La cremita presidencial

domingo, 31 de marzo de 2013

Foto: Herbert List
La prensa canalla saca a la luz una foto comprometedora del presidente de Galicia acompañando a un narcotraficante en su barco. Los rojos se escandalizan, los fachas lo ven normal, los gallegos se fijan en el paisaje de la ría. Pocos se percatan de lo importante: la falta de protección de la espalda del presidente por una pésima aplicación de la cremita solar. El presidente muestra su torso y su dorso, en el cual unos chorretones de crema sin extender simulan la dispersión de aldeas lineales o "rueiros" del hábitat gallego. El presidente infringe públicamente la recomendación 2006/647/CE de la Comisión Europea sobre el adecuado uso de las cremas solares. La desprotección presidencial es lo importante. No importa el acompañante encerrado en la cárcel por un alijo de seis toneladas de cocaína. No importa el presidente amigo de contrabandistas. No importa el jefe socialista de la oposición advirtiendo que "el presidente y el narcotráfico están ahí, ahí". No importa la amenaza reiterada de la filtración de imágenes delatoras. Lo que importa es la explicación oficial. Según comunicado del Partido Popular, firmado por el implicado, están intentando "amedrentarle" con documentos "irrelevantes", pues siempre que estuvo con el narcotraficante fue "en un contexto de ocio, nunca en el ámbito de sus responsabilidades, como muestran las fotografías". Lo que importa es que el presidente muestra "una trayectoria personal y profesional que le permite tener la conciencia muy tranquila", menos quemada que su espalda.  Lo que importa es que el presidente no era entonces presidente, sino alto cargo de la Consellería de Sanidad, por lo que conocía bien los negativos efectos de la cocaína sobre la salud. Lo que importa es que al presidente no se le conocen negocios directos con el narcotraficante, aunque disfrutaba de sus invitaciones marineras. Lo que importa es que "con el morbo de unas fotos de juventud se le intenta causar un daño personal", tan doloroso como el que el sol causó en su espalda. Todo presidente autonómico gallego debiera saber que, si navega por una ría, sobre todo baja, durante un día estival, en el barco de un narcotraficante, ha de protegerse de la exposición directa a los rayos solares en las horas próximas al mediodía, ha de usar gafas de sol que brinden una cobertura total contra los rayos ultravioleta, ha de aplicarse abundante crema de protección, factor 30 por ejemplo, que alguien de confianza debe extender ampliamente por toda su espalda. Ser austero no implica recortar en protección presidencial.

Nota de autor: la de la foto no es la espalda del presidente; la foto del barco es comprometedora pero poco artística (búsquese en la red).

Teólogos y tetólogos

sábado, 30 de marzo de 2013

Foto: John Tisbury
Un teólogo es aquel profesional que se ocupa de la esencia, la existencia y la norma de los atributos divinos. Un tetólogo es aquel profesional que se ocupa de la presencia, la persistencia y la forma de los atributos femeninos. La Semana Santa es época de teólogos y tetólogos. Los teólogos deambulan por los ámbitos eclesiales y procesionales. Los tetólogos deambulan por los ámbitos playeros y festivaleros. Ambos dudan de si la pasión de los hombres por las tetas durante la semana de pasión es o no es pecado mortal, pero ambos admiten diversas demostraciones científicas sobre el tema. Ambos admiten la devoción de los hombres por las tetas como característica innata y ancestral del homo erectus. Ambos admiten que el hombre es el único mamífero que otorga valor sexual a las tetas, por eso las magrea antes (si le dejan) y durante (si le da tiempo) el acto copulativo. Ambos admiten las conclusiones de los estudios de la Universidad de Texas que confirman que la mujer se excita un 70-80% más si le magrean sus tetas conveniente y oportunamente. Ambos admiten que la mujer, al sentir magreadas sus tetas, libera oxitocina, lo cual sumado al incremento de dopamina en el cerebro más rudimentario del hombre, provoca una cadena compartida de emociones desenfrenadas, satisfactorias y placenteras. Ambos admiten la repercusión de las tetas en la química cerebral, en la comunicación de género. Ambos admiten las conclusiones de las rigurosas investigaciones llevadas a cabo en la Universidad de California que vinculan la satisfacción cerebral masculina a la lactancia materna, cuya descarga hormonal, también de oxitocina y dopamina, generaba efectos de recompensa y placidez que el hombre adulto continúa buscando en el magreo de las tetas y la succión de los pezones. Ambos admiten que la obsesión por las tetas voluminosas y voluptuosas tiene que ver con mitos de fertilidad ya demostrados por Darwin. Ambos admiten que el homo más o menos sapiens no ha evolucionado demasiado en cuanto a su percepción de las tetas. Ellas lo saben; les basta con recurrir al escote, a la lencería o a la cirugía. Malos tiempos para los teólogos.

