Los polacos y la autodeterminación

jueves, 31 de octubre de 2013

Foto: Vlad Gansovsky
Opinión de los charnegos: los catalanes son polacos, es decir, partidarios irredentos de la autodeterminación. A partir de ahí: discusión, incomprensión, exasperación, desesperación. A partir de ahí: impaciencia, indiferencia, incompetencia, independencia. La esperanza defendible: integración federal deseable. La realidad previsible: fragmentación territorial inevitable. El derecho, el cohecho, el hecho y el desecho. Ania Lisewska, polaca con mucha autodeterminación, se ha propuesto tener sexo con 100.000 hombres a lo largo de su vida para batir el récord mundial de relaciones sexuales, mejor dicho, el récord mundial de relaciones sexuales con más hombres distintos (no se plantea, por el momento, relaciones lésbicas). Ania, que es muy polaca, no parece muy nacionalista, ya que "quiere tener sexo con los hombres de Polonia, de Europa y de todo el mundo, porque le encanta el sexo, la diversión y los hombres". Ania vive su autodeterminación de un modo psíquicamente relajado, aunque físicamente acelerado, por una cuestión de tiempo y número. Comenzó su maratón de sexo hace unos meses a través de Facebook, red social y sexual, como bien se sabe. Lleva unos cuantos cientos de seguidores, amigos interactivos, que han manifestado voluntariamente su derecho a decidir sobre la participación en la causa solidaria. Ania dedica a cada uno, de promedio, unos 20 minutos. Si lo hiciese continuadamente, admitiendo que le encanta la esencia y la secuencia de la experiencia, habría alcanzado su récord en unos 4 años; pero el maratón no es una prueba de velocidad, sino de resistencia, que le va a llevar unos 20 años. Ella es consciente de que comienza la causa como jovenzuela, con 21 añitos, y la va a terminar como mujer madura, con más de 40 años, después de copular con los hombres de una ciudad media europea o de un barrio de favelas de una gran ciudad tercermundista. Los motivos de este calendario pautado son dos. Primero: sólo acumula, atiende y despacha hombres durante los días de fin de semana. Se equivoca quien piense que dedica los otros días al trabajo o al descanso. El segundo motivo lo desvela. Segundo: dedica los otros días a su novio, un polaco con menos autodeterminación.

5 comentarios:

CALATRAVA dijo...

NUNCA ENTENDÍ BIEN SI ERA ESPAÑA LA QUE DABA POR CULO A CATALUÑA O CATALUÑA LA QUE DABA POR CULO A ESPAÑA PERO MIENTRAS HUBO VASELINA EL TEMA FUE MÁS O MENOS BIEN Y AHORA QUE NO HAY NI PARA JABÓN DEJAN DE QUERERSE PORQUE SEGURO QUE ES UN ASUNTO DE PELAS Y LA PELA ES LA PELA.

Bakunin dijo...

Es que los polacos son los más católicos de Europa.

estrella dijo...

Nunca sé si la autodeterminación es opinar solo de mi misma u opinar por mi misma de todo lo que me de la gana.
En cualquier caso, es bueno consensuar la autodeterminación con aquel o aquella dispuesto a autodeterminarte.
Es bueno tener una actitud colaboradora, por muy pasiva e inevitable que parezca la maniobra de autodeterminación, para beneficio de las partes determinantes.
Y es que en caso contrario se puede acabar autodeterrminado o autodeterminada pero sin terminar ni determinar, y para autodeterminarse una misma, sin mejorar el resultado final después del proceso de autodeterminación, ya voy terminando yo sola.
bss
P.D.....y el autodeterminador que se autodetermine, buen determinador será....

Felipe dijo...

La encargada de polaca chupóptera y a los demás que nos den por culo.

Berta dijo...

Felipe, Polaco de Polonia, qué no enteras, Contreras! Que nosotras hablamos catalán en la intimidad mejor que Aznar, que somos cosmopolitas, que al mismo tiempo te damos un masaje tailandés, comemos sushi, bailamos merengue colombiano, que te damos besitos en cinco idiomas, etc. etc.


Tus tres BBB
(Bea, Belén & Berta)