Los polacos y la autodeterminación

jueves, 31 de octubre de 2013

Foto: Vlad Gansovsky
Opinión de los charnegos: los catalanes son polacos, es decir, partidarios irredentos de la autodeterminación. A partir de ahí: discusión, incomprensión, exasperación, desesperación. A partir de ahí: impaciencia, indiferencia, incompetencia, independencia. La esperanza defendible: integración federal deseable. La realidad previsible: fragmentación territorial inevitable. El derecho, el cohecho, el hecho y el desecho. Ania Lisewska, polaca con mucha autodeterminación, se ha propuesto tener sexo con 100.000 hombres a lo largo de su vida para batir el récord mundial de relaciones sexuales, mejor dicho, el récord mundial de relaciones sexuales con más hombres distintos (no se plantea, por el momento, relaciones lésbicas). Ania, que es muy polaca, no parece muy nacionalista, ya que "quiere tener sexo con los hombres de Polonia, de Europa y de todo el mundo, porque le encanta el sexo, la diversión y los hombres". Ania vive su autodeterminación de un modo psíquicamente relajado, aunque físicamente acelerado, por una cuestión de tiempo y número. Comenzó su maratón de sexo hace unos meses a través de Facebook, red social y sexual, como bien se sabe. Lleva unos cuantos cientos de seguidores, amigos interactivos, que han manifestado voluntariamente su derecho a decidir sobre la participación en la causa solidaria. Ania dedica a cada uno, de promedio, unos 20 minutos. Si lo hiciese continuadamente, admitiendo que le encanta la esencia y la secuencia de la experiencia, habría alcanzado su récord en unos 4 años; pero el maratón no es una prueba de velocidad, sino de resistencia, que le va a llevar unos 20 años. Ella es consciente de que comienza la causa como jovenzuela, con 21 añitos, y la va a terminar como mujer madura, con más de 40 años, después de copular con los hombres de una ciudad media europea o de un barrio de favelas de una gran ciudad tercermundista. Los motivos de este calendario pautado son dos. Primero: sólo acumula, atiende y despacha hombres durante los días de fin de semana. Se equivoca quien piense que dedica los otros días al trabajo o al descanso. El segundo motivo lo desvela. Segundo: dedica los otros días a su novio, un polaco con menos autodeterminación.

El chocolate y el vicio

domingo, 27 de octubre de 2013

El chocolate es vicioso. Error gramatical: el sujeto, el vicioso, es el que come chocolate, no el chocolate. Error científico: no está demostrado empíricamente que el chocolate sea adictivo, todo vicio lo es. El chocolate engorda. Error científico: está demostrado empíricamente lo contrario, que el chocolate no engorda, aunque tampoco adelgaza. Si lo dicen investigadores de la Universidad de California (USA), que han trabajado sobre una muestra femenina, demostrando que el mayor consumo de chocolate se asocia con un menor índice de masa corporal, habrá quien se lo crea, por el rango del país y de la universidad, y habrá quien desconfíe, por el posible patrocinio interesado de alguna multinacional del sector alimentario, como es habitual en el mecenazgo científico norteamericano. Si lo dicen investigadores de la Universidad de Granada (España), que han trabajado sobre una muestra de adolescentes, en un marco de nueve países europeos, demostrando que el mayor consumo de chocolate se asocia con un menor índice de masa corporal, total y central, general y  abdominal, al margen de otros hábitos alimentarios y de la actividad física de los jóvenes, habrá quien se lo crea, por el conocimiento directo de jóvenes adictos delgados, y habrá quien desconfíe, por el rango de un país que ha recortado drásticamente las ayudas a los proyectos de investigación. A pesar del pesimismo que cabría suponer a estos investigadores, en su artículo, publicado en la revista Nutrition, elevan el optimismo de los consumidores al afirmar que los flavonoides del chocolate tienen propiedades anti-inflamatorias, anti-trombóticas, anti-depresivas y anti-oxidantes. Los viciosos que piensan que el chocolate es además afrodisíaco no disponen de pruebas científicas que lo certifiquen, pero no molestan a nadie con su creencia sana. El chocolate hace que el cuerpo segregue serotina, que el cerebro identifica con excitación y placer. Hay viciosos que por eso dan a sus partenaires chocolate en los juegos previos a la cópula. Hay viciosos que dan chocolate a sus partenaires al final de la cópula como premio cuando la cosa ha ido bien. Hay viciosos que sustituyen la cópula por el chocolate. Hay viciosos que pretenden adelgazar comiendo compulsivamente chocolate y copulando compulsivamente. En todo caso, mejor el polvo de cacao puro que el polvo procesado, que ha perdido demasiados flavonoides.

