Mascotas y más cosas

sábado, 13 de julio de 2013

Foto: Anoush & Aimee
Apague el televisor, desconecte la radio, cierre el periódico. Mire a su mascota, acaríciela sin parar, sáquela a pasear. La crisis y la vida se ven de otra manera. Los animales de compañía son las buenas compañías. Cuando alguien exclama: "¡Líbreme Dios de las malas compañías!", piensa, por este orden, en banqueros, tesoreros y rateros o, si tiene deformación profesional económica, en las malas compañías, anónimas o limitadas, nacionales o internacionales, que, con sus malas prácticas, han generado esta crisis mundial de confianza. Nueve de cada diez propietarios de perros confían en que sus mascotas nunca les abandonarían, aunque el Gobierno y todos los demás lo hiciesen. ¡Eso sí es confianza! El país tiene un problema de falta de confianza, sobre todo de falta de confianza en quienes lo dirigen, pero… ¿sería mejor colocar un mastín en la presidencia del Gobierno?, ¿sería mejor un galgo al frente de la Monarquía? Dudas metódicas, complejas, provocadas por la crisis y por el calor... Volvamos a la sencillez de las mascotas. El Observatorio de la Fundación Affinity, con la Cátedra de Animales y Salud del Departamento de Psiquiatría de la Universidad Autónoma de Barcelona, ha llevado a cabo un análisis de los vínculos entre propietarios y mascotas, cuyas conclusiones demuestran que las buenas compañías animales resultan básicas para conservar algo de bienestar ahora que las malas compañías se están cargando el Estado de Bienestar. Nueve de cada diez propietarios considera que su perro les da "seguridad y motivación", justo lo que promete y no da el Gobierno. Además, el perro les da "consuelo y afecto"; por eso, ocho de cada diez besan diariamente a su perro (no se tienen datos de cuantos españoles besan diariamente el retrato del presidente del Gobierno o del rey). Con la crisis de confianza, seis de cada diez propietarios confiesan que cuentan a sus perros cosas que no cuentan a nadie más (son pocos los perros que no guardan un secreto de su amo). Los perros son buenas compañías para adultos y niños. Ocho de cada diez adultos creen que su perro es el motivo por el que se levantan cada día, a pesar del Gobierno. Los adultos con perro van menos al médico, tienen menos triglicéridos, menos colesterol y menos tensión arterial; siendo menos afectados por los recortes del Gobierno. Ocho de cada diez niños prefiere jugar con su perro que quedarse absortos ante sus consolas; por otra parte, cuando se sienten tristes prefieren abrazar a su perro que pulsar botones o mirar pantallas. Ahora bien, los españoles son contradictorios por naturaleza. Aumentan las adopciones de perros a la par que aumentan los abandonos de perros. Con la crisis, unos buscan la confianza de un perro adoptado y otros abandonan a su perro por no poder mantenerlo. La mitad de los hogares españoles tienen mascota. Todos los hogares españoles tienen televisor. Nueve de cada diez españoles con mascota ven la tele acompañados de su mascota. Apague el televisor, mire a su perro, acarícielo sin parar, sáquelo a pasear. De momento los alemanes no han dicho que haya que pagar por pasear mascotas.

4 comentarios:

Lulú dijo...

Prefiero un perro dócil a un hombre sumiso.

Felipe dijo...

Una mascota no la chupa todos los días como una encargada fiel.

estrella dijo...

Las mascotas son un rollo, que si que te dan compañía y cariño y lealtad y todo eso, pero dependen de tí, de que las cuides, les des de comer y les procures bienestar. Es una relación asimétrica.
A mi ya me cuesta bastante el bienestar propio, y la lealtad y el cariño ese, un poco interesado, me aburren.
Como tampoco quiero que me cuiden, me protejan ni me defiendan, no me compensa en absoluto.
bss
P.D. Hay mascotas especialista en chantaje emocional.

BERTA dijo...

Felipe, Perrito Faldero, pero si tú debes ser el caniche más lameculillo de tu jefe, deja ya de quemar a la encargada, que chupa por obligación mientras que tú lames por placer, mascotilla más cotilla.

TUS TRES BBB
(BEA, BELÉN & BERTA)