¡El rey va desnudo!", "¡El rey va desnudo!". El rey escuchó, bajó la cabeza, comprendió, levantó la cabeza, terminó el desfile". Fin de la cita. Primera moraleja: No todo lo que todos dicen que es verdad es verdad. Segunda moraleja: El problema no es la desnudez, sino la estupidez. Tercera moraleja: Las preguntas suelen ser menos estúpidas que las respuestas. Metáforas personales: el rey es el presidente estúpido e incapaz para su cargo, los falsos sastres son sus secretarios y asesores, los ciudadanos son consumidores de productos falsificados, el niño es la prensa libre… ¡Controlen a ese niño!


¡Ni siquiera olé!

jueves, 12 de diciembre de 2013

Foto: Antonio Banderas
¡Ni siquiera olé! Ni siquiera olé es término genuinamente español. El entusiástico olé de la fiesta nacional por antonomasia, conformadora de la cultura, la lengua, la identidad nacional, no es español. Pan y toros, para esto. Dios, Patria y Rey, para esto. Santiago y cierra España, para esto. No es cuestión de anacrónico nacionalismo centrípeto. No es cuestión de oportunista nacionalismo centrífugo. No es cuestión de utópico federalismo más o menos asimétrico. No es cuestión de centro y periferia. No es cuestión de independencia o de identidad. ¡Es qué olé viene del árabe! ¡Es qué olé deriva de Alá! ¡Es qué olé no viene del baile flamenco, sino de la danza del vientre! Sabiendo esto, ¿volverá a gritar eufórico en la plaza el aficionado medio, católico y de derechas, ¡olé! ante una verónica magistral de su diestro preferido?, ¿volverá a gritar en el bar de la esquina el aficionado medio, católico y de derechas, ¡olé! ante el gol que le otorga otro Mundial de Fútbol a su Selección Nacional, aunque lo marque otro jugador del irredento Barcelona? No es cuestión de espectáculo o deporte. Es cuestión de fundamento y fundamentalismo: ¿gritará entusiasmado ese español medio el nombre del profeta de la competencia?  ¡Ni siquiera olé! Sabiendo esto… mejor que no se sepa. A ver si va a tener razón Cánovas en lo de que "son españoles los que no pueden ser otra cosa".

Disney Channel lésbico

lunes, 9 de diciembre de 2013

Foto: Perry Gallagher

En la próxima temporada de Good Luck Charlie (Buena suerte, Charlie), de Disney Channel, Charlie hace un nuevo amigo, hijo de dos lesbianas. Explicaciones del canal: "Disney Channel comprende el carácter innovador de incluir una pareja de lesbianas en una de sus comedias, aunque sea como argumento secundario. Esta historia en particular se planteó bajo la supervisión de expertos en desarrollo infantil y asesores de comunidad; al igual que toda la programación de Disney Channel, fue incluida por ser relevante para los niños y familias de todo el mundo, por reflejar temas de diversidad e inclusión". Reacciones de One Million Moms (Un millón de madres): "Disney debería dedicarse a entretener en vez de empujar una agenda… Disney tiene la opción de producir un programa con algunos personajes de ficción, pero la historia debe ser reescrita… Las familias conservadoras deben instar a Disney a que evite temas confusos para los niños, difíciles de comprender… Por desgracia, los niños están expuestos al matrimonio entre personas del mismo sexo, en un canal programado para niños…. Sólo porque algo sea legal, o porque algunos estén optando por un estilo de vida, no lo hace moralmente correcto… Los padres deben solicitar a Disney Channel que censure las escenas lésbicas o elimine el capítulo completo". One Million Moms pertenece a la American Family Association (Asociación de la Familia Americana), fundada por un reverendo en Tupelo (Mississippi, USA), como "una organización cristiana que promueve la ética bíblica de decencia en la sociedad estadounidense, con especial énfasis en la televisión y otros medios de comunicación". Sus medios: emisoras de radio, dinero y lobby político. Sus estrategias: boicots, saturación por emails y amenazas (action alerts). En su lucha contra el sexo visual, la pornografía y los derechos de los gays y lesbianas, la American Family Association ha batallado, no sólo contra la Walt Disney Company, sino contra la Warner, Paramount Pictures, Universal Studios, MTV, Dreamworks, Movie Gallery, Blockbuster Video, Microsoft, American Airlines, American Girl, Calvin Klein, Abercrombie, Pepsi, Burger King… ¡A ver si la American Family Association va a ser un arma de destrucción masiva de la empresa capitalista americana! En otros países la lucha por la decencia es más fácil: basta con una Conferencia Episcopal bien dirigida.

