El banco santo

martes, 26 de febrero de 2013

Foto: Martin Kovalik
Había bancos malos, bancos buenos y un único y verdadero banco santo, el Banco Vaticano. Eso creían los creyentes, pero el banco santo también era malo. Por culpa del banco santo, no por el agotamiento personal o la pederastia sacerdotal, se tiene que ir el Santo Padre alemán, Joseph Aloisius Ratzinger. Antes de irse, nombra a otro padre alemán, Ernst von Freyber, abogado y naviero (constructor de buques de guerra), quien, como buen alemán, sabe cuadrar cuentas. Las cuentas vaticanas no cuadran desde hace tiempo. El púrpura prevalece sobre el blanco en el estado teocrático. El banco santo ha sido una lavadora de dinero, pero no ha conseguido blanquearlo todo. Los curas y ciudadanos vaticanos no pueden abrir cuentas a su nombre en el banco santo, pero pueden autorizar a cualquier traficante de armas o drogas para que opere en su nombre, sin que nadie pueda acceder al registro de autorizaciones. Las cuentas vaticanas dependen del Secretario de Estado, Tarcisio Bertone, quien ha colocado a padres de su confianza en los puestos de control y quien no ve muy bien tanto nombramiento alemán. El Banco Vaticano no se denomina realmente así, sino Instituto para las Obras de Religión, obras a las que apenas se ha dedicado. Durante el siglo pasado el banco santo blanqueó capitales sucios de familias limpias e influyentes en la curia, de hombres de empresa, de hombres de mafia, etcétera; en ocasiones con escándalos financiero-mediáticos por medio, como el del Banco Ambrosiano (finalmente tapado y saldado con millonarias "contribuciones voluntarias por responsabilidad moral de los vaticanos"). Durante el siglo actual el Santo Padre alemán, preocupado por las cuentas, intenta cuadrarlas, nombrando a Ettori Gotti Tedeschi, para que investigue procedencias de fondos, identifique  titulares y aplique una ley de transparencia que permita incluir al banco santo en la lista blanca de bancos que no blanquean. El aparato vaticano se opone. Tedeschi es fulminantemente destituido y, como teme por su vida, elabora un amplio dossier secreto, ya que, "si me matan, aquí está la razón de mi muerte". El dossier es incautado por la fiscalía. La curia tiembla. La jerarquía eclesiástica amenaza a los magistrados, exigiendo  que "las prerrogativas soberanas reconocidas a la Santa Sede por la legislación internacional sean adecuadamente respetadas". Los del blanqueo piden carta blanca. El Papa no se va porque unas aguerridas chicas ucranianas muestren sus tetas ante la basílica de San Pedro.

La soledad nívea del corrupto

domingo, 24 de febrero de 2013

Foto: Andrew Lucas
Los españoles que no han practicado nunca esquí son realmente de clase baja. Los españoles de clase alta que no han practicado nunca heliesquí  son realmente de clase media-alta. Los socialistas que no fueron capaces de incluir el heliesquí en los paquetes de turismo invernal para mayores son realmente unos incapaces. Otrora disfrutar de la nieve era condición real. Ahora el tesorero corrupto del partido corrupto gobernante vuelve después de practicar heliesquí en Canadá, como corresponde a uno de su clase, y en el aeropuerto hace una peineta a los ciudadanos, mandándolos a todos a tomar por culo, por desclasados. La práctica del esquí es cuestión de pares y fijaciones. Para practicar el esquí sólo hace falta acudir a una buena tienda de marcas deportivas (por supuesto caras) y adquirir un par de equipos completos de ropa de abrigo, un par de botas ajustadas a los pies y a las fijaciones, un par de esquíes ajustados a las botas y a las fijaciones, un par de bastones ajustados a los brazos y fijados donde conviene, un par de rodilleras, un par de coderas y un par de cascos (para demostrar poder adquisitivo o para prestar a un posible ligue en la estación invernal). No hay que confundir fijaciones con obsesiones. La práctica del heliesquí exige otros ingresos y otras fijaciones, en las que hay que fijarse. Este deporte elitista se practica en cumbres lejanas, a las que un helicóptero sube sólo a unos cuantos esquiadores, que tienen el privilegio de disfrutar confortablemente de las panorámicas durante el ascenso y de la exclusividad de bajar solos por pistas vírgenes durante el descenso, sin las molestias y agobios de una vulgar estación de esquí. No obstante, para la práctica del heliesquí no vale cualquier helicóptero. Los nuevos ricos rusos son transportados a las cumbres de Kamchatka, Krasnaya Polyana, Uzbekistán o Kirguistán en helicópteros Mil Mi-8, en los que meten a más de veinte esquiadores. Bárcenas no hubiera admitido tal aglomeración. Los tesoreros corruptos de partidos corruptos son transportados a las cumbres de Canadá en helicópteros Bell 212, en los que no meten a más de una docena de esquiadores selectos, que disfrutan confortablemente de una cabina de unos setenta metros cuadrados durante el ascenso y de la soledad de las pistas vírgenes durante el descenso. Mientras, otros confunden la nieve en polvo con un polvo en la nieve.