La duda de Descartes y Rafaeli

martes, 22 de octubre de 2013

Foto: Bar Rafaeli
Descartes: "Dudo, luego existo". Rafaeli: "¿Por qué estoy sola?". Rafaeli, siguiendo a Descartes, duda de los hombres. Rafaeli se halla en la primera fase de búsqueda de la verdad absoluta para llegar al conocimiento verdadero del género humano y de sí misma. La duda metódica: "Estoy bien, tengo un montón de dinero, tengo un montón de amigos, soy divertida, me gusta estar en casa, me gusta salir al cine, a comer… ¿qué tengo de malo?, ¿por qué estoy sola?". La duda ofende, sobre todo cuando la mujer modélica no sabe decir que no a cualquier hombre, pues "incluso cuando hay riesgo de que no me guste, pienso que siempre aprenderé algo de él". Descartes advierte a Rafaeli sobre la duda sentimental, sobre esos sentidos que la ponen en contacto con un mundo material y materialista aparentando certeza pero certificando apariencia, porque los sentidos la engañan en la búsqueda de la verdad. Rafaeli se aferra a lo aprendido a través de los sentidos y a lo asumido como más seguro, pero las apariencias engañan, porque los sentidos engañan. Rafaeli se cree que los hombres le tienen miedo, por eso sigue una estrategia de sumisión: "No me siento para nada feminista, no aspiro a que mi hombre me friegue los platos, yo soy la que hará eso, la que limpiará, la que se quedará en casa con los niños". Descartes le avisa de que hay muchas alteraciones perceptivas, que no son más que ilusiones. Rafaeli insiste: "Mi hombre ideal ha de ser alguien por quien sienta admiración, al que pueda ver desde abajo". Descartes le hace ver la conveniencia de dudar, pero sin alucinar. Descartes está empeñado en aplicar la razón a todo. Rafaeli está empeñada en que el amor es lo más irracional que hay. ¿Alguien lo duda? Pues… hay que dudar. Uno debe dudar de todo, incluso dudar de que duda. El filósofo Arsenio de Arteixo habría dicho: "¿Qué duda cabe?".

Hay que dormir

domingo, 20 de octubre de 2013

Foto: Jean François Jonvelle
Hay que dormir, porque el sueño es reparador y porque durante el sueño el cerebro elimina los pensamientos que son basura; no los pensamientos impuros, imprescindibles para soñar. Según Maiken Nedergaard, director del Centro de Neuromedicina Traslacional de la Universidad de Rochester (New York, USA), "el cerebro tiene diferentes estados funcionales cuando duerme y cuando se despierta; de hecho, la acción reparadora del sueño parece ser el resultado de la liquidación activa de los subproductos de la actividad neuronal que se acumulan durante la vigilia". No se refiere a subproductos bursátiles, ni a activos económicos tóxicos, sino a residuos que el cerebro elimina biológicamente. No se refiere al sistema capitalista, sino al sistema glymphatic, recientemente descubierto, como publica la revista Science, que todavía no está en manos de los especuladores. Antes, las crisis, económicas y neuronales, eran diferentes, porque la tecnología no permitía descubrir las causas. Ahora, las nuevas tecnologías, sobre todo las microscopías de dos fotones, permiten ver el cerebro en fases de sueño, sus vasos sanguíneos, sus bombas de líquido cefalorraquídeo, sus purgas de residuos hacia el sistema sanguíneo general y sus circulaciones hacia el hígado (de por sí castigado por otros residuos, alcohólicos por ejemplo). Dormir todavía es gratis, soñar no tanto. Ya decía Óscar Wilde que "la sociedad perdona a veces al criminal, pero no perdona nunca al soñador".