El tazón chino

viernes, 29 de marzo de 2013

Foto: Ken-Ichi-Murata
Un tazón es un bien material. Habitualmente un bien material satisface una necesidad; esporádicamente un bien material satisface un deseo. Un consumidor compra en una venta de garaje un tazón, por el que paga 3 dólares (economía sumergida en sentido literal, por suburbana y subterránea). El tazón, blanco, sencillo, mínima y geométricamente decorado, pero finamente rematado, resulta ser una reliquia medieval, un milenario cuenco Ding de la dinastía Song. Los de la Galería Sotheby's calculan que se podrían sacar por el tazón en subasta unos 200.000 dólares. Giuseppe Eskenazi, capitalista londinense, sube la puja, la gana y paga por el tazón chino 2.225.000 dólares. El consumidor primigenio se convierte de golpe en millonario, aunque se queda sin su tazón. El tazón chino es un bien escaso; sólo queda otro ejemplar en el Museo Británico. Un bien escaso es un bien económico susceptible de adquirir en el mercado un valor monetario según la demanda de satisfacción de necesidad o de deseo. Un bien escaso es justo lo contrario a un bien libre. El aire es un bien libre; resulta imprescindible para satisfacer la necesidad de respirar, pero abunda tanto que carece de valor monetario. El tazón chino es un bien económico muy escaso, casi exclusivo; no satisface necesidad utilitaria alguna, pero satisface el deseo del propietario. El deseo individualista, egoísta, ambicioso, codicioso, constituye la esencia de un capitalista que se precie. La exclusividad del producto, al margen de la banalidad del tazón chino, constituye para el capitalista propietario el objeto de deseo que le aleja de la nimiedad, la futilidad, la vulgaridad, dominantes entre congéneres de los que reniega. Mientras muchos tienen cada vez menos bienes para satisfacer sus necesidades básicas, unos pocos acaparan más bienes para satisfacer sus deseos caprichosos. No es la esencia del capitalismo; es la esencia del falso liberalismo. Los hay que confunden tazón chino con jarrón chino. Como decía Voltaire, "sólo es inmensamente rico aquel que sabe limitar sus deseos".

Jóvenes salvajes

lunes, 25 de marzo de 2013

Foto: Andrew Lucas
Los jóvenes españoles son unos salvajes… por culpa de los rojos. Según la secretaria general de la derecha gobernante, los rojos "incitan a los jóvenes a actuaciones que no son las mejores para ellos; cometen una grave irresponsabilidad al inculcarles violencia y agresividad en vez de enseñarles la capacidad de pensar por ellos mismos, de decidir y expresarse libremente". Lo dice María Dolores de Cospedal García (nacida sin el de), abogada del Estado, senadora y secretaria general del PP, quien sólo cobra algo más de 200.000 euros anuales, sueldo equivalente al de 200.000 jóvenes españoles. Acusa a los rojos de generar "frustración" entre los jóvenes. Se le llena la boca al prometer a los jóvenes "un plan pensado para ellos y para que tengan nuevas oportunidades". Cierto que no se dirigía a unos jóvenes cualesquiera, se dirigía a los jóvenes de las Nuevas Generaciones del PP, quienes, como bien se sabe, piensan por sí mismos, están bien formados en colegios de pago, son emprendedores, son activos, son animosos, son audaces, son decididos, son resueltos, son responsables, son esforzados, son patriotas, son solidarios, son altruistas. Estos jóvenes son la antítesis de los jóvenes salvajes, vándalos, callejeros. Estos jóvenes están preocupados por el trabajo, no por el dinero, a diferencia de los jóvenes rojos, unos materialistas históricos. Según psiquiatras pagados por los conservadores, la financiación ilegal un partido corrupto no provoca "frustración" entre los jóvenes.