Gaviotas, mareas y lógicas

sábado, 23 de febrero de 2013

Foto: Remi Rebillard
El gobierno conservador marea a los españoles, pero ni sabe manejar la aguja de marear, ni puede frenar las mareas. Los de la gaviotas se creen que pueden manipular la aguja de marear sin contar con la rosa, pero los imanes necesitan de la rosa de los vientos para que, suspendida por su centro de gravedad y girando libremente, indique la orientación correcta del meridiano magnético. Un gobierno con bitácora sin rosa es incapaz de marcar la dirección de la quilla respecto al horizonte e incapaz de conducir el buque con rumbo seguro, salvo que su objetivo final sea el naufragio, para beneficio de piratas y rescatadores. Mientras, los de las gaviotas se muestran preocupados por las mareas. Destinan millar y medio de policías antidisturbios a frenar las mareas de manifestantes que se concentran en la capital. Agentes de las unidades policiales de intervención de otras ciudades se desplazan a Madrid para frenar las mareas. Las mareas no se frenan. Cuando los ejes de la Luna y el Sol están alineados, los elipsoides se refuerzan y las mareas son vivas. Cuando hay luna nueva, se llaman mareas vivas de conjunción (conjunción si hay intención), pero, cuando hay luna llena, se llaman mareas vivas de oposición (oposición si hay indignación). Los conservadores sólo entienden de cuartos crecientes (crecientes para ellos y los suyos) y cuartos menguantes (menguantes para los demás). En los cuartos sólo hay mareas muertas. Decía el escritor y cineasta Jean Cocteau que había tres cosas que jamás había podido comprender: "el flujo y reflujo de las mareas, el mecanismo social y la lógica femenina".

Cerrar los cines

jueves, 21 de febrero de 2013

Foto: Jean-Baptiste Mondino
Los conservadores españoles han comprobado que recortando los fondos para la producción cinematográfica no consiguen hacer callar a los actores. Los actores, en actos que les son propios y de amplia difusión, como festivales o entregas de premios, continúan criticando la política cultural del Gobierno o la falta de política cultural del Gobierno. Los actores son mayoritariamente de izquierdas, por procedencia familiar, formación particular, especificidad laboral o compromiso social. Los conservadores acusan a los actores de ser progres de salón, hipócritas ideológicos, vagos subvencionados o parásitos sociales. En la entrega de los Premios Goya del cine español, el actor Javier Bardem llama la atención sobre los maltrechos derechos de los saharauis, al recoger un premio por el documental Hijos de las nubes, la última colonia, cuya producción había financiado, señalando que "en el Sáhara no se puede recortar en salud, porque no hay hospitales, ni en educación, porque no hay colegios". El conservador alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, acusa a Bardem de defender a los saharauis y palestinos, pero haber reservado una planta entera del hospital Monte Sinaí de Los Ángeles, "que además es judío", para que su mujer, Penélope Cruz, diese a luz confortablemente. ¡Un conservador criticando la maternidad confortable! Para el alcalde conservador, en los cines vallisoletanos deberían proyectarse películas como Marcelino, pan y vino, Balarrasa, La mies es mucha, El beso de Judas, Molokai o Teresa de Jesús; incluso alguna sala, imitando a las londinenses o neoyorquinas, podría especializarse en proyectar continuamente Raza (dirección de Sáenz de Heredia, guion del mismísimo generalísimo). Para demostrar modernidad y magnanimidad hasta podría verse Muerte de un ciclista (de Juan Antonio Bardem). Para ver películas de su sobrino Javier Bardem, mejor cerrar los cines; opción vendible en aras de la austeridad. No es país para viejos.

