Hay que dormir

domingo, 20 de octubre de 2013

Foto: Jean François Jonvelle
Hay que dormir, porque el sueño es reparador y porque durante el sueño el cerebro elimina los pensamientos que son basura; no los pensamientos impuros, imprescindibles para soñar. Según Maiken Nedergaard, director del Centro de Neuromedicina Traslacional de la Universidad de Rochester (New York, USA), "el cerebro tiene diferentes estados funcionales cuando duerme y cuando se despierta; de hecho, la acción reparadora del sueño parece ser el resultado de la liquidación activa de los subproductos de la actividad neuronal que se acumulan durante la vigilia". No se refiere a subproductos bursátiles, ni a activos económicos tóxicos, sino a residuos que el cerebro elimina biológicamente. No se refiere al sistema capitalista, sino al sistema glymphatic, recientemente descubierto, como publica la revista Science, que todavía no está en manos de los especuladores. Antes, las crisis, económicas y neuronales, eran diferentes, porque la tecnología no permitía descubrir las causas. Ahora, las nuevas tecnologías, sobre todo las microscopías de dos fotones, permiten ver el cerebro en fases de sueño, sus vasos sanguíneos, sus bombas de líquido cefalorraquídeo, sus purgas de residuos hacia el sistema sanguíneo general y sus circulaciones hacia el hígado (de por sí castigado por otros residuos, alcohólicos por ejemplo). Dormir todavía es gratis, soñar no tanto. Ya decía Óscar Wilde que "la sociedad perdona a veces al criminal, pero no perdona nunca al soñador".

3 comentarios:

SILVERIO dijo...

No es lo mismo estar dormido que estar durmiendo, como no es lo mismo estar jodido que estar jodiendo.

Felipe dijo...

Un día la encargada se quedó dormida en el despacho del jefe después de su trabajito diario.

estrella dijo...

Siempre queremos soñar con aquello que nos hace sentir bien, recrearlo, rememorarlo.... Siempre queremos hacer realidad los sueños que nos hacen despertar bien. Sin embargo, también pasa que durmiendo revivimos cosas que querríamos olvidar y también pasa que hay pesadillas que se materializan, para nuestra desesperación. En cualquier caso, sólo nos salva saber distinguir bien sueño y vigilia. Esto parece una perogrullada, pero yo cada vez me encuentro con más gente que vive durmiendo y que sueña despierta, unos pesados!
Bss
P.D. Confieso que hay situaciones en las que confundo sueño y realidad, suele ser al despertar acompañada.