La importancia de las primarias

domingo, 24 de marzo de 2013

Foto: Andrew Lucas
Las primarias son muy importantes para el buen funcionamiento de la cadena trófica, a través de la cual se lleva a cabo la transferencia de energía entre miembros de la comunidad, la transferencia de sustancias nutritivas entre especies del ecosistema, en el cual los miembros de base, militantes o simpatizantes, pasan su energía a los miembros orgánicos superiores, locales, regionales y nacionales, respectivamente, para que en la cadena, no sólo esté garantizada la sostenibilidad, sino que esté perfeccionada la representatividad. Para que la energía fluya por la cadena de modo lineal y continuo es preciso que haya primarias productivas, primarias directas. Las primarias han de ser naturales. Las primarias artificiales no son primarias; son sucedáneas, híbridas, transgénicas; sólo sirven para satisfacer a consumidores de ficción, sean primarios, secundarios o terciarios. No hay que olvidar que entre los consumidores primarios los hay que devoran organismos autótrofos; son tan primarios como parásitos, como pulgones o ácaros. Tampoco hay que olvidar que entre los consumidores secundarios los hay que son parásitos zoófagos. Y menos hay que olvidar que entre los consumidores terciarios los hay que son dominantes, pero preocupados por la supervivencia del sistema, los hay que son predadores indiscriminados, preocupados por su supervivencia particular, y los hay que son depredadores caníbales, preocupados por evitar la competencia de sus congéneres. Las especies consumidoras, heterótrofas, son importantes, pero no podrían existir sin las especies productoras primarias, autótrofas, que toman la energía tanto del sol y del aire como del suelo, del suelo que pisan, porque están con los pies y las raíces en la tierra.

Putas y alta costura

jueves, 21 de marzo de 2013


Foto: Nick Kelly
Putas de lujo, semidesnudas, por sórdidas calles parisinas, para vender alta costura. Bellísimas modelos (Saskia de Brauw, Cara Delevingne, Georgia May Jagger), recién sacadas de la colección otoño-invierno de Luis Vuitton, son las protagonistas de un magnífico vídeo de James Lima para Love Magazine. La música al piano de Steve Mackney aumenta la sensualidad de los movimientos eróticos de las protagonistas, que se inclinan hacia los coches o se apoyan sobre las esquinas al más puro estilo de las putas callejeras. Clase, elegancia, glamour, porno chic, mezclando la calle y la pasarela. Técnicamente un producto impecable. Socialmente un producto deleznable. Ofrece una imagen falsa de la prostitución. La prostitución no es refinada. Las putas no son trabajadoras autónomas que visten lencería cara y abrigos de pieles. Nueve de cada diez putas son inmigrantes secuestradas, extorsionadas, maltratadas, acosadas, obligadas a prostituirse, obligadas a endeudarse, obligadas a consumir drogas, obligadas a permanecer en redes esclavistas… No es cuestión moral. Tampoco cuestión de moda.

Cosas de aldea

miércoles, 13 de marzo de 2013

Foto: Andrew Lucas
En la aldea global la aldea local pierde sentido. Parece una paradoja, sólo parece. La aldea global de McLuhan supone interacción, interconexión, internacionalización. La aldea local supone cerramiento, impedimento, empecinamiento. En condiciones de dominio de orografía montañosa, quebrada, fragmentada, compartimentada, el determinismo del medio llevaba al aislamiento. En condiciones de dominio de sistema feudal de explotación de la tierra, el determinismo económico llevaba a la auto-subsistencia. En condiciones de dominio de poder eclesiástico de la vida social, el determinismo parroquial llevaba a la sumisión. En tales condiciones, un hábitat disperso, un puzzle de minúsculas aldeas salpicando el territorio, tenía sentido estructural. En las condiciones actuales, el éxodo rural se encarga de demostrar su obsolescencia. Las aldeas locales son abandonadas y vendidas a precio de apartamento urbano. Dos aldeas abandonadas de las sierras orientales gallegas acaban de ser vendidas por unos cien mil euros cada una. Un noruego compra una aldea en Meira (Lugo) con siete casas (una de ellas rehabilitada), un hórreo y una minicentral eléctrica en uno de los ríos que cruza el asentamiento. Un inglés compra una aldea en A Pontenova (Lugo) con cuatro casas, un hórreo y un bosque de pinos y eucaliptos. Urbanitas del medio desarrollado compran calidad ambiental en el medio subdesarrollado, convirtiéndose en neo-rurales a tiempo parcial. La vieja aldea local ya no se corresponde con la aldea tribal de McLuhan. Otra cosa es la aldea mental.