Conversaciones en la catedral

martes, 19 de febrero de 2013

Foto: Arseni Jabiev
"¿En qué momento se jodió Santiago?" sería un buen comienzo para una novela sobre el deterioro de la imagen de la ciudad compostelana, por lo que sucede en su catedral y en su consistorio. En su consistorio por culpa de alcaldes corruptos y conservadores hipócritas; en su catedral por culpa de ladrones de códices y de deanes hipócritas. Sería un buen comienzo, pero no sería un comienzo original. Así arranca Conversación en La Catedral, de Vargas Llosa, cambiando Santiago por Perú; así arranca la pesadilla de Santiago; así arranca la pesadilla de Santiago Zavala, el protagonista peruano. El protagonista compostelano, angustiado trabajador despedido del principal templo de la empresa de las peregrinaciones, autor confeso del robo del Códice Calixtino se defiende contraatacando, revelando que en la Catedral de Santiago el robo y el sexo eran habituales. Habrá quien diga que la catedral es lugar más propicio para lo uno que para lo otro; habrá quien diga que la catedral no es lugar para el pecado, sea cual sea éste. El ladrón codificado, hombre de intensa fe cristiana, se sentía abrumado por la fervorosa actividad sexual entre miembros de la iglesia, "en actitudes que iban más allá de lo humanamente paternal, por ejemplo las frecuentes palmaditas en el culo". En la catedral no se dice "culo", pero se toca el culo; lo primero es blasfemia, lo segundo confraternidad. En su defensa, y por escrito, el ladrón codificado se sabe incomprendido y confiesa que "la gente nunca se enterará de la tristeza que siente y ha sentido durante años al contemplar, por haberlo visto cuando iba a rezar, cuando iba a tomar un café o cuando se lo contaban los propios protagonistas en confianza, que ni la pobreza ni la castidad existen en algunas personas a las que se les supone". Ahora bien, o el ladrón codificado da más pistas, o la diplomacia eclesiástica dará la vuelta al asunto. Meter mano en los cepillos no es robo, sino pequeño hurto para otros fines benéficos; meter mano en los culos no es sexo, sino palmada de ánimo para impulsar las vocaciones. El ladrón codificado advierte que el anticipo no es más que "un pequeñísimo grano de arena de lo mucho que tiene que manifestar". Dice el deán, siguiendo las Santas Escrituras, que hay que buscar siempre la verdad. Dice Manuel Vicent que "el que busca la verdad corre el riesgo de encontrarla". Aclaración final (innecesaria): La Catedral de Santiago Zavala es un bar; la Catedral de Santiago es una catedral.

El hábito no hace al monje

domingo, 17 de febrero de 2013

Foto: Bruce LaBruce
Foto: Bruce LaBruce
El hábito no hace al monje… ¿o sí? Al vestir, no hay que pecar por exceso, ni por defecto. Es más, al vestir, no hay que pecar. Marini el Malo, obispo ceremoniero encargado de vestir al dimitido Papa Benedicto XVI, le hacía cargar con ámitos, casullas, cíngulos, estolas y manípulos, que casi pesaban veinte kilos, para que el Sumo Pontífice, coqueto y tradicional él, llevase un impecable estilo gregoriano muy acorde con su personalidad. Si además el Santo Padre, Papa menudo, ¡menudo Papa!, tenía que arrastrar unos zapatos artesanos, rojos y plomizos, se entiende que, por mucha fuerza que le aportase la Paloma espiritual y virtual, el hombrecillo bávaro acabase extenuado después de sus actividades públicas. Eso sí, en público, con esa vestimenta exagerada, el Papa no pecaba, tampoco incitaba al pecado. Sin embargo, a contrario sensu, las que llevan tanga en público, dejando vislumbrar o no parte de lo púbico, pecan como condenadas y condenan a los que tienen pensamientos impuros al mirarlas. El taparrabos era una prenda ancestral, pero otro pícaro italiano, Carlos Ficcardi, reinventó el tanga brasileño a principios de los setenta del siglo pasado. Las indias tupí brasileñas, antes de la llegada del catolicismo, usaban unos triángulos minimalistas elaborados con fibras vegetales, para cubrirse mínimamente sus partes más íntimas. Ficcardi tomó la idea, miró al cielo tropical, y diseñó una prenda que sigue cumpliendo su función delantera y resuelve su función trasera con unos centímetros de tela que se unen a la cintura mediante un exiguo triangulito, isósceles o equilátero, transformado en escaleno debido al movimiento de balanceo de las caderas de las garotas, con la ocultación o deformación de parte de los lados entre las sinuosidades de unos glúteos prietos, firmes y descubiertos para deleite universal. El Papa Benedicto siempre estuvo atento a los movimientos de Brasil, el país con más católicos del mundo… ¿católicos? El hábito no hace al monje… ¿y a la monja?

