La felación, la fruición, la ficción

domingo, 24 de noviembre de 2013

Foto: Natacha Merritt
La felación, la fruición, la ficción… la farándula. Pilar Rubio, bella modelo, presentadora, actriz y novia de Sergio Ramos (futbolista del Real Madrid y de la Selección Española), ha denunciado ante la Policía Nacional el fotomontaje difundido por Twitter en el que ella aparece practicando una felación. Esa felación es una ficción porque no hay fruición. Para que haya fruición tiene que haber aceptación, aprobación, autorización. Para que haya fruición tiene que haber aquiescencia, concupiscencia, incontinencia. Para que haya fruición tiene que haber gana, goce, gusto. Para que haya fruición tiene que haber recreo, regocijo, refocilo. Si no hay beneplácito y placer, no hay fruición, no hay auténtica felación, por tanto, hay ficción. Hay confusión con la felación. Hay confusión con la asimilación de todo sexo oral con felación. Hay confusión entre felación e irrumación, según el movimiento rítmico sea femenino-capital o masculino-genital (en la antigua Roma la irrumación se consideraba una vejación, la felación no). Hay confusión entre felación para estimulación y felación para eyaculación. Donde hay confusión hay ficción; donde hay ficción hay imaginación; donde hay imaginación hay enajenación. Hace bien la famosa no sólo en denunciar al enajenado del fotomontaje, sino a cualquier otro enajenado que utilice su imagen de modo torticero en cualquier red social. Hace mal la famosa en permitir que se publique en la revista Hola su salida del prestigioso hospital de La Moraleja, acompañada de su famoso novio, tras una de sus primeras revisiones ginecológicas desde que se ha quedado embarazada. La gestación fuera del matrimonio no acaba de estar bien vista en el país de la modernidad. La ostentación hospitalaria no acaba de estar bien vista en el país de la crisis. La ficción se admite, la fruición se cuestiona, la felación se niega. 

3 comentarios:

Felipe dijo...

La encargada lo hace sin cuerda ni cordón, a palo seco, bueno seco al principio.

estrella dijo...

Ni ficción, ni falacia, ni negación. Ni fingir, ni disimular, ni actuar.
Añadir fruición y fricción. Evitar adjetivos y explicaciones.
Me aburre la disertación teórica, que si oral, que si anal, que si cuchara, que si misionero,....
Hacer lo que me gusta sabiendo que gusta y dejarme hacer lo que me gusta sabiendo que gusta.
Para todo lo demás.......
Bss
P.D. La irrumación como mero desahogo masculino es siempre una vejación, oral, anal, genital o verbal.

BEA dijo...

Felipe, Mancebo de la Homofelatio, ¿sabías que entre nosotras hay una de las mejores gheisas succionadoras del mundo?

Tus tres BB + B
(Belén, Bea + Berta)