El juez faldero

lunes, 11 de marzo de 2013

Foto: Alisa Verner
El juez es un faldero. Júzguese como faldero, no como juez. Ser faldero no es bueno ni malo. Según la RAE, faldero es aquel "que gusta de frecuentar la compañía femenina". Desprestígiese al juez por faldero, implícitamente por mujeriego. Júzguese a la presidenta como mujer, no como presidenta. Relaciónese la mujer presidenta con el juez faldero. Relaciónese el juez faldero con otras mujeres exóticas. Relaciónese faldero con putero. Relaciónese el poder con el puterío. Relaciónese con o sin pruebas, que el imaginario popular hará el resto. Para relacionar, imprescindible la complicidad interesada de la prensa canallesca. La revista mejicana Quién investiga, a partir de la enemistad de fuentes cercanas al juez, y los periódicos argentinos Clarín y La Nación se hacen eco, a partir de la enemistad manifiesta a la presidenta, de un supuesto affaire entre el juez Baltasar Garzón y la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, hombre y mujer adultos, dueños de sus actos. Al juez le han echado de Madrid y no le dejan tranquilo en Buenos Aires. Las fuentes se dan por fiables: "el encuentro de dos personalidades tan fuertes devino en pasión instantánea; el juez siempre ha sido muy faldero; su amorío con la presidenta argentina no es el único que ha mantenido durante su estancia en este país; ha salido con una brasileña y con una colombiana, pero no fueron tan intensos como éste". Según la periodista investigadora, se trata de "una certeza más allá de los rumores; es básicamente lo que se conoce como un secreto a voces". La primicia deja abierta la puerta de los detalles. Se ve que interesa más el juez faldero que el juez asesor de la Comisión de Derechos Humanos del parlamento argentino o que el juez miembro de la Comisión de la Verdad. Como dice Orwell, "en una época de engaño universal, decir la verdad es un acto revolucionario".

Llamarse Lenin

domingo, 10 de marzo de 2013

Foto: Igor Amelkovich
Los padres de izquierdas son unos pesados. Muchos se empeñan en poner a sus hijos nombres ilegales, con lo fácil que es recurrir al santoral católico, escoger un nombre como Dios manda y llamar a un hijo en cristiano. Por ejemplo: inmigrantes hispanoamericanos que tienen un hijo en España y quieren llamarle Lenin, como es habitual en su país de origen y como homenaje al líder revolucionario. La cosa trasciende, pasa de la calle al parlamento, un líder de izquierdas pregunta al gobierno de derechas, el gobierno de derechas responde con requiebros a derecha e izquierda prohibiendo llamarse Lenin. Un niño no puede llamarse Lenin porque "induce a confusión pues, según doctrina reiterada de la Dirección General de Registros y Notariado, están prohibidos los nombres que hagan confusa la identificación de las personas; esta doctrina se extiende por identidad de razón a los supuestos de hecho donde el nombre pretendido se identifica con un seudónimo que para el sentir popular se puede entender como apellido; distinto sería que lo que se tomara del personaje histórico en cuestión fuera el nombre, en cuyo caso no habría obstáculo legal". El niño podría llamarse Vladimir Ilich, aunque luego sus familiares y amigos le llamasen Lenin. Sin embargo, los hispanoamericanos que hayan venido de América con el nombre Lenin puesto deben sustituirlo en un Registro Civil, porque andan por ahí induciendo a la confusión. Desde hace décadas en España están permitidos legalmente los nombres de personajes históricos o incluso de personajes de ficción, pero no están permitidas las combinaciones de nombres y apellidos que atenten contra la dignidad de las personas. Según la revista Muy Interesante, hay españoles llamados: Emiliano Salido del Pozo, José Luis Lamata Feliz, Román Calavera Calva, Pascual Conejo Enamorado, Domingo Díaz Festivo, Miguel Ángel Ternero del Toro, Alfonso Macho Seco, Abundio Verdugo de Dios, Antonio Suelta Melo, Margarito Flores del Campo, Leandro Gado o Francisco Lorín Colorado; hay españolas llamadas: Ramona Ponte Alegre, Alba Cete, Elena Nito del Bosque, Encarna Vales, Olga Seosa o Ana Macía Pajas. El niño no puede llamarse Lenin, por el sentir popular… ¿o por la ideología popular?