Cansina defensa del nudismo

sábado, 16 de febrero de 2013

Foto: Greg Lotus
Foto: Greg Lotus
En España no hay playas nudistas, hay playas. En las playas españolas, bañistas, nudistas y textiles, han de convivir. Las clasificadas como playas nudistas lo están por los usos y costumbres, no por la legislación. Tomar el sol desnudo es una opción, como hacerlo en bañador falangista, top less activista o tanga minimalista. Tomar el sol desnudo no es defender una filosofía vital, es disfrutar del sol, el mar o la arena en un lugar donde la ropa no es necesaria. El nudismo es sano para el cuerpo y para la mente. Están probados científicamente los beneficios del contacto directo del cuerpo con el aire, la luz y el agua para la salud física. Están probados científicamente los beneficios de la aceptación del propio cuerpo, de la relación igualitaria con los cuerpos de los demás, de la supresión de la percepción erótica de los cuerpos y de la no discriminación por género para la salud psíquica. Los que no aceptan el nudismo son los que tienen un problema de salud mental. Un ejemplo, en Canarias, islas de sol y playa, destino turístico de primer orden, el secretario ejecutivo de la patronal Federación de Ocio y Restaurantes de Canarias critica, en un comunicado, el nudismo en cualquier playa, porque "es inmoral y despierta nuestras más bajas pasiones". Sin embargo, el secretario discrimina por edad; rechaza "el nudismo grosero y repulsivo de hombres o mujeres viejos, de carnes flácidas y masas voluminosas, que sólo inspiran lástima, burla o repugnancia"; admite "el nudismo de chicos y chicas jóvenes, de bellos rostros y bien proporcionadas formas, que se presenten desnudos completamente en escena, ya inmóviles o con movimientos lentos y artísticos, sin actitudes ni gestos provocativos, que permanezcan así en la playa todo el tiempo que quieran, pues, mientras más tiempo transcurra, más delicados serán los sentimientos que despierten en el público, ya que este nudismo jamás podrá ser calificado de inmoral". El secretario propone mantener las playas acotadas para nudistas, con el fin de "conservar el glamour y el erotismo". Si confunde naturismo con erotismo, este conservador no conserva ni el sentido común; tiene un problema mental, de difícil curación. No importa su problema, importa la legislación. Tener que defender la legislación es bastante cansino. Es cansino recordar reiteradamente que el escándalo público desapareció del Código Penal de la democracia en 1995. Es cansino recordar reiteradamente que la Constitución Española reconoce el derecho a la intimidad y a la propia imagen, incluida la imagen del nudista. Es cansino recordar reiteradamente que los agentes locales que denuncien o multen a nudistas se extralimitan en sus funciones. Es cansino recordar reiteradamente que los nudistas no pueden ser sancionados. Es cansino recordar reiteradamente que el nudismo no puede ser prohibido. Es cansino recordar reiteradamente que los ayuntamientos que implantan ordenanzas arcaicas acaban perdiendo los pleitos respectivos en los tribunales. A los conservadores, partidarios de los recortes, no les convence lo de recortar la ropa de baño y menos lo de prescindir de ella. Si por ellos fuera, recuperarían aquella circular del Ministerio de Gobernación franquista (1957) que prohibía "cualquier manifestación de desnudismo e incorrección en el mismo aspecto que pugne con la honestidad y el buen gusto tradicionales de los españoles, así como el uso de prendas de baño que resulten indecorosas, como las llamadas de dos piezas para las mujeres y slips para los hombres". ¡Guárdenos su Dios de los guardianes de la moral! ¡Frente a la estupidez, desnudez!

