El desarrollo precoz

lunes, 26 de agosto de 2013

Foto: Andrew Lucas
En el país más desarrollado del mundo desarrollado el desarrollo precoz se impone al desarrollo sostenible. En Lapeer (Michigan, USA), a las seis de la mañana, un niño de seis años arranca el Ford Taurus familiar para acercarse a un restaurante chino a encargar comida china. Demasiado temprano incluso para los chinos. Mejor así, las calles desiertas y los chinos cerrados aún. El conductor precoz decide darse un garbeo para hacer tiempo antes de comprar comida rápida china, como marcan las pautas consumistas de un mundo tan desarrollado como globalizado. Pegado al volante, de puntillas sobre los pedales, ve más bien poco, da un par de golpes al vehículo y se lleva por delante una señal de tráfico. Cambia de opinión, se adapta a las circunstancias, y decide llevar el coche a un taller mecánico antes de devolverlo al garaje familiar. Algunos vecinos avisan a la Policía de que por la ciudad circula un coche fantasma. La Policía detiene al conductor precoz, al que no somete al control de alcoholemia, para no incrementar el déficit público, como marcan las pautas de austeridad neoliberal. Funciona la autoridad pública, falla la autoridad paterna. Avisado el padre de familia de que su Ford Taurus había sido detenido a cinco kilómetros de su casa y de que su hijo de seis años había sido detenido por conducción temeraria, elude su responsabilidad y admite que el sistema funciona, convencido de que el sueño profundo no es incompatible con el sueño americano. En los Grandes Lagos nació el Manufacturing Belt, el cinturón manufacturero de la industria norteamericana, corazón del desarrollismo industrial del mundo. Ahora en el entorno de los Grandes Lagos hay un Rust Belt, un cinturón oxidado, consecuencia del hundimiento del fordismo. Pero, con niños así, siempre habrá hombres hechos a sí mismos dispuestos a seguir el american way of life, aunque cada vez con más influencia china. El desarrollo es cada vez más precoz… y procaz.

5 comentarios:

Rita dijo...

Hay que tener clase también para ir a la compra.

Sonia dijo...

Ritita, pero si tú los que has tenido no son de desarrollo precoz, que son de eyaculación precoz.

Lulú dijo...

Mi hembra-macho quiera castigar a la chica del maletero golpeándola con su falo de goma. Mi hembra-macho es vigilante de seguridad titulada y ejerce en un club de alterne como portera.

SILVERIO dijo...

Sempre me pareceu moi amplio o maletero do Ford Taurus.

estrella dijo...

La diferencia entre ser procazmente precoz o precozmente procaz, es que se puede ser desvergonzado de forma temprana y mantenerse pateticamente en la adolescencia anacrónica o se puede mantener en la iniciación a la procacidad como forma de acercarse al atrevimiento libre de cargas anteriores.
En cualquier caso, hay que ajustar lo precoz, lo procaz, la edad, la circunstancia, las expectativas y las exigencias y, sobre todo, hay que aceptar que igual de mentira es el american way of life como los hombres hechos a si mismos.