El voto en blanco

sábado, 7 de diciembre de 2013

Foto: Stefan Beutler
Sobre el voto en blanco circulan conceptos equivocados, afirmaciones no contrastadas, desencantos somatizados e interpretaciones interesadas: el voto en blanco es una muestra de abstención activa; el voto en blanco es una expresión de disconformidad del votante con todos los partidos que se presentan a unas elecciones; el voto en blanco es una manera de manifestar indiferencia por todos los partidos; el voto en blanco es un cheque en blanco para el partido mayoritario; el voto en blanco es un voto para el partido ganador; el voto en blanco es un voto igual que el voto nulo; el voto en blanco es un voto sustractivo; el voto en blanco es un voto a los escaños vacíos; el voto en blanco es un voto inútil; el voto en blanco es un voto útil… No es cuestión de opinión, es cuestión de legislación. Según la Ley Orgánica 5/1985 del Régimen Electoral General, el voto en blanco es un voto válido, útil para calcular el porcentaje a partir del cual los partidos obtienen representación en las cámaras e inútil para calcular el reparto de escaños en las cámaras. Por tanto, el voto en blanco no es un voto de apoyo al partido mayoritario, sino un voto de castigo a los partidos minoritarios, que, cuando hay muchos votos en blanco, tienen más difícil su acceso a las cámaras, porque les cuesta más alcanzar el porcentaje mínimo. Esto es lo que hay. De haber reforma electoral, podrían variar los porcentajes mínimos, podrían aparecer los escaños vacíos representativos, podrían sustituirse los cocientes de D'Hondt, etcétera, etcétera. A ver si va a tener razón Churchill en aquello de que "tras un recuento electoral, sólo importa quién es el ganador; todos los demás son perdedores", incluidos, por supuesto, los del voto en blanco.

El Día del Sexo

jueves, 5 de diciembre de 2013


El titular sorprende: "Uruguay instaura el Día del Sexo". Al margen del debate sobre la conveniencia o no de los días oficiales, sorprende que el país, un país, cualquier país, declare el día oficial del sexo; en este caso el segundo viernes de octubre, primavera en el Hemisferio Sur, otoño en el Hemisferio Norte, calor en el Hemisferio Sur, frío en el Hemisferio Norte. No es cuestión de política liberal, es cuestión de economía liberal. En la forma: una bella modelo, un eslogan provocador y un marketing sofisticado decorando las vallas de Montevideo. En el fondo: una boutique erótica, una sex shop y un club privado haciendo negocios. En la forma, para algunas, publicidad sexista. En el fondo, para algunos, capitalismo clásico. Los periódicos, los lectores, los canales de televisión, los telespectadores, los conductores, los peatones, entre otros, están encantados con la promoción. El club Divas, la boutique Prime, la tienda Happy Happy están más que happy happy con los beneficios de la misma. Las feministas radicales están radicalizadas, como corresponde, escandalizadas por el uso de la mujer como objeto decorativo. La escultural modelo Fiorella Delgado ha sido nombrada Embajadora del Día del Sexo. Se desconoce si Fiorella es o no una mujer satisfecha sexualmente, pero en el plano profesional manifiesta: "Es un gusto para mí ser la imagen del Día del Sexo en Uruguay".  Los empresarios promotores son más concretos en cuanto a la idea: "Buscamos que ese día se hable de sexo en todos los ámbitos, reconociendo su importancia en la sociedad, desmitificando conceptos, prejuicios y tabúes". Los empresarios son más explícitos aún en cuanto a la ideología: "Hablar de sexo nos hará más libres" (¡La libertad, siempre la libertad!). Los empresarios son más pragmáticos en cuanto a la mercadotecnia: regalan lencería fina, regalan condones, regalan latas de cerveza en las despedidas de soltero, etcétera. La ideología es romántica, apasionada, novelesca, extraordinaria. El mercado es prosaico, vulgar, chabacano, ordinario. Decía Milan Kundera que "la excitación es el fundamento del erotismo". Se ve que a menudo el capitalismo precisa del erotismo para excitar el mercado.

Jugar al fútbol en la calle

domingo, 1 de diciembre de 2013

Foto: Eldad Pnini
Aquello de jugar al fútbol en la calle, recomendado por padres y educadores en los años del franquismo, puede ser una infracción según la nueva Ley de Seguridad Ciudadana promovida por los herederos del franquismo. Aquella amenaza bravucona del ministro franquista, padre fundador del PP, Manuel Fraga: "La calle es mía", es puesta en práctica hoy por sus herederos con aparente, sólo aparente, mayor sutileza, mediante la aprobación y aplicación de una ley que recuerda y hasta supera, en lo relativo al orden público, a la Ley de Vagos y Maleantes. El anteproyecto de ley, remitido a los tres Consejos (Fiscal, General del Poder Judicial y de Estado), ha suscitado polémica, como siempre en España, en torno a los símbolos. Quemar una bandera de España, gritar contra España en una manifestación, quemar una imagen del Rey o gritar contra la Monarquía en una manifestación será muy castigado por la Ley de Seguridad Ciudadana. Gritar mientras se toca el himno nacional en un estadio, con el Rey en el palco y la Selección en el césped, no; no según esta ley, pero sí según la Ley contra la Violencia en el Deporte. Gritar contra una España grande y única en una manifestación no será castigado, si se hace de modo autorizado y pacífico, pero sí, si se hace en una manifestación ilegal o de manera violenta. Mientras discutimos sobre la defensa o el ataque a la bandera y la unidad patria, la nueva ley sanciona como infracciones graves o muy graves (con penas de 1.000 a 600.000 euros) entre otras muchas: la manifestación coactiva, la alteración de acto público (electoral, deportivo, religioso, cultural), la manifestación de ecologistas ante central nuclear, la invasión de indignados en aeropuerto con o sin aviones, la manufactura, comercio y tenencia de armas, el cultivo, consumo y tenencia de drogas, el ejercicio de la prostitución cerca de colegio (sobre todo concertado), la incitación a participación en botellón, el uso agresivo de perros de presa y el jugar al fútbol en la calle. En la calle jugábamos al fútbol a vida o muerte, para sobrevivir. Un pronóstico: puede pasar cualquier cosa.