No entran moscas

jueves, 14 de febrero de 2013

Foto: Mike Dowson
Decía Ernest Hemingway que "se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para aprender a callar". Cuesta callarse en la era del Iphone, del Ipad, del Facebook, del Twitter… Cuesta más si una es una celebridad, una famosa, a la cual acercan cientos de micrófonos para escuchar qué sale de su boquita de piñón. Luego, alguien investiga, selecciona y pasa lo que pasa. La revista People resume en el artículo ¿Realmente dijeron eso? frases célebres de celebridades, en momentos de aparente lucidez analítica, que conviene recopilar por si cualquiera quiere incluirlas como citas célebres en cualquier celebración. Britney Spears, las coordenadas geográficas y el mapamundi: "Nunca he querido ir a Japón, no me gusta el pescado y sé que es muy popular allá en África" o "Tengo un montón de viajes transoceánicos pendientes… como a Canadá" (lo dice desde USA). Christina Aguilera, también faltaba a clases de Geografía: "Entonces… ¿este año dónde se va a celebrar el Festival de Cine de Canes?". Pamela Anderson, vigilante de la playa y del ambiente: "No es la contaminación la que está dañando el medio ambiente; son las impurezas que hay en el aire y en el agua las que lo están haciendo".  Ninel Conde, angustiada  por las catástrofes naturales: "¡Qué feo lo que está pasando con el surimi!". Jessica Simpson, experta en alimentación: "¿Pollo o pescado? Sé que es atún, el pollo del mar". Valeria Maza, preocupada por la salud: "Nunca he fumado marihuana porque da celulitis". Claudia Schiffer, violenta amante de los animales: "Esa rastrera sinvergüenza merece ser muerta a patadas por un burro y yo soy justo la indicada para hacerlo". Mariah Carey, la conciencia social y la solidaridad internacional: "Siempre que veo en la televisión a esos niños pobres y hambrientos en todo el mundo, no puedo evitar llorar; o sea, me encantaría ser tan flaquita como ellos, pero no con todas esas moscas, esas muertes y esas cosas". Cameron Díaz, la conciencia de Mariah Carey: "Si me quieres torturar, siéntame en un cuarto amarrada a una silla y pon una canción de Mariah Carey". Para feministas que echen de menos algún hombre musculoso en la selecta selección, Arnold Schwarzenegger, aclarando orientaciones: "El matrimonio homosexual debería darse entre un hombre y una mujer". Para quienes echen de menos alguna celebridad nacional, Isabel Pantoja, astrónoma iluminada: "No son estrellas fugaces, es una lluvia de motoritos". No saber hablar bien es falta de talento. No saber callarse es falta de educación. Hablar de más en ciertos medios es falta de prudencia.

La propia letra

martes, 12 de febrero de 2013

Foto: Fréderic Fontenoy
Es difícil comprender qué escriben los demás, si uno lee poco. Es muy difícil comprender qué escriben los demás, si lo escriben de su puño y letra. Es dificilísimo comprender qué escribe uno mismo, si uno es presidente de un gobierno conservador. Es comprensible que haya un gobierno conservador. Es incomprensible que alguno sea presidente de un gobierno. Mariano Rajoy, Presidente del Gobierno de España, recibe a la Selección Española de Balonmano tras un éxito deportivo, reconoce que ha de improvisar el discurso porque "es incapaz de entender sus notas", confunde a la selección de balonmano con la de fútbol. No es la primera vez que el Presidente no entiende su propia letra; ni será la última. Mariano Rajoy, en entrevista televisiva abierta, toma notas sobre el paro juvenil, responde a una espectadora preguntona: "me ha pasado una cosa verdaderamente notable, que lo he escrito aquí y no entiendo nada". El Presidente no sabe qué escribe, pero sabe qué hace para cumplir con lo que otros le escriben. El Presidente no entiende su letra, pero sigue el dictado de otros al pie de la letra. Para comprender la importancia de la lectoescritura presidencial, prescindamos de la psicolingüística, con teorías que podrían herir la sensibilidad conservadora, y del constructivismo, de capa caída por la caída de la construcción. Acudamos a los enfoques socio-culturales, como hacen, para quedar bien, hasta los neoliberales. Partamos de la importancia de las interacciones sociales, ya que también el potencial presidente conservador está sujeto a aprender según esté codificada la información significativa en su contexto social, la escritura y la lectura a las que se expone en el ambiente de su familia acomodada. Sabemos que tal exposición informal no garantiza que el potencial presidente conservador aprenda a leer y escribir bien, pero es útil cuando los bien pagados asesores de su entorno se molestan en explorar y explotar las vivencias previas en dicho contexto, completándolas con la lectura regular. Tengamos en cuenta que el potencial presidente conservador, según la teoría de los espacios vacíos, no avanza más allá de lo que ya sabe, si no interacciona con otros pares y parias que han desarrollado otros saberes. No obstante, resulta complejo avanzar cuando se cruzan, entre el pensamiento y la mano, entre la mente y la letra, los conceptos de espacio vacío y conjunto vacío.