Espiarse y masturbarse

sábado, 9 de marzo de 2013

Foto: Kai Eckhardt
En los países desarrollados está mejor visto espiarse que masturbarse. El espionaje es práctica corriente en los ámbitos doméstico, empresarial, industrial, financiero, deportivo y, por supuesto, político. El país más desarrollado de los desarrollados, USA, desde comienzos del siglo pasado dispone de una estructura institucional para el espionaje (para la "investigación", eufemísticamente hablando y denominando). El Federal Bureau of Investigation (FBI) está integrado en el Departamento de Justicia, con oficina central en Washington DC, decenas de oficinas en las grandes ciudades propias, decenas de "diplomacias legales" en países donde conviene y centenas de despachos en las pequeñas ciudades y pueblos del país. Es la mayor agencia policial de investigación-espionaje y llega a todos los rincones. Si el FBI es bueno espiando a los demás, es buenísimo espiándose a sí mismo. El Departamento de Responsabilidad Profesional del FBI, tras investigar-espiar a los empleados de la agencia durante los tres últimos años, ha remitido a los actuales un informe disuasorio con faltas y sanciones: supervisor suspendido por supervisar películas pornográficas y masturbarse en horas de trabajo; jefe suspendido por autorizar la entrada de dos bailarinas exóticas en la oficina fuera de horas de trabajo; agente suspendido por buscar en los archivos oficiales datos sobre mujeres con cargos públicos que él catalogaba como "cachondas"; agente suspendido por pagar un servicio sexual en una sala de servicios de masaje; agente suspendido por emborracharse y fingir que llevaba a cabo una investigación en un club de alterne; agente suspendida por enviar a la mujer de su anterior pareja fotografías de ella misma desnuda a través del correo electrónico de la oficina... Mucha investigación interna, hasta que la CNN la hace externa. Cada año el FBI investiga-espía a más de trescientos empleados, de los cuales muchos son suspendidos de empleo y sueldo temporalmente y unos treinta son despedidos definitivamente. El director del FBI, Candice Will, es rotundo: "Llevamos a cabo una política de no tolerancia; no toleramos que nuestros empleados tengan malos comportamientos". Masturbarse es un mal comportamiento. Es más, es pecado. Espiarse no.

La secretaria no quiere ser un hombre

viernes, 8 de marzo de 2013

Foto: Steven Meisel
La secretaria del partido de la tradicional derecha española no quiere ser una secretaria tradicional, una mujer prudente y diligente al servicio de un jefe inteligente y dirigente. La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, no quiere que la celebración del día de la mujer trabajadora sea exclusividad de los partidos de los trabajadores. La secretaria dice que "su partido es el que mejor representa a los trabajadores de este país". La secretaria no quiere ser un hombre, quiere ser una mujer por sí misma. La secretaria dice a las suyas: "¡Yo no quiero ser un hombre, ni que me juzguen como un hombre, sino por mis capacidades!". La secretaria no quiere imitar a los hombres, por ejemplo a los tesoreros corruptos de su partido. La secretaria dice que es "ofensivo" formar parte de cualquier cuota femenina. La secretaria no quiere reconocer que el machismo es popular en su partido popular. La secretaria dice que fijar cuotas "es lo más machista que hay". La secretaria no quiere la igualdad entre sexos, ni entre mujeres. La secretaria dice que establecer cuotas es "considerarnos como una masa deforme y que somos todas iguales". Totalmente de acuerdo con la secretaria: las mujeres no son todas iguales (ver foto).