Ningún perro andaluz

miércoles, 16 de octubre de 2013

Foto: Guy Le Baube
Morir al sol es propio del capitalismo salvaje. Si alguien o algo no produce, se deja morir al sol y sanseacabó en un santiamén. Si hay interés por medio, se recicla. Si hay sentimentalismo por medio, se devuelve con condolencias. Si hay denuncia por medio, se paga indemnización. En el mundo capitalista desarrollado los animales son cabezas de ganado o mascotas de compañía. En el mundo desarrollado las compañías, aéreas, no entienden de compañías, animales. La compañía aérea Air Berlín, de la Alemania más capitalista, acepta finalmente un acuerdo amistoso en un juzgado mercantil de Palma de Mallorca, donde veranean como en casa miles de alemanes capitalistas, por el que ha de indemnizar al propietario de un bulldog inglés que se deshidrató en la pista del aeropuerto de Sevilla, donde murió al sol por "negligencia extrema" de los operarios del handling de la compañía. Son los efectos de la globalización y del cambio climático. Son los efectos de la sensibilización ecológica y de la presión mediática. Son los efectos de una demanda bien planteada por la empresa Reclamador.es, después de que la compañía aérea hubiese intentado contentar al descontento viajero con la devolución de los 75 euros abonados por su pasaje low cost, más 100 euros en un bono descuento para un viaje posterior (fidelización del cliente).  La compañía aérea acaba asumiendo, además de los costes procesales, una indemnización resultante de la suma de: coste inicial del bulldog inglés, trasportín, tasas por viaje con mascota, certificado de veterinario, recogida e incineración de perro muerto y daños morales; en total, más de 3.000 euros, cantidad exigua para lavar la mala imagen de la compañía y para evitar la revisión de su protocolo de transporte de mascotas. La descripción de la muerte al sol de Nano, el bulldog inglés, por un golpe de calor sevillano, en la pista de estacionamiento de aeronaves del aeropuerto andaluz, dentro de un trasportín sin agua, rodeado de vómitos, heces y orines, mientras una azafata comunica al propietario que "a su perro le pasa algo", refleja la crueldad del actual capitalismo low cost. En Un perro andaluz Buñuel, a través del delirio surrealista y de la agresividad de la imagen, provocaba el caos en la moral de los bien pensantes en 1929, año de la crisis, de aquella crisis. En la película no hay ningún perro andaluz. El capitalismo es a menudo surrealista... y redundante.

Holganza y holgazanería

domingo, 13 de octubre de 2013

Foto: Álex Pérez
Estar sin hacer nada es bueno o malo según sea por decisión voluntaria o por obligación, porque apetece o porque no queda otra. Holgazanear es estar voluntariamente sin hacer nada. Aunque dedicarse a la nada pueda parecer una contradicción, según un estudio de investigadores estadounidenses, publicado en Social Indicator Research, los turcos le dedican demasiado tiempo y los búlgaros le dedican demasiado poco. Los turcos son los que dedican más tiempo a no hacer nada, unas 4,0 horas semanales. Les siguen en el ranking mundial del relax los eslovenos, unas 3,4 horas semanales, los italianos, unas 3,3 horas, los belgas, unas 3,0 horas, y, sorprendentemente, los inventores de la siesta, es decir, los españoles, unas 2,7 horas semanales. En el otro extremo del ranking, los búlgaros sólo dedican 0,1 hora a no hacer nada. La comunidad científica internacional no se pronuncia sobre si dedicarse a este tipo de investigaciones es hacer algo o no hacer nada. Tampoco se pronuncia la comunidad científica sobre si ese relajo es positivo o negativo; ni siquiera sobre si es objetivo o subjetivo. La vagancia, la acción de vagar, de estar ocioso, es criticada negativamente, porque se relaciona con la pereza, con la falta de ganas de trabajar. El ocio es valorado positivamente, porque se relaciona con la recuperación o la diversión. Holganza es una bonita palabra castellana, que significa descanso, ocio, placer, quietud, regocijo. Sin embargo, holgazanería significa aversión al trabajo. Ya decía Óscar Wilde que "el trabajo es el refugio de los que no tienen nada que hacer". El español es especialista en holganza y experto en holgorio. Holgorio es lo mismo que jolgorio, esto es, regocijo, pero bullicioso y festivo. El INE no aporta datos medios de las horas que suman los españoles entre holganza, holgazanería y holgorio. Tampoco aporta las horas que trabajan los españoles fuera de contratos y convenios. Ahora bien, ni los investigadores del Norte, ni los que pagan sus investigaciones, conseguirán cambiar rasgos identitarios fraguados a lo largo de siglos y siglos de historia, cultura y civilización.