A lo hecho, pecho

domingo, 10 de febrero de 2013

Foto: Ellen Von Unwerth
Los alemanes aparentan no sufrir la crisis económica, para trasladar a los demás la imagen de que no tienen problemas, para que los demás continúen confiando en ellos, para que vean en ellos a los modélicos ejecutores de la igualitaria socialdemocracia europea, para que apliquen, sin sentimiento de culpabilidad, el modelo neoliberal de exterminio de lo público. Nada de exterminios, arios o nazis. La historia avanza. A lo hecho, pecho. Por cierto, a los soldados del Wachbataillon del Ministerio de Defensa en Berlín les crecían desmesuradamente los pechos izquierdos, sólo los izquierdos. Ante un problema de tal calibre, las autoridades alemanas encargaron un exhaustivo estudio médico, llevado a cabo durante un sexenio, utilizando como cobayas a cientos de soldados con desequilibrio pectoral, hasta que descubrieron que las tetas izquierdas de los soldados del Wachbataillon crecían desmesuradamente "por el impacto mecánico del fusil contra el lado izquierdo del cuerpo cuando se ejercitaban". Descubierta la causa, resuelto el problema: cambio de ejercicio y cirugía. El Wachbataillon sigue siendo un cuerpo de elite y sus soldados siguen teniendo un cuerpo de elite. Problema y solución propios de un país desarrollado y modélico como Alemania. Por cierto, están las redes alemanas que echan un humo por otro problema de pechos. Reiner Brüderle, veterano político, jefe del grupo parlamentario liberal, se permitió la libertad liberal de aludir al voluminoso tamaño de los pechos de Laura Himmelreich, joven periodista, sugiriendo que "con ellos podría rellenar el traje tradicional bávaro". Humillación, acoso, sexismo. A lo hecho, pecho. El liberal bromeaba: "los políticos también sucumben ante las periodistas". Broma machista, reacción feminista. Problema y solución propios de un país desarrollado y modélico como Alemania. Por cierto, no todos los alemanes ven las tetas como un problema; muchos alemanes ven las tetas como una solución, sobre todo a partir del exhaustivo estudio médico llevado a cabo por la doctora Karen Weatherby, durante un sexenio, utilizando como cobayas a cientos de pacientes masculinos de hospitales de Frankfurt, a los que mostraba imágenes de pares de tetas unos diez minutos al día. Según las conclusiones de la doctora, publicadas en el New England Journal of Medicine, ver tetas excita, aumenta el ritmo del corazón, mejora el riego sanguíneo, mejora la presión arterial, reduce el riesgo de problema cardiovascular e incrementa la esperanza de vida en cinco años. A lo hecho, pecho. Problema y solución propios de un país desarrollado y modélico como Alemania. Decía Einstein que "la formulación del problema es más importante que la solución". Claro que Einstein era alemán… pero judío.

Cuando los periódicos vivan de vender periódicos

sábado, 9 de febrero de 2013

Foto: Emre Guven
Cuando los periódicos vivan de vender periódicos, podrán exigir a las demás empresas, sobre todo a las públicas, códigos de buenas prácticas. Mientras los periódicos sean empresas privadas subvencionadas con fondos públicos, de manera directa o indirecta, no pueden mostrarse a diario como modelos de ética empresarial. La ética editorial brilla por su ausencia. La independencia editorial no brilla, chispea. En el Parlamento español se tramita una Ley de Transparencia, después de cuatro décadas de democracia. ¿Seguirá protegida la monarquía? El gobierno conservador ha modificado la fórmula para elegir a los dirigentes de la Corporación de RTVE a su imagen y semejanza. El gobierno conservador ha relevado a los profesionales de la información en los medios de comunicación públicos colocando a otros a su imagen y semejanza. El gobierno conservador ha instaurado las ruedas de prensa sin preguntas, sin que los jefes de los profesionales de la pregunta hubiesen reaccionado con contundencia, ordenando el boicot a tales escenografías propias de regímenes dictatoriales. Algunos periódicos han destacado que España haya subido unos puestos en el ranking mundial de libertad de prensa en el último año. Reporteros Sin Fronteras ha denunciado el retroceso de la libertad de prensa en España en el último año. Decía Arthur Miller que "un buen periódico es una nación hablándose a sí misma". Cuando los periódicos vivan de vender periódicos…

