Los polvos cósmicos y los agujeros negros

jueves, 27 de junio de 2013

Foto: Vlad Gansovsky
Sobre el polvo cósmico siempre se exagera. Sobre el polvo, en general, se exagera. Pero hay quien pretende transformar todo polvo normal en un polvo interplanetario o intergaláctico. Hay mucho fantasma interestelar que se considera a sí mismo experto en polvos cósmicos, cuando ni siquiera los límites, densidades y dimensiones de los meteoroides están bien definidos como para que se pueda hablar con propiedad de los polvos cósmicos. Para hablar de polvos cósmicos hay que saber de órbitas, agujeros negros, nebulosas, colisiones, discos circumestelares, estrellas jóvenes, planetas, exoplanetas, cometas, vientos solares, lluvias de meteoros, etcétera, etcétera. Al primero que se acerque presumiendo de polvos cósmicos hay que taparle la boca haciéndole ver las estrellas y haciéndole ver que ahora se sabe que los agujeros negros no sólo engullen vorazmente todo el polvo cósmico del entorno, es decir, no sólo son unos tragaldabas, sino que expulsan, vomitan, parte del polvo cósmico al exterior en forma de vientos fríos. No es cuestión de opinión de fantasmas contrarrestando a otros fantasmas; es cuestión científica, demostrada por el Very Large Telescope del Observatorio Europeo del Sur, ubicado muy al sur de Europa, concretamente en el cerro del Paranal (Chile). Es cuestión científica, publicada en la revista Astrophysical Journal, que "pone en jaque las actuales teorías y revela cómo evolucionan e interactúan con su entorno los agujeros negros". Cada galaxia tiene su agujero negro. Cada economía nacional tiene su agujero negro. Hay que investigar más sobre los agujeros negros para poder hablar de polvos cósmicos. Cuesta comprender que los agujeros negros crezcan engullendo materia y polvo cósmico de su entorno a la vez que generan gran energía en los núcleos de galaxias activos, a modo de centrales energéticas rodeadas por anillos de polvos cósmicos. El problema está en que no todos los polvos cósmicos son calientes; también los hay fríos, encima y debajo. Como advierte la astrofísica Almudena Prieto, "el polvo cósmico que esperábamos encontrar alrededor de este agujero negro, del cual se alimenta ferozmente, no parece estar destinado por entero a este fin; vemos mucho polvo que está localizado en la misma dirección en la que sale la radiación". Lo único claro es que no todos los polvos son iguales, ni todos los polvos son cósmicos. Tan absurdo es presumir de polvos cósmicos como negar la existencia de agujeros negros.

5 comentarios:

SILVERIO dijo...

LOS POLVOS CÓSMICOS ??????????????

ME MOLA PARA MI GRUPO DE ROCK

PUEDO USAR EL NOMBRE ????????????

Sonia dijo...

Solo son polvos cósmicos los que se echan a la luz de la luna, con un manto de estrellas a su alrededor.

estrella dijo...

Hay polvos cósmicos, polvos intergalácticos, polvos sobrenaturales, polvos aburridos, polvos cotidianos, polvos conocidos y polvos inesperados, polvos divertidos y polvos apasionantes, polvos esperados y retardados, polvos alucinantes y polvos familiares, polvos comunes y polvos propios......
En cualquier caso, el adjetivo al polvo solo se le puede adjudicar a posteriori, es decir, primero follemos y luego veremos como clasificar, si repetimos, si recordamos o si rememoramos.
Eso si, nunca arrepentirnos.
bss
P.D. Los agujeros negros se iluminan y son menos negros.

Felipe dijo...

El jefe sigue pidiéndole a la encargada que le chupe la varita de los polvos mágicos.

BERTA dijo...

Felipe, Cosmonauta, ya te diremos dónde nos vamos de vacaciones, aunque suponemos que preferirás una playa de ambiente como siempre.


Tus tres BBB
(Bea, Belén & Berta)