La mujer a la reserva

miércoles, 9 de octubre de 2013

Foto: Ed Ross
En USA, la mujer a la reserva. La reserva es una servant nation, una nación doméstica, donde la mujer manda poco y el jefe de la tribu manda mucho. En la reserva la tribu se cree que tiene soberanía sobre el territorio, pero es una soberanía relativa. Eso sí, puede montar casinos o salas de juegos para garantizarse una supervivencia acorde con los tiempos azarosos que corren. La reserva federal es otra cosa. No tiene territorio, pero tiene todos los fondos de los bancos estadounidenses. Es una agencia gubernamental, pero tiene independencia para tomar decisiones al margen de los poderes ejecutivo y legislativo. La reserva federal tiene mucho poder. Mandar a una mujer a la reserva, para que mande en la reserva, es darle mucho poder. El poderoso presidente del territorio de USA, Barack Obama, nombra a una mujer, Janet Yellen, presidenta de la Reserva Federal de USA. No la nombra por ser mujer, ni por ser una mujer extraordinaria, tal como concibe la mayoría a una mujer extraordinaria (por ejemplo, una espectacular modelo al estilo india navajo). Obama nombra a Janet por ser una mujer extraordinaria en cuanto a su formación académica (Yale, Harvard, Berkeley, London School of Economics), extraordinaria en cuanto a su experiencia en asesoría económica (Casa Blanca, Reserva Federal), extraordinaria en cuanto a su capacidad para predecir, como pocos, la actual crisis económica. Estando al frente de la reserva federal de San Francisco, advirtió en 2007 que "las posibilidades de una concentración de crédito en desarrollo y la caída de la economía en recesión aparecen como demasiado reales". Otros jefes de tribu pensaron que no era para tanto. Poco después hubo que rescatar con fondos federales a grandes bancos de inversión. Janet tenía razón. Obama usa la razón para ponerla, sin reserva, al frente de la reserva. Un proverbio indio norteamericano dice: "No tomes lo que no es tuyo; no te ha sido dado; no te lo has ganado; no es tuyo".