Un perrito demostrará

jueves, 7 de febrero de 2013

Foto: Anoush & Aimée
Un perrito demostrará si el tesorero del PP robaba para el PP y pagaba sobresueldos a los del PP. Un perrito oliscará y olisqueará documentos para demostrar si la caligrafía del tesorero es prueba de un tesoro para dirigentes del PP y empresarios vinculados al PP. Un perrito levantará su patita junto a la "pata" de Don Mariano para demostrar si el más alto, el más alto cargo del PP, metió la pata al aceptar sobres y sobres con sobresueldos y sobresueldos. Un perrito, azuzado por un fiscal anti-corrupción, husmeará y meará hasta dar con la contabilidad B del PP, con el dinero negro negruzco, con las donaciones anónimas nominales y con los chorizos olorosos, objetivo final del perrito. Sorprendido por la confianza de la justicia en las dotes del perrito, releo la noticia. Disculpas: decía "un perito", no "un perrito". Deben comprender que mi formación arrastra las deficiencias propias de tantas leyes de educación socialistas, desde los años ochenta del siglo pasado, que ahora van a ser corregidas de un plumazo por el ministro sabio. A partir de ahora, ningún niño español confundirá un perito caligráfico con un perrito casi mágico… Ningún niño español de familia bien. Es que, como Woody Allen, "de pequeño quise tener un perro, pero mis padres eran tan pobres que sólo pudieron comprarme una hormiga".

La mujer tridimensional

martes, 5 de febrero de 2013

Foto: George Pitts
Muchas mujeres piensan que están más gordas de lo normal, pero muchas otras están más gordas de lo que piensan. Nick Trefethen, investigador de la Universidad de Oxford, advierte que "el índice de masa corporal que muchos, incluido el Servicio Nacional de Salud, utilizan para evaluar la obesidad es una medida extraña; aunque vivimos en un mundo en tres dimensiones, el índice de masa corporal se calcula como el peso dividido por la altura al cuadrado". Ese índice fue propuesto por Quetelet en 1840, cuando había problemas de hambre, no de obesidad, y cuando había lápices, no ordenadores. Sin embargo, además del peso y la altura, el índice tiene en cuenta  la edad y el sexo (no la frecuencia, sino el género). Hasta la Organización Mundial de la Salud utiliza ese índice para medir el estado nutricional de las mujeres, clasificándolas en: infra-pesadas, delgadas severas, delgadas moderadas, delgadas no pronunciadas, normales, sobre-pesadas, pre-obesas, obesas de tipo I, obesas de tipo II y obesas de tipo III. Para no disgustar a las feministas, la OMS también utiliza el IMC con los hombres. Mientras se perfecciona la fórmula, hoy hay aparatos para medir la proporción de músculo, agua y grasa de la mujer que se ve gorda tras calcular su IMC. Si el sencillo cálculo la lleva a un especialista, ya cumple su objetivo. Si se ve presionada por estereotipos de pasarela, se siente culpable de su gordura. Si lee un estudio de investigadores de la Universidad de Westminster, comprueba que los hombres más estresados prefieren las gordas a las flacas. Siendo que cada vez hay más hombres estresados, sobre todo en países con gobiernos conservadores (desempleados, desahuciados, desatendidos…), la mujer tridimensional será cada vez más apreciada y estará cada vez más valorada… ¿Matemática, Geometría, Economía, Estupidez?