Los pezones puntiagudos

martes, 5 de marzo de 2013

Foto: Waclaw Wantuch
Los pezones puntiagudos son alabados, deseados, ensalzados, censurados, criticados, envidiados. Los vestidos que destacan los pezones puntiagudos son atrevidos, desvergonzados, descarados, descocados, polémicos, provocadores. Por la alfombra roja de los Oscar desfilan vestidos con escotes inverosímiles, mostrando pechos con volúmenes más inverosímiles. Sin embargo, Anne Hathaway posa con un vestido cerrado, hermético, discreto, recatado, decente, elegante, pero que destaca sus pezones puntiagudos, y se monta un escándalo, primero en la gala y luego en los periódicos y revistas de medio mundo (el otro medio está ocupado en buscarse trabajo y sustento). Contradicciones entre la frivolidad más capitalista y la moralidad más conservadora. En el fondo es más cuestión de empresa que de imagen. La firma Valentino adelanta que la bella actriz lucirá un vestido de su creación durante la gala. La bella actriz se entera de que otra bella actriz, Amanda Seyfried, maquina lucir uno similar. Es falso que la competencia sea la esencia del capitalismo; la esencia del capitalismo es el egoísmo diferencial. Anne aparece con un vestido de Prada, que destaca sus pezones puntiagudos. Se genera una gran confusión corporativa y una gran confusión corporal. Días después, el representante de Anne remite un comunicado aclaratorio a la revista Women’s Wear Daily, en el que la bella actriz se disculpa: "horas antes de la gala me entero de que otra persona planea lucir un vestido similar al Valentino que yo iba a ponerme, por lo que decido cambiar de planes por el bien de todos -ella mira por el bien colectivo-; aunque me encanta el modelo que iba a llevar, tomo una decisión de último minuto muy complicada -ella resuelve una duda metódica-, ya que estaba muy ilusionada con lucir un vestido de una casa y un diseñador con los que mantengo una relación magnífica -ella valora las relaciones públicas y privadas-; siento muchísimo cualquier decepción que haya podido causar mi decisión -ella tiene sentimientos-". La competencia entre protagonistas de Los Miserables hace aflorar miserias miserables, pero el vestido rosa palo no es trending topic por el diseñador sino por el diseño, concretamente por realzar un par de pezones puntiagudos. ¿Ética, estética, estupidez?

El camarlengo y la camarilla

lunes, 4 de marzo de 2013

Foto: Jean François Jonvelle
En sede vacante, manda el camarlengo, más que la camarilla. Según el Diccionario de la Real Academia Española, camarlengo es el cardenal que preside la Cámara Apostólica y camarilla es el conjunto de personas que intervienen subrepticiamente en los negocios del Estado. El camarlengo es una figura medieval… la camarilla también. La principal función del camarlengo es necrológica. Este funcionario papal (sin oposición) es el que se cerciora de la muerte del papa. El camarlengo, cual buitre leonado, se coloca al lado del lecho mortuorio; cuando cree que se acerca el trance, llama al papa por su nombre de pila tres veces en intervalos de tres minutos; si no responde, le golpea la cabeza levemente (el grado de contundencia lo decide el propio camarlengo); si no responde, lo declara muerto; le quita el anillo del Pescador ante los cardenales; destroza el anillo y el sello papal a martillazos (para demostrar que el papa ya no manda y quien manda es él); cierra y precinta los aposentos privados del papa (para que a nadie se le ocurra realquilarlos); comunica la buena nueva (pasa a mejor vida) a los cardenales, vicarios, periodistas y fieles; declara la sede vacante; actúa como jefe de Estado en funciones (que por algo es funcionario). Cuando no hay papa muriéndose, el camarlengo se ocupa de administrar los ingresos y los bienes patrimoniales de la Santa Sede, a modo de tesorero incorrupto o contable de confianza. Todo ello, si el papa se muere, pero, si el papa dimite, desvirtúa la principal función, la razón de ser, del camarlengo, quien se limita a sellar las estancias pontificias y a preparar el cónclave de la camarilla. Un camarlengo llamando tres veces por su nombre de pila a un papa vivo y dándole golpes en la cabeza perdería toda su prestancia y prestigio como custodio de las llaves de San Pedro. Esta vez no ha habido exequias fúnebres ni días de luto. El camarlengo ha comunicado a la camarilla curial que cesa en sus funciones y que ya se ocupa él del gobierno vaticano interino, atendiendo, según Derecho Canónico, al principio de nihil innovetur (nada que innovar), dando por hecho que el anterior Papa innovaba. El camarlengo intenta dar hacia fuera la impresión de que no pasa nada. Dentro comienza el baile de los votos, las voluntades y las vanidades. Y es que, como dice el refrán, "cuando el cura tiene ganas, se le mueve la sotana".