A ver quién la tiene más larga

sábado, 5 de octubre de 2013

Foto: Robert Mapplethorpe
Ver quién es el que la tiene más larga es una estrategia entre los políticos españoles para destacar, para impresionar, para aparentar. La política es maquiavélica; ya decía Maquiavelo que "pocos ven lo que somos, pero todos ven lo que aparentamos". Presumir de tenerla más larga vale de poco, porque basta una comprobación visual o, en caso de duda, una simple medición comparativa para verificar o no la presunción. No obstante, para cualquier político medio alargarla es fácil… la palabra... se entiende. De eso se trata, de alargar la palabra, para aparentar dominio del lenguaje y de la situación. Se trata de buscar palabras polisílabas y alargarlas o, directamente, inventar palabras largas, que el diccionario irá incorporando o no. Estamos ante una crisis de credibilidad, no de crédito. A los gobernantes conservadores se les ve la intencionalidad, no la intención. La economía española sufre la condicionalidad internacional, no la condición de subsidiaria. Asistimos a la desburocratización del Estado, no a la destrucción del Estado de Bienestar. Se busca la corresponsabilidad, se diluye la responsabilidad. La culpabilidad de un extesorero disimula la culpa; la culpabilización de su entorno disimula la culpación de sus cómplices; la conducta delicuencial disimula la conducta delictiva. El reto grave da paso a la retórica esdrújula: el problema cede ante la problemática, el programa ante la programática, el sistema ante la sistemática y hasta el técnico ya esdrújulo cede ante el tecnócrata. La gente está más por la contestación que por contestar, aunque empieza a no creer al que dice que la tiene más larga. Tenemos un problema no de dimensión, sino de redimensionamiento, que sólo se puede resolver con un framework agreement, que viene siendo un acuerdo básico, es decir, lo que antes era un convenio marco; pero por el momento los convencionalismos prevalecen sobre los convenios.

El feminismo, el pescado y el mercurio

miércoles, 2 de octubre de 2013

Foto: Álex Pérez
Por fin se demuestra que tanta cuota por género y tanto cabreo feminista en España tiene una explicación física, científica, no política, ni cultural. Las mujeres españolas tienen unos niveles exagerados de mercurio en sangre. Según expertos de la derecha, afortunadamente no todas las españolas tienen la sangre tan alterada, pues conviene separar bien estas características patológicas, propias de las feministas izquierdosas, de las características básicas de la cultura tradicional española, propias de las mujeres conservadoras no feministas, aunque siempre femeninas. Según un informe publicado por el Grupo de Trabajo Mercurio Cero, seis de cada diez españolas superan el umbral de mercurio recomendado por la Agencia de Protección Ambiental de USA (las recomendaciones siempre vienen de USA). Las españolas son las segundas más contaminadas del mundo; sólo superadas por las japonesas. Las españolas están bastante más contaminadas que las de las Islas Mauricio, Costa de Marfil, India, Sudáfrica, Nepal, Armenia o Bangladesh. Para una defensa inmediata, se podría desvirtuar el rigor científico del informe: sólo tiene en cuenta a esos nueve países; sólo tiene en cuenta a veintiocho españolas en edad fértil; sólo tiene en cuenta el examen del pelo de esas españolas como testigo de una exposición reciente a los efectos de dicho metal pesado; sólo tiene en cuenta que el exceso de mercurio en el organismo de las españolas se debe al exceso de mercurio en el organismo de los pescados consumidos en exceso por las españolas excesivas. Menos mal que los burócratas europeos no están sólo para la burocracia: Elena Lymberidi-Settimo, del Buró Europeo del Medio Ambiente, avisa en un comunicado que "Los gobiernos deberían medir la concentración de mercurio en el pescado y advertir sobre las cantidades y las especies que se pueden consumir sin riesgo". Seguro que la Europa Azul va a aclarar, de una vez por todas, si las españolas deben o no deben consumir pescado azul (al margen del precio que impongan desde la Europa Azul). Mientras el mercurio neurotóxico continúa afectando al carácter de las feministas neuróticas, la Europa conservadora y empresarial no acaba por decidirse a implantar cuotas femeninas en las empresas. La cosa va bien en Noruega, tradicional país consumidor de pescado. Hay códigos de buenas prácticas en Suecia, Finlandia, Dinamarca y Holanda. El avance se acelera en Francia y Bélgica y se desacelera en Alemania y Gran Bretaña. En España había acelerado con el anterior gobierno socialista y ha desacelerado con el gobierno conservador. La recomendación y la autorregulación no son suficientes. Ahora, los socialistas españoles proponen cuotas obligatorias de mujeres en los órganos de dirección de las grandes empresas. Es más importante reducir la brecha salarial entre trabajadores y trabajadoras. Es aún más importante garantizar que sus hijos e hijas puedan consumir pescado al menos un par de días por semana. Y luego ellas saldrán feministas… Y luego dirán que el pescado es caro (Sorolla).