Mantener la calma

domingo, 3 de febrero de 2013

Foto: Petr Weigl
Calma, unas cañas, España va bien. El gobierno conservador conserva. La banca, aparentemente, sigue la pauta que marca el gobierno. El ciudadano, aparentemente, sigue la pauta que marca el gobierno. El gobierno pide a la banca que deje de robar y haga fluir el crédito. El gobierno pide al ciudadano que mantenga la calma y haga crecer el consumo. Los métodos ya son cosa de cada cual. Las contradicciones ya son cosa del gobierno. Un ciudadano de Vigo (Galicia, España) madruga y atraca un banco nacionalizado a primera hora de la mañana, llevándose como botín menos de mil euros; hora y media después atraca otro banco autóctono, llevándose como botín menos de mil euros; un cuarto de hora después pide una caña y unas tapas en un bar de las inmediaciones; durante media hora incentiva el consumo local e intercambia opiniones con los vecinos sobre lo bien que lo está haciendo el gobierno; al poco tiempo es detenido por la Policía Nacional, que demuestra la eficacia de las fuerzas del orden público, recupera el exiguo botín, devuelve el dinero a la banca y devuelve al ciudadano a la cárcel, para que reflexione, no sobre las virtudes del gobierno, sino sobre su confusa percepción de los conceptos "hacer fluir el crédito", "mantener la calma", "activar el consumo" y "favorecer el desarrollo endógeno". Según Robin Hood, "quien roba a un ladrón, cien años de perdón". Pero… ¿quién es el ladrón? Calma, unas cañas, España va bien.

Castro y castro

sábado, 2 de febrero de 2013

Foto: Eduardo Peris
Galicia es tierra de castros. Los castros son pétreos, fortificados. Galicia es tierra de Castros en los apellidos. Los Castros son pétreos, herméticos. Los gallegos son tan tercos como los tópicos sobre los gallegos. Jean-Pierre Clerc, biógrafo de Fidel Castro, para destacar su firmeza y dureza, acude a un símil sobre sus orígenes galaicos: "tiene la cabeza tan dura como el granito de su tierra natal", porque Galicia es esa tierra donde "los hombres tienen la cabeza tan dura como el granito". Fidel Castro siempre ha sido altanero, arrebatado, arrogante, cabezota, correoso, empecinado, engreído, impenitente, incorregible, insolente, irreverente, machacón, obcecado, obstinado, orgulloso, pertinaz, petulante, porfiado, soberbio, testarudo, tozudo… terco como una mula parda de la zafra. Los gallegos son… rocosos. Ni Castro es gallego (nació en Birán, Holguín, Cuba). Ni los castros son de la Edad de Piedra (son de la Edad de Hierro). No es cuestión de ser pétreo, sino de saber qué piedras hay que desechar y qué piedras hay que aprovechar para poder construir y sobre todo para reconstruir. Consejo de Gabriela Mistral: "donde haya un árbol que plantar, plántalo tú; donde haya un error que enmendar, enmiéndalo tú; donde haya un esfuerzo que todos esquivan, hazlo tú; sé tú el que aparta la piedra del camino". Después, brinda con mojito o con queimada.

Cornúpetas y cibernautas

viernes, 1 de febrero de 2013

Foto: Matteo Bertolio
Decía Fernando Gracia, en El libro de los cuernos, que "el hombre es el único animal de este planeta al que le avergüenza llevar cuernos". Los que se rompen los cuernos cada día, ocupados denodadamente en trabajos cada vez más intensivos y peor pagados, corren más riesgo de que les pongan los cuernos. Decía un personaje de La Colmena, de Camilo José Cela, que "lo que dan ganas es de mandar todo al cuerno". Ante la magnitud del problema de que todo se vaya al cuerno, no cabe la excusa de que importa un cuerno el asunto de los cuernos. Importa, y mucho, sobre todo a los protagonistas. Hoy cualquier solución pasa por los emprendedores y las nuevas tecnologías. Mawuna Koutonin, empresario africano, ha inventado un software para descubrir las infidelidades entre las parejas. Haciendo uso de una aplicación informática, sin sentimiento de culpa, se descubre a cornúpetas y cornicidas, cruzando datos personales correspondientes a números de móviles y direcciones de correos electrónicos. La aplicación, de nombre onomatopéyico y burlesco: QOQORIQO, permite introducir datos de amantes o amadas, descubrir quiénes también lo han hecho, discutir en un foro abierto detalles de las cornupiscencias, colgar fotos delatoras, presentar tickets de comidas en restaurantes discretos, facturas de llamadas telefónicas, etcétera, etcétera. Según Mawuna Koutonin, "QOQORIQO es bastante simple; el sistema de búsqueda permite descubrir las infidelidades; la gente siempre deja pistas cuando queda o liga; éste es un instrumento que ayuda a la gente a descubrir la verdad". Aquello del Santo Evangelio según San Juan de que "conoceréis la verdad y la verdad os hará libres" siempre ha sido malinterpretado.